Así es Islamorada, el restaurante que combina los sabores de la cocina cubana, colombiana y los cayos de la Florida

Uno de los restaurantes más visitados de la sabana de Bogotá, presenta su nueva carta de platos fusión.

Por Mónica Garzón Ramírez

Islamorada es un restaurante ubicado en el municipio de Sopó, aproximadamente a 30 minutos saliendo por el norte de Bogotá, es un lugar que sorprende no sólo por sus exquisitos platos, sino por las verdes montañas que enmarcan el apacible lugar, allí se respira aire puro, tranquila y paz, un lugar perfecto para salir de la rutina.

Ahora, tras seis años de apertura, el restaurante decidió hacer un cambio importante en su menú, por eso ahora los amantes de la buena comida, música, cocteles y planes familiares, podrán disfrutar de la nueva oferta gastronómica que tiene listo para el deleite de comensales colombianos y extranjeros, la experiencia innovadora que combina los sabores de la cocina cubana, colombiana y de los cayos de la Florida, con toques vanguardistas.

La nueva oferta gastronómica es una mezcla de exquisitos sabores, su especialidad son los mariscos, aunque si le gustan otro tipo de platos, debe saber que puede disfrutar de una ropa vieja o un pollo relleno con salsa de uchuvas, allí va a encontrar cocina caribeña fusión que recoge sabores de países como Colombia, México, Estados Unidos y hasta España.

“Con nuevos sabores y texturas, frutas tropicales como el maracuyá,  tomate de árbol,  feijoa, piña y  coco se dan los toques especiales, además algunos nuevos ingredientes  que identifican la Cordillera de Los Andes como lo es la quinua blanca y negra, un ingrediente que no es muy conocido en nuestro país pero que es maravilloso y que todos deben animarse a probar, se trata del Yacón, un tubérculo cultivado en las zonas cálidas y templadas con una textura crujiente y un sabor dulce”  asegura Boris Marcell, Chef colombiano y director gastronómico del restaurante.

La base de la mayoría de los platos fuertes es el plátano en puré, fusionados con auyama, yuca, arracacha y con combinaciones como la Kola Román, la canela y los clavos de olor, también el jengibre, quinua, piña y el Yacón, "nuestra carta nueva ha tenido una buena acogida hay un plato que piden mucho y es el boliche, un plato tradicional de Cuba, otro es una cola de langosta en una salsa de ron, almendras y jengibre que es de Jamaica. Y hay otros platos como el mar y tierra que son muy famosos a nivel internacional, pero nosotros le ponemos un toque distinto con el puré rojo".

En materia de postres, Marcell, asegura que se continúa con el tradicional pie de manzana  y las malteadas se renuevan de manera más llamativa y creativa pues tiene cupcakes y brownies “Pensando en el mercado extranjero y en los gustos tradicionales de los comensales nacionales innovaremos  en nuestra carta con postres colombianos fusionados, tendremos brevas con arequipe, el mielmesabe, un merengón de guanábana con una chantillí de piña colada,  cascos de limón, dulce de papayuela, entre otros”.

Sobre el Chef Boris Marcell

Director de la organización Aregala Colombia, con estudios de gastronomía en Estados Unidos, España y Perú. Docente Gastronómico, certificado como Chef Internacional y como Docente Gastronómico Internacional, certificado de entrenamiento de la gastronomía Norteamericana en Miami, New York y Chicago, por el Ministerio de Agricultura de los Estados Unidos y la Florida International University 2016, con certificado por la Servsafe Food Proteccion Manager Instructor.

Sobre el restaurante

Ubicado en el municipio de Sopó, Cundinamarca, propiedad del artista Andrés Cepeda y su socio Brian Pinero, en este lugar la música cumple un rol protagónico que se impone en forma de reggae, calipso y son cubano, rumba con banda en vivo de 6:00pm a 8:00pm que incluye 2 x 1 en cócteles. Además, hay 5 shows en vivo por día y los artistas lo usan como vitrina para mostrar su talento o hacer promoción. El mismo Andrés se presenta en Islamorada de sorpresa o anunciando concierto en varias ocasiones al año.

Valor promedio del plato
El promedio de la experiencia gastronómica por persona en Islamorada es entre 50 mil y 60 mil pesos.

La cifra

La carta tiene 50 platos nuevos (para conformar un total de 70 platos, 20 de la anterior carta que se mantendrán con algunas variaciones).

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo