Estilo de Vida

Amalia Abad: el valor de la moda amigable con el planeta

La marca de la diseñadora paisa, Malai, se unió a Bronzini para crear prendas versátiles inspiradas en el equilibrio de la vida.

Amalia Abad

La industria de la moda basada en la cultura del ‘comprar y tirar’ de forma continua, está causando un fuerte impacto ambiental por la gran cantidad de recursos y materias primas que necesita esta dinámica de consumo y confección.

Para fabricar una prenda, la moda sostenible esta apostando por elecciones respetuosas con el medio ambiente y las personas garantizando un reparto de la riqueza más justo.

La firma Malai es una de ellas, se trata de la diseñadora Amalia Abad, una colombiana nacida en Medellín. Ella estudió diseño de vestuario en la Universidad Bolivariana de su ciudad y su tienda de moda funciona desde hace algunos años allí también.

Amalia se ha dedicado al diseño de vestidos de baño y algunos complementos de moda, por eso en esta oportunidad decidió explorar otra categoría y soñó con una colección de ropa deportiva y para estar en casa, su sueño se materializó al hacer una alianza con Bronzini con quienes crearon prendas en las que incluso crearon prendas reversibles.

Hablamos con Amalia Abad sobre este trabajo y la forma en la que se está haciendo moda de forma más consciente.

¿Cuál es el principal problema que se encuentra un diseñador cuando decide crear sus colecciones bajo las premisas de una moda sostenible y ecológica?
Se encuentra con muchas cosas y por eso es importante investigar, no tragar entero, informarse. Una de ellas son personas inescrupulosas que llegan a vender telas ecológicas o con procesos que llaman sostenibles pero que al ver la trazabilidad son traídos de China y se desconoce quién los realizó, un factor importante porque también debemos saber bajo qué condiciones y quiénes hicieron nuestras telas, por poner un ejemplo.

¿Es más costoso crear este tipo de prendas? 
En algunos casos los insumos pueden ser más costosos en precio, lo que incrementará el valor final de una prenda. Sin embargo, la relación costo beneficio de un producto amigable con el medioambiente siempre será mucho más favorecedor para todos. En Malai trabajamos mucha conciencia, y por eso buscamos procesos ecológicos reales.
Con Bronzini por ejemplo, supimos que con su empresa textil Didetexco trabajan generando empleo a manos colombianas, la gran mayoría madres cabeza de familia.

¿Cómo sabe el consumidor que está comprando realmente moda sostenible y prendas ecológicas? 
La invitación a informarse también es para todos como consumidores. Debemos investigar, no solo dejarnos llevar por modas o por mercadeo, sino conocer quién hizo nuestras prendas y realmente por qué razón son amigables con el planeta.

Creo que luego de una pandemia, lo más consciente y nuestra mayor apuesta, es por comprar moda nacional, por comprar colombiano.

La moda sostenible y ecológica es todavía algo minoritario por desgracia ¿cree que llegará el momento en el que la industria de la moda cambie totalmente en este sentido?
Sí, yo creo que se nos prendió el bombillo, y aunque no es inmediato, sí es una tendencia que cada vez toma más fuerza desde varios frentes. Por ejemplo, ya casi todo en la estampación es digital, la reglamentación para las empresas de confección, hay un asunto importante donde se debe hacer un tratamiento del agua, y eso nos va llevando poco a poco a que la moda sea vaya tomando un mejor camino.

Siento que la moda es maravillosa, que es un sector con un potencial donde se puede aprovechar también este discurso de la moda para ser más conscientes, más humanos, y por fin conectarnos realmente con la naturaleza.

Háblenos sobre su última colección, ¿cómo llegó la propuesta?

Nos encanta trabajar con marcas aliadas, más aún si son colombianas. Creo, ahora más que nunca, que todos somos uno, la unión entre marcas hace la fuerza. Con la misma idea recibimos la invitación de Bronzini, quienes nos buscaron para mostrarle al país el talento, el potencial y la pasión que existe en nuestra industria e invitar a las personas a que apoyemos nuestra marca País.

Con esa invitación a trabajar juntos empezamos en medio de una pandemia y del paro nacional, logrando reunirnos y llegar a acuerdos como tener dos líneas protagonistas: una de ropa deportiva y otra de ropa para el descanso donde la versatilidad sería la protagonista logrando productos hermosos de los que estamos muy complacidas.

¿Qué tipo de telas y estampados fueron trabajados?
La colección está inspirada justamente en la búsqueda del equilibrio de la vida a partir de los cuatro elementos de la naturaleza: tierra, aire, agua y fuego.

En la línea de ropa para el descanso nos enfocamos en cuatro grupos de estampados: las flores, el jaguar, el animal print y los astros; dando como resultado prendas como camisas manga larga, cortas y de tiras, que se pueden combinar con pantalones o shorts, dependiendo de la ocasión de uso y el clima.

La ropa deportiva también está motivada en el equilibrio por medio de la necesidad de moverse y conectarse con la naturaleza, dando como resultado prendas para moverse, hacer ejercicio, yoga, pilates, o cualquier actividad que permita una conexión interior con prendas reversibles.

En ambas líneas elegimos telas frescas y cómodas que durarán en el tiempo por su calidad y su atemporalidad, para invitar a las personas a consumir menos y mejor. Además, buscamos aliados que trabajen con procesos responsables con el medioambiente; por ejemplo, la mayoría de las telas de las prendas deportivas están hechas con procesos ecológicos y tienen tecnología de secado rápido.

¿Cuáles son los principios bajo los que Malai crea sus prendas?

Ponemos nuestra mejor energía en cada detalle, por eso nuestras clientes se sientes tan bien cuando usan Malai. Queríamos transmitir esto mismo en la alianza en la que logramos crear prendas versátiles, con siluetas cómodas, que dieran la sensación de ser una segunda piel. Son productos que no sólo se adaptan a la personalidad de muchas mujeres, sino también momentos de uso distintos.

Además, son prendas hechas con conciencia, que duran en el tiempo.

Tags

Lo Último


Te recomendamos