Catalina Aristizábal, equilibrio de mente y cuerpo sano

La presentadora lanzó hace poco “Belleza Natural”, un libro con el que invita a sus lectores a creer en el poder de las plantas y la actividad física.

Por Pamela López

“Quiero descubir cuál es mi tentación y estoy en ese proceso” 

Catalina Aristizábal se retó a sí misma cuando se miró un día al espejo y se dio cuenta que su cuerpo había cambiado. Después de dos embarazos y varios años de trabajo en el modelaje y la presentación, es normal, pero la salud le estaba pasando factura.

Probó de todo; aunque desde pequeña le inculcaron buenos hábitos alimenticios, el ejercicio lo había dejado a un lado y buscó varias alternativas que al final de cuentas no la llenaban. La pereza le ganó por varios meses, era inconsistente y como dicen por ahí “se le pagaban” las cobijas.

Un día decidió buscar ayuda y se asesoró de un coach personal, que literalmente le dio el ánimo de alcanzar la figura deseada. Fue así como creció su pasión por el deporte y el yoga, empezó a compartir su conocimiento con sus seguidores en Instagram, abrió un blog y finalmente todo se materializó en un libro.

Le puede interesar: Famosas colombianas con blogs

Catalina no es una obsesionada con el ejercicio, ni con alcanzar el cuerpo perfecto. Al contario, solo dedica un tiempo en la mañana a la actividad física y mantiene su alimentación balanceada. Acepta que todo lo que hace es por su bienestar y por darle buen ejemplo a sus hijos, su esposo ha sido su gran apoyo y no le teme a la vejez, acepta los años con gusto.

La modelo y presentadora habló con Publimetro de “Belleza natural”, su tercer hijo, su libro. Aristizábal también confesó a quién admira y por qué está en contra de las intervenciones quirúrgicas.  

Le puede interesar: Galería: Famosas colombianas le enseñan cómo conseguir un abdomen de acero

¿Cómo se dio cuenta de que su cuerpo había cambiado?, ¿abandonó los buenos hábitos que le enseñaron de niña?

Los buenos hábitos siempre me han acompañado, eso lo comparto en el libro, pero el cambio se dio después de mis dos embarazos porque ahí vi cómo el cuerpo se había transformado y cómo a través del ejercicio logré otra vez recuperarlo.

Muchas personas creen que adoptar un estilo de vida saludable es costoso y tedioso, ¿Qué opina?

No, yo invito a que se den cuenta que no es tan costoso, ni tedioso. Más bien yo los invito a que volvamos a lo básico, a lo real, a los alimentos en su naturalidad, a tratar de que menos sea más. También es olvidarnos un poco de tanta comida enlatada, tanto frasco, tanto paquete, tanto procesado para aprender a hacer nuestros alimentos en casa de una forma sencilla, pero muy rica.

Está la alimentación y una buena rutina de ejercicio, ¿pero qué es lo más importante del tema?, ¿Cómo encontrar un equilibrio?

Primero con una buena alimentación, que sea un cambio de hábitos, no de sacrificios ni de dietas; sino aprender alimentarnos inteligentemente y de ahí acompañar esto con un poco de actividad física, sea lo que sea, pero es buscar algo que te llene, que te apasione para que no sea un sacrificio.

Yo compartí muchas de mis experiencias al final del libro, en donde tengo un capítulo que se llama “Vivir en equilibrio” en donde cuento cómo a través del yoga podemos controlar muchos problemas físicos y silenciar la mente para vivir un poquito más en armonía, con una alimentación balanceada y con momentos de nutrir el alma.

Le puede interesar: Famosas colombianas: cuerpos de ejercicio vs. Cuerpos de bisturí

¿Cómo involucra a sus hijos en este estilo de vida?

Son niños y por eso nada es obligatorio, no se fuerzan a nada, por eso lo hacemos a través del ejemplo en casa con una alimentación saludable, con papás saludables. Entonces eso es lo que les damos a diario, más que darles cátedra o exigirles, es que ellos se den cuenta de que las alternativas están ahí y que se den cuenta qué es sano, porque si lo prohibimos ellos hacen lo que mamá no dejó y queremos que aprendan a elegir.

¿Hacen ejercicio con usted?

Nos gusta el ejercicio, nos encanta que estén activos, hacemos actividades en familia y sí realmente ellos son lo que lo ven como un juego y se motivan, no porque sea una obligación hacer ejercicio con los papás, sino que nosotros los motivamos con el juego para que ellos se den cuenta que es sano.

¿Qué le dice su esposo con el cambio que tuvo?

Los dos estamos muy contentos, él siempre ha sido un hombre deportista, no ha tenido los mejores hábitos pero ha aprendido mucho y lo compartimos. Estamos bien y tenemos un buen acompañamiento.

¿Qué fue lo que la impulsó a compartir todo lo que sabe en un libro?

Todo empezó en mis redes sociales, donde la gente me empezó a cuestionar, me pedían que compartiera lo que sabía cómo había   logrado mantenerme en forma y así me animé en Instagram. Luego, todo creció y se convirtió en un libro.

Le puede interesar: ¡Cuerpazos! Catalina Aristizábal y Carolina Cruz, figuras ‘fit’

Heredó de su mamá mucho conocimiento, pero ¿qué es lo que más admira de ella como hija?

Que es una mujer natural hermosa, que aceptó su edad como es, con amor, con dignidad, con orgullo, que es una mujer que no le teme a las arrugas y a las canas, y se ve más hermosa que las que están rellenas. Además le apuesta al poder de las plantas y de los alimentos sobre la piel; entonces es llevar ese conocimiento a las nuevas generaciones y productos naturales de su vida.

¿Cómo le ha ido con su blog?

Muy bien, de hecho el libro nace de mi página web y esa era misión. El blog terminó en un pequeño libro de ‘carne y hueso’.

¿En algún momento de su vida se sintió acomplejada?

Sí, de niña sentía que la altura era horrible, que el cuello de jirafa era horrible porque no sabia que mi estatura iba a hacer una característica clave para triunfar como modelo. Siempre me veía al espejo y pensaba que mi hermana era más linda que yo, entonces me faltaba mucha confianza que la fui ganando con el tiempo y con mi trabajo, además del imán que uno tiene que desarrollar en la vida para atraer cosas positivas.

¿Cuánto tiempo le llevó escuchar su cuerpo y su mente?

Eso ha sido un trabajo de bastante tiempo. Llevo mucho practicando yoga, me gusta la conexión, escuchar hasta donde tu cuerpo y mente te lleve; siempre me ha gustado el tema de la meditación y el ejercicio porque adquirí disciplina, constancia y deje la pereza a un lado. Adquirí ese hábito con responsabilidad. Lo que quiero decir es que si pude yo, tu también puedes.

¿Qué metas tiene para este 2016?

Seguir confiando en el poder de los alimentos y el ejercicio.

¿Qué opina de los procedimientos quirúrgicos?

Ponen en riesgo la vida de muchas personas porque llegan a un extremo por vanidad, entonces es un poco de amor propio, volver a confiar, por eso conté mi experiencia personal y hablé de mis intimidades, complejos y cómo a través de una mente evolucionada e inteligente logro romper muchas barreras para decir “bueno, así soy yo y me aceptó tal cual”.

Entonces el libro es una posición en contra a las cirugías

Más que a las cirugías es a los procedimientos estéticos invasivos.

¿Cómo define la belleza natural?

Aceptación, proyectar ese amor que tiene hacía uno, mirarse al espejo y ‘piropearse’, quererse, darse lo mejor y cuidar tu cuerpo que es el que te permite hacer las cosas.

¿Por qué se deja tentar?

Buena pregunta. Soy súper ‘antichévere’ y no tengo pecados, voy a buscar un pecado y mi propósito es encontrarlo.

PUB/PL

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo