A-B-C-D-E para aprender a identificar un cáncer de piel

Según expertos, revisión de los lunares y el control de la exposición al sol, son los principales factores para prevenir la aparición de problemas en la piel.

Por Monica Garzón

El término cáncer encierra un grupo numeroso de enfermedades que se caracterizan por el desarrollo de células anormales, que se dividen y crecen sin control en cualquier parte del cuerpo. Ocasionando alteraciones en el organismo, que pueden afectar el normal funcionamiento y comprometer la calidad de vida.

Cualquier persona puede desarrollar la enfermedad, debido a alteraciones genéticas. Sin embargo, existen algunos factores de riesgo que pueden favorecer el desarrollo del cáncer, como el tabaquismo, exceso de alcohol, dietas poco saludables ricas en grasas saturadas, entre otros.

El cáncer de piel es uno de ellos, incluso es conocido por ser el más frecuente en el mundo. Y en Colombia, sus casos han venido creciendo, de acuerdo   al estudio “Incidencia de cáncer de piel en Colombia, años 2003–2007”, el país pasó de 23 casos por cada 100.000 habitantes a 41, siendo Bogotá y los departamentos de Antioquia, Cundinamarca y Boyacá los más afectados. Lo anterior se debe a “la exposición solar excesiva y a radiaciones ultravioletas altas”, según la doctora María Soledad Aluma, Directora de la Fundación Cáncer de Piel Colombia.

¿Qué es el cáncer de piel?

Son neoplasias o tumores malignos originados en las células de la piel debido a la alteración en su ADN. Dependiendo de la célula que lo origine tiene su nombre; por ejemplo los de las células basales se llaman carcinoma basocelular, las de los queratinocitos se llaman carcinoma escamocelular y las de los melanocitos son los melanomas, que son menos comunes pero de comportamiento agresivo.

¿Qué aumenta el riesgo de padecerlo?

Básicamente la exposición a la radiación ultravioleta excesiva. Casos en los que se hayan generado lesiones importantes como las quemaduras solares en la infancia, ampollas, entre otras. Además, las personas más blancas o pelirrojas tienen mayor riesgo de padecer cáncer   de piel, lo que no excluye al resto de la población con características físicas diferentes de padecerlo, esto según Piedad Almario, dermatóloga de La Roche-Posay.

Adicionalmente, asegura que hay casos puntuales que aumentan el riesgo de padecerlo como: algunas enfermedades genéticas, medicamentos o enfermedades que disminuyan la función del sistema inmunológico; antecedentes de cáncer piel, tener muchos lunares irregulares o grandes y tomar medicamentos que hagan su piel más sensible al sol.

¿Cuáles son los signos que presentan alerta?

Depende del tipo de cáncer de piel que se desarrolle. Los carcinomas basocelulares se pueden ver de muchas formas: desde manchas que cambian de color café, negro o azul, hasta cambios en el tamaño. Las cicatrices, heridas que no cierran y vasos sanguíneos en pápulas brillantes significan una alerta.

Por su aprte, los melanomas son un poco más complejos, pueden o no tener color, generalmente son muy oscuros, nuevos o sobre un lunar de toda la vida.

¿Cuál es la forma más de sencilla de revisar los lunares?

Revisarse con la ayuda de un espejo y consultar al dermatólogo. En casa, regularmente, aplicar el método ABCDE del melanoma. ‘Asimetría’ (el contorno de la mitad del lunar/mancha no es igual al otro), ‘Bordes’ (desiguales, borrosos o irregulares), ‘Color’ (diferentes tonalidades), ‘Diámetro’ (superior a 6 milímetros en la mayoría de casos) y ‘Evolución’ (cambio recurrente en el tamaño los lunares).

¿Cómo se debe prevenir?

Segín Santiago Andrés Ariza, Dermatólogo–oncólogo de la Clínica del Country, hay que tener cuidados básicos para proteger la piel y prevenir enfermedades como ésta. Por eso brinda cinco tips fáciles de aplicar en su diario vivir.

·Planear bien la exposición solar en las vacaciones. Comience temprano los baños en el mar o piscinas, o expóngase al sol de la tarde.

·Cuando haga deporte, compre ropa que le permita cubrir las zonas más expuestas según la actividad que se vaya a realizar.

·Examínese la piel una vez al mes y consulte si observa algún cambio en un lunar, o la aparición de alguna lesión extraña.

·Si es de piel  clara y se quema fácilmente,  visite al dermatólogo al menos 1 vez al año.

·Tome foto de sus lunares para tener un punto de referencia y comparación si ocurre algún cambio.

Lea también

Esperanza para los pacientes de cáncer de pulmón

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo