Rachid Gannouchi: Burka: decisión femenina

Por Publimetro Colombia

Un año después de la Primavera Árabe derrocara a su primer dictador, METRO habló con el ‘padrino’ del Nuevo Medio Oriente Islámico en el cuartel general de Ennahda, en Túnez.

Rachid Gannouchi, cuyo partido Ennahda ganó las primeras elecciones libres en Túnez el pasado noviembre, hizo que el mundo enfocara su atención en el Medio Oriente posterior a la Primavera Árabe. Después de que estuvo en prisión y fue forzado al exilio por el presidente Ben Ali, Ghannouchi retornó triunfalmente durante la Primavera Árabe. El gobierno islámico en Túnez gana cada vez más adeptos, los islamistas ganaron recientemente las elecciones en Egipto.

Gannouchi, autor y erudito, fue escogido para permanecer como líder del partido mientras que su compañero Hamadi Jebali, miembro de Ennahda, fue elegido primer ministro. Pero él es quien tiene el poder central en el país.

El partido Ennahda fue prohibido durante el mandato de Ben Ali. ¿Esperaba usted que los tunecinos votaran por su partido durante las elecciones?

Siempre esperé que nuestro partido ganara las elecciones desde que colapsó la dictadura. Nosotros ganamos la mayoría en 1989, pero el régimen falsificó los resultados y decidió eliminar a nuestro movimiento. Nada podría convencerme de que las personas en Túnez hayan cambiado de opinión a la hora de votar.

¿Cómo piensa que será el desarrollo del Medio Oriente después de la Primavera Árabe?

Estoy muy orgulloso por el hecho de que en Túnez haya empezado la Primavera Árabe. En un año hemos visto cinco revoluciones y la mayoría triunfaron. Esta ola de rebeliones se extenderán e influirán a todas las naciones árabes y musulmanas, incluso podrían influir en el resto del mundo. El mundo musulmán será dirigido por el movimiento islámico, específicamente por los partidos moderados. Estos partidos están en contra del extremismo y el terrorismo.

¿Occidente sentirá los efectos de la Primavera Árabe?

Por supuesto. La Primavera Árabe ha enseñado a las personas una nueva percepción del Islam. Antes estaba vinculado con el terrorismo. Ahora está vinculado con la revolución, la democracia, los derechos humanos y la justicia.

 ¿Las personas han entendido mal el islamismo?

Pienso que el mundo ha descubierto que el islamismo va mano a mano con la modernidad y los derechos humanos. En las elecciones en Túnez, Marruecos y Egipto, los islamistas moderados ganaron la mayoría de los votos.  Sin embargo, algunas personas siguen estancadas en sus antiguas visiones del Islamismo. Muchos periódicos y estaciones de televisión siguen difundiendo la idea de que el Islam es una amenaza para la democracia, los derechos humanos y la modernidad. Pero en su momento convenceremos a esas personas también.

¿Cómo ve el desarrollo de la situación en Egipto?

El partido de los Hermanos Musulmanes ganó en la última fase de las elecciones parlamentarias, y estoy seguro que los militares cederán parte de su poder a un gobierno civil. La política en Egipto es más compleja que en Túnez, porque tienen unas fuerzas armadas con mucho poder y una gran cantidad de minorías. Pero no tengo duda que el pueblo egipcio logrará triunfar en sustituir el régimen dictatorial por uno democrático. Estoy seguro que el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas (SCAF) no se arriesgará a un derramamiento de sangre.

¿Cómo planea enfrentarse al extremismo entre los musulmanes?

El extremismo y el terrorismo son verdaderas amenazas para el Islam y los musulmanes. La mayoría de personas asesinadas por extremistas musulmanes son musulmanes. Piense en Irak, Egipto, Indonesia y Algeria. Ser percibidos como una religión extremista es un peligro para el Islam como tal.

¿Cómo pueden asegurarse de que los jóvenes no sean atraídos por redes extremistas?

El terrorismo es el fruto de las dictaduras. Por ejemplo, las semillas del terrorismo egipcio surgieron de los encarcelamientos de Mubarak. Una vez la democracia sea establecida no veremos estos extraños fenómenos en el Islam.

Algunos analistas se preocupan de que en su gobierno se limiten los derechos femeninos, incluso el derecho al divorcio. ¿Qué piensa de esto?

Mi partido no cambiará los derechos que las mujeres tienen en la leyes de Túnez. Dios nos creó hombres y mujeres, somos iguales. En las elecciones parlamentarias, 42 de las mujeres electas son de mi partido. La mayoría de las mujeres tunecinas aceptan nuestras visiones del Islam. ¿Deben usar burka o no? Es decisión de las mujeres, es como la decisión entre qué quieren comer o tomar. El estado no tiene ninguna razón para intervenir.

Elisabeth BRAW. MWN

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo