El hámster, una buena "primera" mascota

Si usted le gustan las mascotas, pero no se anima a tener una por falta de tiempo y espacio, un hámster podría ser una buena decisión.

Por PUBLIMETRO
El Dato

El hámster ideal es entre 4 y 7 semanas de edad; pues son más fáciles de domar cuando son jóvenes.

Cómo escoger un hámster sano

Debe tener orejas limpias, un trasero limpio y seco, barriga pequeña y redonda, ninguna zona sin pelo ni protuberancias (salvo las glándulas odoríferas en sus muslos, las cuales muchos confunden con cortes o costras), ojos limpios y brillantes, y dientes saludables que no estén demasiado grandes o doblados hacia arriba. 

Si un hámster tiene pelaje húmedo cerca del trasero, sé muy cuidadoso; este es un signo de la “cola mojada”, una enfermedad bacteriana que se propaga rápidamente a través del contacto con otros hámsteres.

 

 

Los hámster al ser animales muy fáciles de criar, son una buena “primera” mascota porque son amables, pequeños y económicos. Además gracias a su tamaño usted no tiene que preocuparse por el espacio y como tampoco requieren de atenciones excesivas, con la debida atención y cuidado, puede vivir hasta cinco años.

Estos pequeños roedores resultan ser uno de los animales de compañía que más se adquieren en las tiendas especializadas; aunque viven más felices en compañía de otros seres de su misma especie, suelen adaptarse fácilmente a estar solos.

La llegada de un hámster a una casa generalmente es la primera aproximación de una persona o una familia al mundo de las mascotas.

Es importante cuidarlos bien y como cualquier mascota necesita un lugar para dormir en este caso una jaula en la que deberá adaptarle un nido y tener por piso una viruta especial para que haga sus necesidades.

Cuidados y Aseo

Cuando lo lleve a su hogar por primera vez, tenga en cuenta ubicar la jaula en un lugar lejos de corrientes de aire y luz solar directa. Preferiblemente escoja un espacio en la casa en el que pueda visitar a su mascota con frecuencia.

Póngale un recipiente con agua, y además es recomendable introducir juguetes en la jaula, por ejemplo, una rueda, para que éste tenga con qué entretenerse.

Y si le preocupa su tiempo, tranquilo, no gastará mucho en el aseo de la jaula, pues los hámsters son ordenados y tienden a ensuciar sólo la zona del retrete manteniendo la cama limpia.

Es importante que sepa que orinan bastante por lo que se hace necesario disponer de una jaula amplia con abundante viruta de madera en la base para que absorba la suciedad y no haga falta limpiarla muy a menudo.

Y también debe sar que no debe bañar nunca a su hámster, ellos se limpian solos.

Alimentación

Deben alimentarse una vez al día. Ellos mismos guardan la comida para consumirla cuando lo desean. Evite siempre el exceso, pues puede padecer de problemas digestivos si se les da demasiada comida.

Alimente a su hámster con una mezcla de alimentos preparada una o dos veces al día y si le quiere dar comida diferente o nueva, en un principio dele porciones pequeñas para que su sistema puede acostumbrarse.

Su alimentación es bastante fácil, comen frutas, verduras, maíz, algo de pan seco, semillas de girasol todo en cantidades moderadas. Es recomendable darles una variedad de alimentos que no les aburra.

Juego

Estos animales son de actividad nocturna por lo tanto es normal que pasen casi todo el día durmiendo y jueguen toda la noche, aunque es normal que el hámster permanezca la mayor parte del tiempo dentro de su jaula usted debe tener en cuenta que es bueno sacarlo y si lo hace, debe estar pendiente de lo que hace, pues si se llega a caer puede sufrir pues son muy frágiles.

Lea también

Lo que usted debe saber de la obesidad en gatos

Cosas para tener en cuenta de los perros pequeños

PUB/MG

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo