¿Cómo negociar el aumento de sueldo con su jefe?

Argumentos y una idea clara de cuánto quiere, sin exagerar la cifra, le servirán para que le den una respuesta positiva.

Por PUBLIMETRO

Al momento de negociar un aumento salarial debe considerar los aspectos coyunturales del entorno, de la empresa y su situación personal”, Rodrigo Nadal,
gerente de Resuelve tu Deuda, Colombia.

66%

de las compañías no tienen entre sus planes realizar incrementos salariales este año, según el estudio realizado por Total Rewards 2016 de Human Capital a 850 empresas en 25 sectores diferentes y 9 ciudades.

Es normal que cualquier empleado que lleva más de un año en una empresa quiera un aumento de sueldo. Eso pasa en Colombia y en cualquier país del mundo; sin embargo, la clave está en cómo se debe negociar para que no le cierren las puertas.

Hablamos con Rodrigo Nadal, gerente de Resuelve tu Deuda, Colombia, quien nos dio algunos consejos para que ese escenario no se convierta en una pesadilla.

Le puede interesar:

Nadal comenta que “al momento de negociar un aumento salarial debe considerar los aspectos coyunturales del entorno, de la empresa y su situación personal”.   Añade también que para negociar un aumento se deben tener varios factores en cuenta, por ejemplo, que las perspectivas económicas del país no son del todo optimistas.

“De acuerdo con la última encuesta Total Rewards 2016 de Human Capital, realizada a 850 empresas en 25 sectores diferentes y 9 ciudades, ésta indicó que aproximadamente el 66% de compañías no tienen entre sus planes realizar incrementos salariales este año”, agregó.

Y por más descabellado que suene, porque usted dirá “¿Y por qué me debe interesar lo que diga un estudio si necesito mi aumento?, si la empresa para la que labora atraviesa una crisis o simplemente le quiere subir lo dicho por la ley, lo puede hacer con toda libertad.

Le puede interesar: Cuánto deberían pagarle según su formación

Sin embargo, ese mismo estudio señala que 34 de cada 100 empresas optarían por aumentar sus remuneraciones de acuerdo con la inflación y el 54% buscarían incentivos alternativos ligados a la productividad y la obtención de resultados.

Desde esta perspectiva nada está dicho, ni perdido, y si ya se animó definitivamente a dar el salto al agua y pedir un aumento estas son las recomendaciones que le damos con ayuda de Nadal:

  • Adiós a las comparaciones: no se compare con otros colaboradores, nunca sabrá la razón detrás de sus sueldos, mejor enfóquese en sus logros personales.
  • Nadie es indispensable: no amenace con dejar la empresa, recuerde que nadie es indispensable. Mejor busque resaltar las razones por las que su trabajo es importante en la empresa.
  • Objetivos claros: no llegue sin un plan. Un error común es buscar un aumento de “no sé cuánto” y “sólo porque sí”. Determine previamente cuánto desea recibir y las razones por las que se lo merece.
  • No se salte el organigrama: siempre busque a su jefe directo, él es quien mejor conoce su desempeño y quien debe tomar la decisión. Evite buscar al encargado de recursos humanos, de finanzas o peor aún al jefe de su jefe para solicitar el aumento.
  • Revise el entorno: analice la situación financiera de su área y de la compañía en general para hacer la solicitud de un ajuste salarial en el momento más oportuno.
  • Sea realista: autoexamine su desempeño laboral y pida lo que se merece. Evite solicitar aumentos irreales y sin ningún argumento que sustente su solicitud, esto lo ayudará a que la empresa reconozca que tiene los pies en la tierra.
  • Valore lo alternativo: recuerde que una buena remuneración no está completamente relacionada con el dinero. Cada vez es más frecuente que las empresas ofrezcan otro tipo de beneficios o esquemas que componen un salario emocional. Existen opciones como la flexibilidad de horarios, el teletrabajo, la formación y la autonomía al tomar decisiones.
  • Argumente de forma medible: exponga estratégicamente los logros, los resultados, su desempeño, en caso de que lo evalúen internamente y la rentabilidad que desde su rol le está generando a la compañía como evidencia principal para justificar un posible reajuste salarial.
  • Indague ante una respuesta negativa: es bueno que conozca los motivos por los cuales su solicitud de aumento fue rechazada, porque si tiene que ver únicamente con una coyuntura financiera específica podrán reconsiderar su situación en el futuro.

Le puede interesar: Embajada de Estados Unidos ofrece vacantes a los colombianos

Cuando la respuesta es “No hay aumento”

Este es el temor de cientos de trabajadores que muchas veces ni siquiera llegan a la oficina del jefe. Pues bien, si usted fue de los arriesgados y definitivamente le dijeron que no con buenos argumentos, debe planear sus finanzas y prepararse para asimilar la dura respuesta, y si desea buscar un mejor empleo.

PUB/PL  

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo