¿Cómo acompañar el duelo de un niño cuando pierde a su mascota?

Las emociones que se despiertan cuando fallece una mascota pueden ser bastante complicadas y difíciles de sobrellevar.

Por PUBLIMETRO/MG

El fallecimiento de una mascota supone un dolor para toda la familia especialmente para los niños quienes seguramente por su corta edad tienen apegos emocionales fuertes con sus mascotas, sintiendo que si les llegara a pasar algo a ellas no soportarían muchas veces ese dolor y más aún si no han sufrido la muerte de un familiar antes, lo que los llevaría a entrar en estados emocionales de tristeza, llanto, depresión, entre otros.

El duelo es un proceso intenso y con frecuencia ocurre gradualmente. Todas las personas procesan el duelo de forma distinta y no existe un límite de tiempo normal para experimentarlo, así que posiblemente el niño se sienta mejor después de varias semanas o meses.

Es más, es posible que el pequeño experimente varias etapas del duelo o solo unas cuantas. No obstante, cualquiera que sea el proceso de duelo, es importante que deje que ocurra y no reprimir los sentimientos de tristeza y soledad.

Un síntoma natural del duelo son los sentimientos de depresión, que pueden dejarlo sintiéndose incapaz de lidiar con las emociones. Por lo anterior, es necesario ayudarles a entender que la muerte es un proceso de la naturaleza y que por ello es algo que hace parte de todas las especies.

La doctora Patricia López, hace algunas recomendaciones para acompañar ese momento de duelo que podrían vivir los pequeños.

-Preparación: para que el menor acepte el fallecimiento de una mascota, el proceso debe iniciar desde el mismo día en que llega el animal a la familia, explicándole al niño que los animales viven menos años que los humanos y este evento deberá reforzarse cuando se presente alguna enfermedad o el animal entre en la vejez, de esta forma los niños sabrán que se acerca el momento de despedir a un amigo peludo y será más fácil aceptarlo.

Siempre la verdad: no es recomendable manejar el fallecimiento de la mascota a escondidas del niño, ya que tarde o temprano se enterará y surgirán aún más dudas.

Despedida: permita que el niño pueda despedirse de la mascota y tocarlo por última vez, esto haría que sea más fácil aceptar la pérdida, en este momento se le debe explicar que una vez fallecido el animal no siente dolor ni sufrirá.  

-Dudas: si el niño empieza a realizar preguntas sobre la muerte de su mascota, es de suma importancia que se tome el tiempo en responder a esas dudas, esto facilitará el proceso y fortalecerá los lazos familiares.

Existen sitios especializados y clínicas veterinarias que ofrecen el servicio de Tanatología veterinaria, a los cuales se puede acudir en caso de evidenciar dificultades en la aceptación de la muerte de la mascota por parte de un niño.

Una nueva mascota podrá llegar a casa una vez haya culminado el duelo y no antes, ya que un nuevo animal anticipadamente podría traer nuevamente los sentimientos de pérdida en el niño y extender aún más el tiempo de duelo.

Consejos

-Recuérdele al niño ser positivo y pensar los momentos más felices a su lado, que se quede con el mejor recuerdo.

-Puede consultar tantas veces como desee las fotografías que tengas el niño con la mascota, de una parte esto te ayuda a expresar lo que siente y de otra parte a asimilar la situación.

-Pídale al niño que exprese cómo era la relación con su mascota, qué le ha hecho aprender, en qué momentos estaba con él, el objetivo de esto es permitirle poder expresar sus emociones.

Lea también

Ejercicios para hacer con la mascota

Relación de niños con las mascotas

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo