Secretos para convertirse en un experto en whisky

Un experto nos compartió trucos para aprender a disfrutar de la bebida ícono de la cultura escocesa.

Por Monica Garzón

Arturo Savage es el mejor ejemplo de pasión, es Ingeniero Industrial de profesión y chef de corazón, gusta de disfrutar los aromas, sabores y se describe como un amante del whisky.

Su gusto innato por la gastronomía lo sedujo por completo y lo llevó a dedicarse de lleno al mundo de los sabores y las texturas. Y fue gracias a ese paso que desde el año 1999, se convirtió en Embajador de la marca Jhonnie Walker Blue Label, gracias a su gran conocimiento e indiscutible talento su labor se expandió a todos los países de Latinoamérica y Estados Unidos.

En entrevista con Publimetro nos contó todo secretos de esta bebida, ícono de la cultura escocesa.

Desde su experiencia, ¿cuál es la diferencia entre un whisky escocés y otro tipo de whisky?
La diferencia está en el lugar, el whisky se hace en todo el mundo desde Irlanda hasta Japón.

Si vamos hacia atrás, yo creo que el whisky que en realidad se hizo fue el escocés. No puedo decir que serían imitaciones los demás tipos que existen en esta bebida, porque considero que sería un irrespeto, pero todos nacieron del escocés.

Es como el padre de todos los whiskys del mundo. Cuando se empieza a hacer en América, es cuando los colonos de Escocia y de Irlanda, llegaron a Estados Unidos.

Una parte importante es que en Escocia, cuando el arte de hacer whisky llega a su punto máximo un sabor que lo diferencia es ahumado.

¿Cómo reconocer si un whisky es mejor que otro?

Definitivamente la clave está en la nariz. El whisky es el destilado que tiene mayor espectro de sabores y aromas. En esa variedad hace que la escogencia de un whisky tenga varias opciones.

¿Por qué cree que el whisky no pasa de moda?

Son 500 años de excelente trabajo y estamos recogiendo los frutos de eso,  

estamos viviendo una segunda época dorada. La industria del scotch está muy comprometida ahora con la calidad.

Los métodos de añejamiento aunque siguen siendo los mismos, ahora la industria se preocupa por los detalles y por el cuidado del entorno y la gente está apreciando eso.

¿Comida con whisky si o no?

Una barrera que mucha gente se pone es que con whisky no se come. Y eso fue algo que yo mismo tuve que entender.

Todo lo que sea bebida y comida se puede juntar. El whisky escocés y el salmón ahumado es una mezcla sabor intenso con sabor intenso, más por analogía que por contraste.

Mi consejo es acompañarlo con comidas que pasen por parrilla, porque ese humo va a ser el puente entre lo sólido y lo líquido.

Hay un chef francés que se llama Andre Simon y dice: “comida sin bebida es un cadáver, bebida sin comida es un alma en pena; una vez que los dos se juntan y en perfecta armonía son como cuerpo y alma, son compañeros eternos”.

¿Cómo saber cuál elegir entre todas las categorías?

Depende para lo que se quiera, todas las categorías tienen una ocasión especial de consumo.

Si lo que quiere es algo refrescante para esperar en la mesa o un coctel, la recomendación es etiqueta roja, Red Label, con soda o agua de coco. Si es un momento de calma, como una ocasión de negocios que permita tomarse un whisky, yo sugeriría un Black Label a la roca.

Y un Gold para otro tipo de experiencia, como un postre.

¿Cuál es la forma correcta de tomar un whisky?

Voy a tomar una frase de una persona que yo admiro mucho, Mcclain, él dice que solo hay una manera correcta de tomarlo y es: como a usted le guste.

¿Cuál es la mejor manera de probar un primer whiske en la vida ?

Mezcaldo, si usted es una persona que toma poco whisky, recomendaría tomarlo mezclado con Seven Up, Sprite, jugo de manzana o Ginger Ale.

¿Cómo llega usted a ser embajador de Johnnie Walker Blue Label?

Es una historia de no creer (risas). Yo era Ingeniero Industrial, había abandonado la carrera, pues no era lo que en realidad yo quería hacer. Entonces,   decidí abandonar la carrera y dedicarme a lo que en realidad me apasiona, la cocina. Siempre he dicho que soy ingeniero de la cabeza, pero cocinero de corazón, y seguí mi corazón.

A través de la cocina me relacioné con vinos y alimentos que complementan la gastronomía y de ahí me contrató la empresa Diageo para el Whisky.

Luego de mucho trabajo me convertí en un speaker algo que yo jamás pensé que iba a hacer, y fue un trabajo largo, de muchísima constancia. Lo logré y de hecho me convertí en el primero. Mi trabajo es entrenar embajadores y que ellos hagan el delivery de lo que significa la marca.

Lea también

 
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo