"Sí puedo y es fácil": Las claves del empoderamiento según Antonina Canal

La maestra de Danza Oriental y terapeuta enseña en su nuevo libro cómo conseguir lo que deseamos.

Por Lina Galvis

Antonina Canal es un referente en Danza Oriental en Colombia y también una conocida maestra y sanadora a nivel internacional. También se ha dedicado a transmitir a miles de mujeres sus enseñanzas a través de sus viajes por el mundo y a mostrarles que ser mujer es una cuestión de empoderamiento, actitud y aprendizaje.

Su historia comenzó cuando, luego de haber estudiado artes plásticas de la Schoool of Visual Arts de Nueva York, emprendió su viaje por India, en donde se aventuró a vivir sola en Mysore. Allí quedó hipnotizada con la cultura oriental. Aprendió a ver la vida a través del yoga, las esencias y las danzas Oriental y de la India  como recursos para enriquecer su espiritualidad. Fue de esta manera que descubrió que su misión era “Llevar los Himalayas a los Andes”.

Al volver a Bogotá fundó su academia de baile Prem Shakti, en la que “celebra y sana la energía femenina” por medio del baile, con la que hoy cuenta con más de siete mil alumnas. Aparte de su academia, tiene una exitosa carrera como conferencista y luego de posicionar su primer libro ‘ Despertar de la diosa’, que se posicionó entre los diez libros más vendidos, vuelve con ‘Sí puedo y es fácil’.

¿De qué se trata el libro ‘Sí puedo y es fácil?

Los pensamientos son los que guían nuestras decisiones, sin embargo no les prestamos le prestamos importancia.

Desde niños los adultos cohiben al niño con un no. "No juegues con eso, no corras, no hagas, no pongas". Estas prohibiciones lo que hacen es programar el cerebro negativamente, pero se espera que los niños salgan a ser fantásticos, divertidos, amorosos y conquistar el mundo.

Al identificar la raíz de aquellas cosas a las que se les tienen temor, se puede sanar. De esta manera se contrarrestan y aquellas barreras limitantes que el sujeto mismo ha creado en cuestión y sustituirlo con mantras contemporáneos como ‘Sí puedo y es fácil’.

¿En algún momento dijiste “No puedo, no soy capaz”?

Claro muchas veces, de hecho el libro surgió de allí. Me inspiré en hacer este libro cuando a lo nueve meses de haber nacido mi hijo, Aswan, su padre murió de cáncer.

Sola en Londres me enfrente a una ‘Y’, el espiral para abajo, donde no voy a poder hacer nada y dejar consumirme por la situación, o el espiral para arriba donde decido aprender de la situación y empiezo a formular supuestos como: que pasa si empiezo a decir sí puedo y quitarle lo duro a la vida, en vez de duro y difícil es fácil.

Fue así como ahora soy madre, bailarina, conferencista, sanadora holística y empresaria.

¿Cómo nació el ‘Sí puedo y es fácil’?

A pesar de que toda la vida lo he puesto en práctica, el mantra comenzó en medio de un baile que me inventé con dos sables. Es una fusión entre la danza Oriental e hindú, que de una manera muy mística corta el karma para abrir el camino y tener equilibrio en la vida.

De esta manera, hice un trabajo espiritual de meditación y danza terapia; sin embargo, manejar estas dos herramientas toma trabajo, así es que para motivar a mis alumnas les decía: “sí podemos y es fácil”. Fue de esta manera que empezamos a bailar con las dos espadas y luego con los ojos vendados y ganar cuatros años seguidos el mundial de danza árabe en Egipto. Mi segundo libro ‘El despertar de la diosa’, estuvo dentro de los diez libros más vendidos en Bogotá y soy una conferencista muy buscada en empresas como Toyota, L'Oréal y Natura.

¿Cómo son las herramientas que usas para empoderar a las personas?

No todos somos iguales, ni venimos para lo mismo; sin embargo, eso es lo que la sociedad en general incita. Los estándares son los mismos para todos: tener una casa, ir a trabajar, ir a comer y conducir un carro.  Sin darnos cuenta, nos metemos en una caja de 24 horas, en donde ejercitamos en exceso el hemisferio izquierdo, que es el racional y lineal, dejando de lado el lado creativo e intuitivo del cerebro, el hemisferio derecho.

Es por esta razón que a través de todos los ejercicios que aplico, ayudo a activar esa parte del cerebro que cree en los milagros, el volado el que sueña, dejando de lado un poco lo racional, que es lo que te limita.

De esta manera, mi libro ayuda a pasarnos del hemisferio izquierdo que lo tenemos obeso, sobrepasado, porque duramos 30 años sentados en un colegio, en una universidad en una oficina,- igual no esta mal es la realidad-, pero deberíamos equilibrar eso, porque entonces el hemisferio derecho que es el intuitivo, creativo, soñados esta anoréxico.

Además, yo realizo una terapia individual apoyada en el Aura-Soma, terapia de sanación a través de los colores, donde se identifica cual es el contrato de alma, que es de manera espiritual la misión de la vida de la persona y los roles con los que ya viene cargada.

¿Por qué mantras contemporáneos?

En mis conferencias me he dado cuenta que hoy la gente se queja de que no tiene tiempo y dinero, centrados especialmente en la situación política-económica. Sin  embargo, hace 50 años con sus abuelos, hace 500 años y hace mil años, ha habido y existirán los mismos pretextos, pero a pesar de esto en esa época también hubo gente extraordinaria que pudo hacer cosas geniales, que fue muy feliz, que fueron prósperos, y que fueron maestros.

La pregunta es ¿cómo hicieron ellos?, bueno ellos pensaron que podían y pudieron, movieron al cerebro derecho lograron ese equilibrio activaron el derecho que es el que sueña y vuela y el izquierdo es el que ejecuta pero no al revés.

Es así que cree frases cortas que pudieran reprogramarnos con las preocupaciones que nos estancan en el día a día como no tengo tiempo ni dinero, por ‘Sí tengo tiempo y dinero’ y muchas más que se encuentran en mi libro.

Hoy es mamá, una empresaria exitosa, competitiva y  valiente, ¿cuál es el rol que más disfruta?

Bueno, creo que soy una diosa de muchos brazos, en cada brazo tengo algo y lo tengo así porque en mi contrato de alma tengo varios aspectos que de hecho todos tenemos y todos venimos a expresar.  A veces nos quedamos siendo una cosa y resulta que somos felices haciendo muchas cosas. En mi caso, solo hacer una me limitaría y pienso que un poco el trabajo con el libro es si puedo y es fácil expresar todas las facetas de la diosa y la nueva mujer.

¿Cuál es el rol de la mujer en la sociedad?

Creo que la mujer es el centro de la sociedad y si esa mujer hubiera sido más centrada, más feliz, más sabia, le enseñaría cosas diferentes al hombre. Es por eso que creo que si sanamos a la mamá, sanamos los futuros líderes, que son los hijos. Con Masglo tengo la oportunidad de compartir con más de mil quinientas mujeres en todas ciudades de Colombia y en Nueva York, en mayo.

Como maestra ¿qué aspectos la mujer colombiana tiene que mejorar?

En Bogotá y toda América Latina tenemos un gran problema una cultural por el drama creado por tanta novela y bolero, mientras, que por el contrario ,en América y Europa la mujer es muy macho, muy intelectual, le falta la sensualidad de la latina.

Bogotá es una ciudad fantástica y le falta mucho por florecer:  hay mucho por hacer, abrirse mentalmente porque somos una cultura muy arcáica, colonial, aristócrata de la época española. Y lo digo porque mi hijo es negro y algunos de sus compañeros le dicen: ¿tu eres adoptado? (porque es negro) nos da risa a los dos, pero es muy cultural.

Ahora, mi trabajo también ha venido siendo revolucionario: abrir la mente el corazón, traer la danza árabe cuando aquí nadie bailaba al principio era la locura. Pienso que Bogotá es fantástica, pero es también muy  importante abrir la mente a la diversidad.

Pueden seguir a Antonina Canal en su canal de Youtube, en su cuenta de Instagram y para clases, pueden entrar a www.premshakti.com.co 

TE RECOMENDAMOS EN VIDEO 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo