Paseos caninos, ¿qué se debe tener en cuenta?

Una tendencia para las mascotas que sigue en ascenso.

Por Ciudad de Mascotas

Tener una mascota se ha convertido en un pilar fundamental para la mayoría de las familias colombianas, elegir la mascota ideal, no es lo más complejo, las responsabilidades y cuidados que vienen con ella son los aspectos más relevantes a tener en cuenta, por ejemplo el tipo de alimento que se le va a suministrar, vacunación y desparasitación, lugar donde va a dormir, tiempo para jugar y pasear, entre otros temas.

Una mascota requiere un tiempo para su distracción, bien sea llevarlo al parque para que juegue o simplemente para dar un paseo e interactúe con otras mascotas y personas, este tiempo a veces no es fácil para todos los dueños poder brindárselo a sus peludos, por lo que surge la necesidad de buscar alternativas para proporcionarle ese espacio a su mejor amigo, y es ahí donde la participación de los paseadores de perros cobra importancia.

Estos "niñeros" de perros surgieron en Nueva York en los años sesenta porque existía un gran número de personas con mascotas que no tenía tiempo de sacarlos a pasear, dicha actividad no duró mucho tiempo en expandirse alrededor de todo el mundo. Un paseador de perros es una persona que recoge a las mascotas en sus hogares y las lleva a darles un paseo durante un tiempo estipulado, en donde tendrá la oportunidad de hacer un mínimo de ejercicio y sus necesidades fisiológicas básicas. Dentro de otras funciones que puede realizar, es llevarlo al veterinario o peluquería cuando lo requiera, actuar como canguro, es decir, cuidarlo por un fin de semana o días en que el dueño este fuera y no pueda cuidar a su mascota, proporcionarle su alimento durante o después del paseo, e incluso adiestramiento; tareas que dependiendo de cuales sean las necesidades del dueño y su mascota podrá ser convenidas al momento de tomar el servicio.

¿Y qué beneficios tiene contratar un paseador de perros?

El paseo diario de un canino es uno de los requerimientos básicos que exige tenerlo como mascota, es importante porque al igual que nosotros debemos tener un mínimo de ejercicio para evitar el sedentarismo y en algunas razas predisponentes la obesidad, adicionalmente ayuda para que tenga una conducta equilibrada, libere energía, socialice con otros perros y lleve una muy buena calidad de vida. Con un paseador de perros profesional, aprenderá normas de comportamiento canino, a caminar de una manera correcta y sin tirones, se irá acostumbrando poco a poco a la rutina del paseo, a través de las salidas y obtendrá beneficios a corto, mediano y largo plazo.

Ahora bien, qué debemos tener en cuenta a la hora de escoger el paseador de perros indicado

  • En primer lugar es importante informarse con vecinos, amigos o conocidos acerca de posibles candidatos con quienes alguna de estas personas ya hayan tenido contacto.
  • Establecer por lo menos cuatro entrevistas con distintos paseadores de perros, para conocer su trabajo y experiencia.
  • Solicitar certificados que respalden su experiencia y conocimiento.
  • Preguntar y establecer el tiempo de servicio que se requiere (tiempo de paseo, recorrido, cantidad de perros que llevan, hora del paseo, entre otros puntos a establecer).
  • Indagar acerca de los demás animales que cuida, es importante saber que el máximo de animales a llevar es de seis y que éstos, tengan las mismas condiciones físicas como tamaño, edad, estado físico, ya que no es el mismo un paseo de un Golden al de un chihuahua.
  • Dar un paseo previo, el cual le permita evaluar el trabajo del paseador y su relación con su mascota y entablar su futura relación.

Otras temas a considerar

  • Es importante aclarar que al principio su mascota puede llegar cansada e incluso con callos en sus patas, pero esto es normal durante el periodo de adaptación y más aún en aquellos peludos que nunca han estado acostumbradas a este tipo de rutina diaria.
  • Puede causar un poco de miedo y desconfianza dejar que su mejor amigo salga con un extraño, pero es recomendable dejar que el paseador actué para que se genere confianza entre ambas partes y así su mascota pueda disfrutar de esta actividad.

Debe tener presente que el trabajo de un paseador no es solo pasear su mascota, sino que ha de tener en cuenta:

La socialización: capacidad de interacción de su mascota con otros perros, personas, vehículos, ruidos, etc, proceso fundamental para que pueda estar equilibrada e integrada en la sociedad.

Los juegos y el ejercicio: la persona que acompaña al can en su paseo, es su mejor juguete, para ellos es recomendable que los paseadores tengan los elementos adecuados.

La educación: nuestra mascota necesita paciencia y constancia por parte del paseador, pues no solo debe conseguir que las órdenes aprendidas por el perro no se olviden, sino que también debe ampliar la biblioteca de órdenes del animal para mejorar su integración con la familia, el entorno y la sociedad.

Y recuerde, un paseador de perros puede ser su mano derecha, pues su actividad es de utilidad para que su mascota pueda ser cada día más feliz y vivir en armonía con los de su misma especie y con su círculo familiar.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo