Consejos para que jóvenes y niños no caigan en juegos peligrosos en la web

A propósito del peligroso juego de la ballena azul que hay en internet, les presentamos soluciones para que sus hijos no caigan en éste ni en ningún tipo de amenaza en la web.

Por Mónica Garzón Ramírez

Niños y adolescentes utilizan frecuentemente los dispositivos móviles ya que les facilita mantenerse en contacto con sus amigos, hacer nuevas amistades, jugar en línea,  entre otras actividades. Por eso como padres no debe pasar por alto ciertos peligros en la web.

Ahora con el tema del juego de la ballena azul, Maximiliano Cantis, Especialista en seguridad informática de ESET Latinoamérica y Psicólogo le dijo a Publimetro que lo primero que hay que tener en cuenta es que los juegos de este tipo hacen eco en un periodo complejo del desarrollo de los niños como es la adolescencia en donde en muchas ocasiones existe una falta de expectativa con respecto al futuro por eso es fundamental que usted como padre esté cerca de sus hijos para estar alerta a posibles ataques de este tipo.

Para evitar que sus hijos sean víctimas de amenazas en la web y para garantizar que vivan una experiencia sana y segura en la red, tenga en cuenta las siguientes recomendaciones:

1.Concientizar a los menores sobre los peligros de la red: el primer paso para evitar los peligros en internet es conocer los riesgos a los cuales pueden enfrentarse los menores. Por ello, educar en este tema y saber la manera en la que pueden afectarlos, pero sobre todo cómo evitarlos, resulta fundamental para su protección.

2.Revise el acceso del menor a internet: es importante conocer lo que publican y orientarlos para que eviten brindar información personal y privada, como puede ser su dirección, teléfono o el nombre del colegio al que asisten. Maximiliano Cantis de ESET, asegura que evitar la comunicación con personas desconocidas es otra medida de seguridad.

3. Uso del Smartphone: el empleo de este dispositivo móvil tiene que estar en el centro de la conversación con los niños. Es importante recordarles que el uso de estos equipos debe ser el apropiado y que deben tomar las medidas necesarias y mantener un comportamiento responsable.

4.Mantener un diálogo abierto entre padres e hijos: una conversación libre y fluida entre padres e hijos contribuye a que los niños sientan la familiaridad necesaria para recurrir a un adulto en caso de ser necesario. Establecer una relación de confianza es quizá el punto más importante para tratar los problemas.

5. Herramientas de control : el uso de estas aplicaciones es una buena práctica que ayudará a supervisar cuánto tiempo su hijo pasa en línea con su equipo. Además, se podrá bloquear el uso durante horarios de clase, como también filtrar contenidos que no sean adecuados para su edad, o bien habilitar o deshabilitar el uso específico de aplicaciones para evitar la distracción mientras estudian.

6.Vínculos con profesores: asistir a las reuniones con los maestros y lograr una buena relación con ellos es vital para que puedan brindar detalles del rendimiento de los hijos. A su vez, son quienes están todo el día con elloss y, por ende, pueden notar otras cuestiones como comportamientos extraños o estados de ánimo llamativos. Este tipo de síntomas pueden demostrar cuestiones vinculadas con la depresión, el estrés y la angustia.

7.Detecte el cyberbullying: haga un diagnóstico de encuentros con amenazas como el cyberbullying o el grooming. Ante esto, el feedback de los profesores es fundamental para abordar con rapidez estos temas. Es primordial que los niños los tomen como referentes para consultarles en caso de que sufran algún tipo de incidente tanto en el mundo físico como en el digital.

8.Fomente actividades extracurriculares: apoyelo a que realice actividades extracurriculares, ya sea que practiquen un deporte que les apasione, tome clases de música o atiendan a encuentros culturales como el cine y el teatro. Esto es crucial, no solo para su desarrollo físico e intelectual, sino también para que tenga un descanso de la tecnología.

9. Fotos y geolocalización: compartir fotografías, videos, estados de ánimo, mensajes y demás, son actividades cotidianas entre niños y jóvenes. Por lo tanto, es necesario que los se vincule y acompañe a sus hijos enseñándoles a prevenir el uso inadecuado de estos recursos, como por ejemplo aconsejarles que nunca compartan fotos con la opción de geolocalización activada, o que indiquen de dónde salen y hacia dónde van.

10.Control parental: las herramientas tecnológicas como éstas permite bloquear sitios que contengan material potencialmente ofensivo para los menores, inhabilitar aplicaciones por tiempo completo o predeterminado y mantener el control sobre la cantidad de tiempo de uso de las mismas, lo que le ayuda a proteger a sus hijos de las amenazas informáticas como el grooming.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo