¡Hablar puede salvar vidas! Así puedes actuar si descubres que alguien sufre de depresión

Conocer los síntomas, analizar comportamientos y brindar la ayuda adecuada permitirá que disminuyan los altos índices de muertes por este problema en el mundo entero.

Por Publimetro

El suicidio es un fenómeno que afecta a miles de jóvenes, adultos e incluso niños en el mundo y sus cifras van en aumento. Según la Organización Mundial para la Salud, cerca de 3.000 personas se quitan la vida cada día y si ese número parece alarmante, es aún peor que otras 60.000 intenten hacerlo, pero no lo logren.

Las tasas de suicidio han crecido un 60% en los últimos 50 años y aunque este incremento ocasione la tercera causa de muerte entre los 15 y 24 años a nivel mundial, cada vez más afecta a personas de todas las edades. En Colombia, niños han acabado con su vida de manera voluntaria, como lo revela un estudio del Instituto Nacional de Medicina Legal, el cual asegura que, desde enero hasta julio de 2019, se presentaron 165 suicidios en menores de 17 años, de los cuales 101 tenían entre 15 y 17, 62 entre 10 y 14 y dos de cinco a nueve años.

La OMS reveló este año que aproximadamente cada 40 segundos una persona se quita la vida en el mundo y que una de las principales causas del suicidio es la depresión, cuyo diagnóstico puede ir ligado a problemas personales, familiares o económicos, pérdida de placer en las actividades de la vida cotidiana o, en otros casos, estar incluso asociado a complicaciones de salud.

Pese a que las cifras apunten a algunos rangos de edad, lo cierto es que la depresión afecta a cualquier persona sin importar el sexo, cultura, religión, actividad socioeconómica, etc., es tan común que incluso pueden padecerla quienes nos rodean y llega a pasar desapercibida si no conocemos sus síntomas. Es por esto que, el primer paso es saber por qué ocurre.

Analiza tu círculo social y familiar

Los cambios repentinos de comportamiento son alarmas que merecen gran atención. Según la psicóloga Jeimmy Quevedo, los síntomas más asociados a la depresión son físicos y emocionales, pero fáciles de detectar y se puede actuar a tiempo una vez se encuentre evidencia de estos.

La minusvalía, el llanto repentino, la falta de interés en actividades cotidianas, la pérdida de peso de un momento a otro, los problemas de insomnio o el dormir mucho, los cambios en la ingesta de alimentos, consumir constantemente alcohol y drogas, tener pensamientos suicidas o sentimientos de culpa, son algunas de las causas que la profesional nombra como primordiales de esta enfermedad. Las rutinas se vuelven cambiantes y aunque pueda existir una confusión con la pereza, la realidad es que la depresión genera que en las mañanas sea difícil levantarse y aumenta el deseo de no salir de la casa.

El comportamiento suicida va desde la ideación, pasando por las amenazas, gestos e intentos, hasta la muerte voluntaria. La presencia de cualquiera de estos indicadores debe considerarse como de alto riesgo en el individuo.

Mete las manos al fuego por salvar una vida

Después de identificar los síntomas el siguiente paso es brindar ayuda, según indica la psicóloga, aunque la depresión es un problema de salud pública que requiere del acompañamiento de un experto, las personas que rodean a quien la padece pueden darle el impulso que necesita para encontrar la solución más oportuna.

Por fortuna, actualmente existen gran cantidad de campañas para prevenir el suicidio, como es el caso de Famisanar, quien no solo ha puesto a disposición sus profesionales para tratarlo, sino que también ha creado campañas como #HáblaloLaVidaValeLaPena, la cual invita a conocer este grave problema para evitarlo mediante acciones derivadas de la familia, amigos y especialistas de salud.

Si bien tratar este fenómeno requiere acompañamiento médico, muchas son las acciones que puede hacer un individuo cercano a quien lo enfrenta. La comunicación asertiva es clave en este proceso. Expertos aseguran que escuchar a alguien, sin interrumpirlo, ni mucho menos juzgarlo, ayudará a ganar confianza para continuar con el proceso, al igual que hacerle sentir que es totalmente entendible por lo que está pasando.

Explicarle que la depresión es una enfermedad y que mejora con tratamiento, le permitirá comprender que realmente necesita a un profesional y, por último, expresarle disposición a ayudarle a organizar citas médicas y asistir acompañado a terapias, seguramente lo guiarán hacia dar el paso que necesita para salir de su crisis.

Recuerda: ¡Brindar apoyo a tiempo puede salvar vidas!

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo