Buddy Valastro saca su lado más salvaje en un nuevo desafío pastelero

Hablamos con el pastelero más famoso del mundo y nos contó sobre su nueva temporada haciendo pasteles en televisión.

Por Mónica Garzón Ramírez

Buddy Valastro es uno de los pasteleros más conocidos del mundo, gracias a sus obras de arte culinarias este repostero se ha convertido en una estrella de la televisión gracias a los realities ‘con Discovery Home & Health.

Y es que precisamente estrena la segunda temporada de Buddy vs. Duff el 13 octubre junto su rival de trabajo, Duff Goldman. Allí competirán cabeza a cabeza en la segunda ronda de la batalla de pastelería más increíble de todos los tiempos: Buddy vs. Duff.

Las esposas de los queridos pasteleros, Lisa Valastro y Johnna Goldman, les darán su apoyo mientras intentan salir airosos de los distintos desafíos en los que se pondrá a prueba cada aspecto de lo que hace a la esencia de un auténtico artista de la pastelería.

Hablamos con Buddy y nos contó algunos de los secretos que lo han llevado a mantener esa dulce imagen y a descubrir su lado más competitivo.

¿Cuál de las tareas que ha realizado junto con Duff fue la más difícil de resolver y por qué?

Quiero decir, esta temporada de Buddy vs Duff, los pasteles pasaron a otro nivel. El formato de este año del programa no se trataba de respaldar competencias, eran estrictamente pasteles, quién puede hacer los pasteles más grandes. Y creo que los dos nos empujamos el uno al otro al borde de la locura del pastel, si pudiera decirlo. Ambos hicimos unos pasteles increíbles.

Creo que los espectadores de este año quedarán impresionados por lo que pudimos hacer. Entonces, si tuviera que decir el pastel más difícil de este año, para mí mentalmente, fue el carrusel de pastel, es lo suficientemente grande para que los jueces lo monten.

¿Para cuántas personas fue diseñado ese pastel?

Los pasteles de esta temporada podrían haber alimentado a miles de personas. Creo que a lo largo de los ocho pasteles que hicimos, creo que seis de ellos me obligaron a usar una carretilla elevadora para subir y bajar del carro.

¿Qué desafíos podrá ver la audiencia en esta temporada?

Creo que se van a dar cuenta de cuánto implica esto. Estos pasteles, como dije, están a otro nivel. Cada pastel eran un par de toneladas, y probablemente fueron el mejor trabajo que él o yo hicimos. Y creo que la audiencia se va a sorprender con lo que hicimos. Duff y yo nos respetamos enormemente. Creo que siempre lo hemos hecho y siempre lo haremos.

Además, Duff y yo nos hemos acercado mucho más durante esta segunda temporada debido al hecho de que ambos estábamos haciendo cosas que eran tan increíbles, en secreto nos apoyábamos mutuamente.

¿Cuál fue el desafío que lo hizo más feliz esta temporada?

Hicimos un dinosaurio y una ballena, y esos pasteles fueron bastante fantásticos.

¿Existe realmente un animal o un objeto que tema hacer?

Ninguno en particular. Es solo una cuestión de adoptar el enfoque de pensar y preguntarme: ¿cuál es?, el tema o el desafío, y luego descubrir la mejor manera de ponerlo en mi mundo, y en mi cerebro, finalmente lo convierto en un pastel. Y es preguntarme ¿es un pastel serio?, ¿es divertido?, ¿es un bonito pastel?, ¿hay efectos especiales?. Soy un niño de corazón, me puse mi gorro de niño por un segundo y solo sueño. Y sueño, y creo que todo es posible, y eso lo aplico a mis pasteles.

¿Duff y usted se hicieron amigos durante el transcurso de la filmación del programa?

Durante toda la competencia, me sentí mirando sus pasteles cuando estábamos siendo juzgados. Y cuando los jueces lo criticaban, y si pensaba que eran injustos, quería decirles, vamos chicos, eso no está bien. Lo estaba apoyando. Siendo realistas, esa es la verdad. Y creo que él sintió lo mismo.

Entonces, esta temporada para mí fue menos sobre ganar o perder. Se trataba de dos panaderos increíbles que hacían los mejores pasteles que nadie había visto. Y, por supuesto, sí, quieres ganar. Pero se volvió realmente secundario para mí. Creo que mi relación con Duff y lo que logramos este año significa más para mí que ganar.

¿Qué pueden esperar los espectadores que sea diferente en la segunda temporada?

Bueno, es gracioso que lo hayas preguntado, porque durante la primera temporada, Duff y yo nos hicimos amigos. Realmente, lo creas o no, no nos conocíamos personalmente antes de la primera temporada. Por supuesto, nos conocíamos, pero nunca salíamos juntos. Y la primera temporada fue una forma de saber realmente quiénes éramos y cosas así.

Nos hicimos muy buenos amigos en la primera temporada, pero creo que en la segunda temporada se amplificó. Y puedo decirles que Duff me empujó al borde de la locura del pastel, y estoy seguro de que lo empujé, de una manera en que sacamos lo mejor del otro.

Loading...
Revisa el siguiente artículo