10 pasos para aprender a mantener una buena salud dental en su mascota

Por Mónica Garzón Ramírez

El cuidado de los dientes de su perro y gato es algo fundamental para mantener la salud del canino, algunas personas dejan que sus mascotas pasen toda la vida sin una inspección dental, por esta razón es importante que sea usted como amo quien vele por esta parte de la salud de su peludo.

El médico veterinario Pedro Bulla nos aseguró que la higiene oral correcta reduce el riesgo de afecciones bucales, como la enfermedad periodontal. Además el cepillado  en una mascota es el método más eficaz para prevenir el desarrollo de la placa dental y la formación de sarro. Sin embargo eso no significa que deba hacerlo todos los días "como medida sanitaria estaría recomendado lavarle los dientes a diario, pero pues no se hace debido al manejo de esta especie animal ya que primero el principio activo de las cremas dentales no está hecho para gatos o perros y segundo el riesgo de un accidente debido al ataque de estos animalitos".

Pero recalca que si es necesario realizar una limpieza dentaria (profilaxis) una vez al año por parte de un veterinario y unos cuidados básicos de lavado cada tres o cuatro meses. Además el Pet Food Institute también brinda recomendaciones para tener a su perro o gato con una buena salud dental:

1.Si va a cepillarle los dientes hágalo con crema dental para mascotas o productos que vienen preparados en spray o gel. No le servirá la que utiliza en familia porque puede ser tóxica para el animal.

2.Debe saber que el cepillado debe iniciar cuando son cachorros desde los 3 meses, en esta etapa, ellos se acostumbran a la sensación del cepillo o de la goma para cepillar, además los movimientos deben ser muy suaves para que la experiencia sea agradable.

3.La forma de cepillado o los productos pueden ser recomendados por el médico veterinario de acuerdo al examen bucal que realice, también se debe tener en cuenta el tamaño del cepillo, el tipo de cerdas, por lo general deben ser blandas o si es necesario usar gomas en formas de cepillos que se colocan en los dedos para mayor facilidad al momento del cepillado, estas gomas disminuyen el estrés que en algunas mascotas produce el cepillo, también son ideales para animales adultos que no estén acostumbrados al cepillado.

4.Al momento de llevar a cabo el cepillado, colóquelo de una forma cómoda y toque sus dientes con sus dedos. Haga que le parezca un juego ese momento, pues así conseguirá que cada día se sienta más cómodo. Y no olvide premiarlo cuando termine, así sentirá que lo ha hecho bien.

5. Si su mascota tiene manchas amarillas en los dientes el médico veterinario puede recomendar realizar un tratamiento periodontal, para esto es necesario que lo lleve a consulta y se determine el nivel de enfermedad periodontal que tiene.

6. Existen en el mercado huesos sintéticos y juguetes para masticar que están específicamente diseñados para fortalecer las encías y dientes. Solo asegúrese de darle objetos seguros, pues los objetos muy duros pueden romperle los dientes. Dar a su mascota un buen hueso para masticar puede ayudarle a mantener sus dientes sanos y fuertes.

7.Hay distintas marcas de alimentos concentrados en el mercado que previenen la formación de cálculo dental y enfermedad periodontal, el médico veterinario los prescribe después de un examen bucal y clínico general.

8.Sin importar si le cepilla los dientes a su perro o no, debe observar el interior de su boca todas las semanas. Si ve algún signo de problemas dentales, llévalo al veterinario inmediatamente (Excesivo mal aliento, cambio de hábitos al comer o masticar, si intenta rascarse la cara o la boca, dientes descoloridos, rotos, faltantes o partidos).

9.Aunque algunas veces es necesario administrar antibióticos para prevenir que las infecciones originadas en la boca afecten otros órganos, siempre evite la auto-formulación ya que se pueden generar resistencias a los antibióticos. Es el médico veterinario el profesional autorizado para prescribir estos medicamentos.

10.Es recomendable una visita al médico veterinario cada 4 meses para un chequeo general y así prevenir que su mascota padezca una enfermedad periodontal o alteraciones en la salud oral.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo