Ejercicios para los niños de acuerdo a su edad

Para transformar positivamente la vida de los niños es importante guiarlos a descubrir una pasión y hábitos por la actividad física.

Por PUBLIMETRO

A pesar de que los médicos repiten hasta el cansancio que los niños necesitan ejercitarse y a menos que usted sea un fisiterapeuta es probable que desconozca cuánto exactamente y qué tipo de ejercicio necesita su niño para estar sano.

Es importante que sepa que no todos los ejercicios aportan los mismos beneficios a los niños. De hecho, se recomienda una frecuencia distinta para cada tipo de ejercicio. Además es importante que el deporte que hagan esté acorde con su edad, capacidades y gustos. 

Para transformar positivamente la vida de los niños es importante guiarlos a descubrir una pasión y hábitos por la actividad física, así como potencializar sus habilidades motrices. El entrenamiento físico desarrolla el nivel cognitivo y social de los niños, lo cual les permite un mejor desempeño, un relacionamiento asertivo, una autoestima fortalecida y herramientas que los lleva a tener un mayor conocimiento para ser niños sociales, alegres y divertidos, afirma Carolina Díaz, fisioterapeuta de Active Kids, centro de entrenamiento deportivo apoyado por Bodytech.

Carolina Díaz, describe diferentes tipos de entrenamiento entretenido y adecuado para los niños de acuerdo a su edad:

Desarrollo y potencialización de las cualidades físicas básicas:

De 6 a 12 meses Los niños se encuentran en una etapa de estimulación en la que el principal objetivo es hacer toda la activación sensorial y motriz con actividades como:

Fortalecimiento de la posición de la cabeza y del tronco.

Rolado (giros).

Posiciones sentado.

Inclusión de bailes.

Desplazamiento en diferentes direcciones para la estimulación (arriba, abajo, acostado).

Rondas infantiles y música para la motivación de las actividades.

De 12 a 24 meses  

A esta edad el enfoque se da en la matrogimnasia, entendido como el ejercicio físico llevado a cabo por la madre o el padre y el hijo(a) . El énfasis son las actividades físicas y lúdicas que fortalecen el vínculo afectivo entre madre/padre e hijo, al participar como familia en los desplazamientos y juegos con el niño.

De 2 a 3 años  

Los niños están en una etapa de exploración con su alrededor, por lo que es importante implementar actividades que involucren:

Juegos.

Rondas.

Actividades lúdicas.

Trabajo de secuencia en el que se tenga en cuenta una actividad con un fin específico. Por ejemplo que traslade un objeto y deba ponerlo en un lugar indicado o armar una torre.

De 4 a 5 años

Hay un mayor nivel de atención y actividad, por lo que es importante realizar actividades como:

Trabajo con pelotas.

Actividades lúdicas donde se involucren circuitos en los que se cambie de posición. Por ejemplo desplazamientos caminando, luego gateando y luego pasando por algún túnel.

Ejercicios de secuencia donde tengan mayor creatividad.

Trabajo de motricidad con saltos y el equilibrio en superficies inestables. 

De 6 a 9 años

Son niños más grandes y por consiguiente quieren un entrenamiento físico más constante en el que es importante incluir actividades grupales que incluyan algún tipo de competitividad que permita afianzar todos los patrones motores como los saltos, las carreras o la marcha.

De 10 a 15 años

Entrando en la adolescencia, los menores se inclinan por actividades deportivas y de liderazgo en grupo, que les permita sentirse más grandes, descubriendo una identidad específica al cumplir un papel dentro del grupo y con un entrenamiento con mayor exigencia. Es importante que sientan que cumplen un papel de liderazgo. 

Lea también

Tendencias de moda para niños 2016

German Garmendia, de Hola soy Germán

 
PUB/MG
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo