Diversas hipótesis contagian caso del patrullero desaparecido

Por Publimetro Colombia

La extraña desaparición del patrullero de la Policía, Jairo Díaz Vergara, que se produjo mientras atendía una situación en Villa Nidia, localidad de Usaquén, ha suscitado diversas hipótesis como la de que no cayó a un barranco sino que fue secuestrado.
 
En la búsqueda del uniformado, que ya completó más de 50 horas, han participado hombres de diferentes divisiones de la Policía, como la Sijín, el GOES, y Búsqueda y Rescate, junto a caninos, Policía Militar, Defensa Civil y Bomberos sin obtener resultados alentadores.
 
Una fuente que pidió reserva de su identidad, le dijo a PUBLIMETRO que “lo que pasaba es que el chaleco que encontraron, no lo encontraron donde supuestamente se bajaron ellos (grupo de policías con quienes estaba Díaz),sino que lo encontraron en un lugar más abajo. Cuando fueron a buscar al patrullero, lo hizo gente de (la Policía) Vigilancia de Usaquén y no encontraron nada. Pero cuando volvieron a mandar a los de la (Policía) Fuerza Disponible a buscar al patrullero, mucho más abajo, encontraron el chaleco. O sea, ese chaleco lo encontraron y lo tiraron en otro lado”.
 
Díaz Vergara había sido asignado a ese cuadrante hacía menos de diez días. De acuerdo con la fuente, “el patrullero iba a recibir o debía recibir un estímulo por haber incautado una gran cantidad de marihuana en un operativo con Los Deltas (grupo de operaciones especiales de la Policía), pero ahí fue cuando lo trasladaron a la localidad de Usaquén”.
 
Según esa información, se especula que el uniformado fue delatado por sus propios compañeros a una banda que supuestamente lo secuestró. Mientras tanto se espera una prueba de polígrafo que se le practica a los otros policías que estuvieron con Díaz: “Unos dicen que entraron los cuatro a atender el caso. Y los otros dicen que entraron ellos dos solos y las patrulleras se quedaron cuidando las motos”, relató la fuente.
 
Este martes se sumaron a la búsqueda los familiares del patrullero, quienes han estado recorriendo a pie la zona por donde desapareció el policía, con el fin de dar con el paradero de su ser querido.
 
“El pensamiento mío es que lo tienen escondido en una cañada de esas, en una casa de esas. Secuestrado. Cuando a uno lo cogen y lo privan de la libertad es porque está secuestrado”, expresó Jairo Antonio Díaz, padre del patrullero desaparecido.
 
El papá del uniformado dijo también que con toda esa labor de búsqueda que se ha llevado a cabo para encontrar a Jairo, es imposible que esté muerto en el lugar y manifestó su queja del porqué mandan tan pocas unidades a esas zonas tan peligrosas.
 
“Esto está lleno de casas y de malévolos. No sé por qué mandan a un solo policía a estas ‘ollas’ tan feas, tan horribles por aquí”, dijo consternado y luego de viajar desde Manizales para encontrar a su hijo.
 
Del caso quedan varias preguntas y las ratifica la fuente: “¿Por qué precisamente tenía que perderse él y no un antiguo de la Vigilancia? ¿Por qué no cogieron a una mujer si supuestamente entraron los cuatro? ¿Quién es másvulnerable? ¡Las mujeres! Pero si supuestamente entraron los cuatro, ¿Por qué lo cogieron a él justamente? Y ¿Por qué en menos de tres minutos no se dieron cuenta que ya no  estaba?”.

Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo