La historia detrás del primer Sex Shop del mundo

Una aviadora terminó siendo un relato anticipado de los logros que tendrían las mujeres en un futuro.

Por Publimetro Colombia

Los Sex Shop – o tiendas eróticas – no siempre existieron de la forma en que los conocemos. En algún momento a alguien se le ocurrió que sería buena idea lucrarse a partir de las necesidades sexuales de otras personas y ofrecer productos que satisficieran sus deseos. Ese alguien fue una mujer llamada Beate Uhse.

Beate Uhse fue una alemana que nació en 1919. Desde pequeña tuvo el sueño de volar, aunque para la época sonara inconcebible la idea de una mujer piloto. A pesar de los obstáculos, a sus 18 años pudo recibir su licencia de piloto.

Durante un tiempo trabajó realizando vuelos de acrobacias. Para ese entonces ya se había enamorado de su exinstructor de vuelo, Hans-Jürgen Uhse. A pesar de ello, rechazó varias veces su propuesta de matrimonio porque “ningún hombre sería capaz de cortarle las alas”.

Cuando finalmente aceptó la propuesta, la boda se vio pospuesta por el inicio de la Segunda Guerra Mundial. Debido a las condiciones, la piloto ya no podría hacer más vuelos de acrobacias, por lo que empezó a realizar vuelos de transporte a la Luftwaffe (la fuerza aérea alemana). Durante la guerra su esposo murió por un accidente aéreo.

Una vez derrotada Alemania, a Uhse se le prohibió volver a pilotar un avión. Buscando cómo ganarse la vida, comenzó a vender productos en el mercado negro y puerta en puerta. Así, escuchó las historias de muchas amas de casa que vivían con soldados traumatizados por la guerra y que tuvieron muchos embarazos no deseados en medio del desastre y la desesperación de la posguerra.

Conmovida por esto, Uhse trató de compartir los conocimientos en educación sexual que le confió su madre. De esta forma empezó a vender sus Schrift X, panfletos que enseñaban sobre el método ogino (que se basa en tomar en cuenta los días fértiles de la mujer). Se calcula que en dos años logró vender 32.000 copias. Ya que le empezaron a pedir consejos de erotismo y sexualidad, comenzó a vender condones y libros de ‘higiene marital’.

En 1962 abrió su primera ‘Tienda especializada en higiene marital’, centrada en artículos para la sexualidad, lo cual le permitió vivir muchas experiencias, esas mismas que solo una persona que trabaja en un Sex Shop puede contar. Sin embargo, ahora usted podrá conocerlas gracias a Gajes del Oficio, una serie de Pia Podcast, la plataforma líder de podcast en español que le permitirá escuchar e imaginar distintas situaciones que se viven en este tipo de lugares.

Y es que en su momento la idea fue tan exitosa que a lo largo del mundo se distribuyeron los Sex Shop, y los establecimientos de la marca Beate Ushe llegaron a todos los rincones de Europa. Inclusive, en 1996 logró abrir el Museo Erótico Beate Ushe en Berlín. Ushe murió en 2001 a la edad de 81 años.

Sin duda la vida de la primera dueña de Sex Shop de la historia es única en su especie. No obstante, actualmente la presencia de estos establecimientos sigue produciendo bochorno y enrojecimiento a más de un transeúnte que pasa frente a ellos. Si es así para una persona de a pie, las historias que tiene que contar alguien que trabaja allí pueden llegar a ser bastante interesantes. Recuerde, escuche aquí, en Gajes del Oficio algunas de las cosas que puede encontrar en un lugar como este. 

Psdta: ¿Se quiere ganar un viaje a Santa Marta? Entre aquí y vea cómo puede hacerlo por simplemente ser un escuchador de podcast profesional.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo