Estilo de Vida

El imponente look veraniego de Meghan Markle con el que dejó atrás los colores pasteles

La Duquesa de Sussex, Meghan Markle, volvió a sorprender con su último look, pero esta vez no usó colores pasteles, sino uno de los colores más veraniegos y uno de los preferidos de la reina.

La Duquesa de Sussex, Meghan Markle, volvió a sorprender con su último look, pero esta vez no usó colores pasteles, sino uno de los colores más veraniegos y uno de los preferidos de la reina Isabel II, un vibrante tono amarillo, durante su nueva aparición.

La esposa de Harry renovó su imagen con un vestido de Brandon Maxwell, creador estadounidense que saltó a la fama como estilista de Lady Gaga, antes de presentar sus primeros trabajos como diseñador.

Meghan apostó por un vestido sin mangas, con cuello a la caja, falda midi y corte lady, confeccionado en viscosa y acetato, que tenía un precio original de 1.500 €.

Posteriormente, se podía encontrar en distintas plataformas de venta online con descuentos hasta los 447 €.

Sin embargo, esta prenda se convirtió en toda una revelación y demostró una vez más el impactante efecto «Meghan», pues en 1 hora, las webs que ofertaban este diseño como artículo a la venta colgaban el cartel de agotado.

Para la ocasión, Meghan no quiso restar protagonismo a esta pieza central de su look y la combinó con unos zapatos discretos en color, unos pumps en tono nude.

Como peinado, Meghan decidió volver a sus looks antiguos y despejar su rostro con un moño bajo este jueves durante su cita junto a Harry para hablar con los jóvenes líderes de la Commonwealth, un encuentro organizado por Patricia Scotland, la secretaria general.

Te recomendamos en video

Tags

Lo Último


Te recomendamos