Gato Esfinge, una raza muy cariñosa aunque no lo crea

Muchos mitos y tabúes rodean a esta especie, conozca más de este felino conocido por ser el gato desnudo por excelencia.

Por Ciudad de Mascotas

Muchas personas desisten de la idea de tener un gato porque dicen que son poco sociables, independientes y no les gusta el juego y prefieren una mascota más activa y que comparta más con los humanos. Sin embargo, no todos los gatos tienen el mismo carácter, ni tampoco todas las razas. Es el caso del gato Esfinge o Sphynx.

Aunque han estado rodeado de prejuicios desde su aparición debido al desconocimiento generalizado que existe sobre su origen y sobre todo, de sus cualidades, se caracterizan por ser enérgicos, inteligentes, afectuosos y juguetones, son más dependientes y dóciles que otras razas de gatos y si hay algo que no soporta es la vida en solitario. Muestran un gran afecto por sus humanos y les encantan los niños. De hecho hay estudios que aseguran que el gato Esfinge es la raza más cariñosa. Así que si está buscando un gato pero también mucho amor, ¡lo encontró!.

Esta es una raza muy particular y por eso también requiere cuidados particulares y específicos que le brinden un estado de salud óptimo. Le contaremos curiosidades sobre el cuidado de esta especial raza.

  1. Son originarios de Egipto pero comenzaron a ser criados en Canadá en el año 1964, por lo que se puede decir que es una raza joven. Su apariencia se debe a una mutación genética natural de la raza Devon Rex.
  2. Son cariñosos, inteligentes, curiosos y vivaces y se la llevan muy bien con otras mascotas. Viven entre los 10 y los 20 años.
  1. La “carencia de pelo” no se debe a ninguna enfermedad, simplemente es una de sus características más especiales. Son una excelente mascota de compañía para las personas que sufren de alergias. Y aunque es casi imperceptible a la vista, realmente sí tienen pelo, es un vello muy fino y corto.
  2. Tienen un sistema termorregulador más complejo que las otras razas. Su temperatura corporal es más elevada que la de los gatos peludos para compensar la carencia de pelo. ¡Hasta 4 grados superior!.Es muy importante mantener una adecuada temperatura corporal, en invierno mantenga la constante de 20 grados, una temperatura inferior puede provocar resfriados, gripe y malestar en el delicado felino. En verano la exposición al sol no puede ser excesiva, ya que se puede quemar.
  3. Son de cuerpo mediano, alargado y musculoso, su peso oscila entre los 3,5 y los 7 kg. Su cola es larga y fina, proporcional a su cuerpo y sus ojos son grandes y redondeados de color verde o amarillo.
  4. Su cabeza es triangular, de frente plana, pómulos prominentes y hocico redondeado. Sus orejas son grandes y firmes, y carecen de pelo en su interior. Además, aunque no tienen bigote, cuentan con gran habilidad cazando roedores.
  5. Entre sus cuidados básicos está el baño, generalmente esta raza no se acicala y suele sudar por esto se recomienda un baño mensual. Pero debe tener en cuenta que no todos los gatos esfinge se ensucian con la misma rapidez, por esta razón, deberá estar atento a la textura de su piel, la acumulación de impurezas y hasta un tono rojizo en su dermis para saber cuál es el momento adecuado para asearlo.
  6. Recuerde que los pequeños pliegues en su piel pueden tender a acumular mugre y microorganismos, provocando la aparición de hongos. Es muy importante utilizar productos específicos para esta raza ya que el uso de productos inadecuados puede provocar una piel grasosa e incluso irritaciones graves en su delicada dermis. Si no encuentra productos para un esfinge, puede buscar champú para gatos de piel sensible.
  7. No tiene cejas ni pestañas, por lo que acumula lagañas, que le sirven para proteger sus ojos; y cera en los oídos, sus orejas tienen cierta tendencia a acumular ácaros, grasa si no se limpian con la frecuencia apropiada. Para su higiene existen productos especiales. Son propensos a infecciones en los ojos, debe limpiar sus ojos con suero fisiológico y gasa.
  8. El metabolismo de gato esfinge es más acelerado lo cual provoca que consuma más alimento que cualquier otro gato de su mismo tamaño. Por este motivo es necesario alimentarlo de forma especial. La comida deben estar hecha para todas las exigentes necesidades nutricionales de este felino, que precisa más proteínas y grasas en su dieta que las razas de gatos con pelo. Es decir, si un concentrado para gatos contiene proteína sobre el 30% y la grasa alrededor del 20%, el gato esfinge necesita un alimento que, al menos, contenga un 35% de proteína y un 25% de grasas.

Dato curioso

Este gato egipcio fue el modelo en el que Steven Spielberg se inspiró para crear a su más famoso personaje de cine, E.T.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo