cine-y-tv

Verónica Falcón: “vayan con lo que su corazón les dice, vayan por lo que quieren”

La actriz mexicana, que hoy cumple 54 años, interpreta a una mujer inspiradora en la serie Perry Mason de HBO.

En una sociedad acostumbrada a medir el éxito en la juventud y a pensar en atajos para llegar a las metas, el que Verónica Falcón esté conquistando Hollywood tras ir ascendiendo escaño a escaño en producciones latinoamericanas, demuestra que nada sucede por magia o suerte, sino que es la disciplina lo que puede llevar a que los sueños se transformen en realidad. Ella es una actriz que a sus 54 años es capaz de doblegar a Perry Mason en una escena sexual y demostrar que Lupe, el personaje que interpreta, puede dejar sin aliento al espectador. Atrás quedaron los años en que participó en novelas como María Mercedes o La Reina del Sur porque ahora las grandes ligas en las que juega dejan ver que apenas está cosechando los frutos de años de trabajo y que podremos seguirla viendo en más producciones de la calidad de Room 104 y Perry Mason.

¿Qué significa encarnar a una mujer con un carácter tan fuerte y que de alguna manera está adelantada a su tiempo, en un contexto como los años 30 de Los Ángeles?

Verónica Falcón: Lupe es una mujer con un carácter fuerte, es una mujer muy empoderada. Esta mujer está basada en un personaje real, en una mujer que existió exactamente en esa época llamada Florence “Pancho” Barnes. Fue una mujer que nació en Pasadena y que era extraordinaria. Fue piloto, venía de una familia adinerada, pero ella se creó a sí misma. Fundó la asociación de doblaje de pilotos en el cine, voló en películas de Howard Hughes, se casó varias veces, era una mujer muy interesante. Entonces yo creo que en todas las épocas siempre ha habido mujeres que van más allá de la época, que son visionarias, mujeres fuertes, empoderadas e inspiradoras. Para mí es un gran placer y honor interpretar un personaje así.

Por momentos Lupe doblega al protagonista y luego se muestra más bien comprensiva y compasiva con él, ¿cómo fue el proceso de creación del personaje para lograr ese impacto cada vez que aparece en pantalla?

Mucho de lo que pasa en pantalla tiene que ver con el proyecto, con el guion, con el actor con el que estás trabajando. Es un gran personaje Lupe, pero creo que el trabajar con Matthew Rhys, con unos guiones como los que tenemos, bajo la dirección de Tim Van Patten realmente es lo que hace que se logre lo que vemos en pantalla. Matthew es uno de los actores más generosos, profesionales y humildes con los que he trabajado. Creó un ambiente en el set de confianza, de profesionalismo, de camaradería y eso hizo sumamente fácil el proceso, especialmente las escenas más íntimas que teníamos él y yo. El trabajar con un profesional de ese nivel, generoso, humano e inteligente hace muy fácil el proceso. En cuanto a la construcción de Lupe sí soy alguien que trabaja muy duro porque me encanta tener mi tarea bien hecha y poder llegar a divertirme, a jugar, a hacer lo que tengo que hacer. Entonces en el caso de Lupe, el trabajo de construcción del personaje consistió en observar y leer todo lo que pude sobre Pancho Barnes porque, aunque no la estoy interpretando a ella, está inspirada en ella y el espíritu de esta mujer quería utilizarlo para Lupe. Terminé escribiendo unas 26 cuartillas de cómo veía yo a Lupe y luego obviamente las discutí con el equipo, aunque todo eso viene de un buen guion.

¿Cómo tomó el desafío de interpretar un personaje que está inspirado en Florence Barnes y que además hace parte de una de las series más importantes de la cultura audiovisual televisiva?

Traté de no pensar en lo grande que es el proyecto porque me hubiera intimidado un poquito. Mi padre era un fanático de la serie original de Raymond Burr y sé la cantidad de libros que escribió y el éxito que tuvo el personaje que creó Erle Stanley Gardner. Entonces, hay una gran responsabilidad en ser parte de una historia de origen y de un personaje tan icónico en televisión. Entonces traté de hacer un trabajo lo más cercano al virtuosismo que ellos están presentando. Eso requiere ser profesional, ser serio, ser muy respetuoso del género, del proyecto, pero al mismo tiempo quería y logré disfrutarlo enormemente. No quería estar intimidada por trabajar en un proyecto con esta carga y la verdad hubiera sido difícil que me sintiera incómoda porque como todo el mundo desde el día uno me acogió con los brazos abiertos y me hicieron sentir muy cómoda.

¿Qué le diría Lupe y qué le diría también Verónica a todas las mujeres que buscan abrirse paso en una industria como la de Hollywood y a aquellas con una amplia experiencia en otros países pero no directamente en Estados Unidos?

Lupe les diría que se avienten sin pensarlo ni un segundo más, que vayan con lo que su corazón les dice y que vayan por lo que quieren. Yo les diría lo mismo, y agregaría que se preparen, que trabajen, que esto es una cuestión de trabajo y de amor, las cosas no suceden mágicamente. Creo que hay que tener mucho amor por lo que uno hace, hay que tener disciplina, hay que trabajar, hay que disfrutar el proceso enormemente y hay que creer en uno mismo, eso es lo más difícil. Hacerlo con el corazón por delante, pero sin dejar la cabeza atrás.

¿Cómo fue grabar la primera escena sexual con Perry porque desde ahí uno se da cuenta que con Lupe vamos a encontrar a una mujer con un carácter muy fuerte que casi ni deja respirar al protagonista?

Fue muy técnica. Casi ya todas las escenas íntimas, la mayoría, tienen un coordinador específico en el set, que es una persona cuya labor es cuidar que todo mundo esté cómodo, que todo mundo esté bien comunicado. Entonces fue una escena que se ensayó, y es muy precisa, parece cuando tú la ves en pantalla que todo es rapidísimo, pero fue haciéndose por partes, con mucha precisión y al mismo tiempo para mí fue fácil hacerla en el sentido de que me sentía muy en confianza, muy protegida, muy arropada tanto por HBO, como por Tim, como por Matthew. Creo que la parte más difícil para mí de hacer la escena no era nada que tuviera que ver con ellos, tenía que ver con mi edad. Un poco la vanidad o la inseguridad, pero eso me duró un ratito, porque lo que hice fue que cada vez que llegaba y pensaba tengo 50 y tantos años, haz de cuenta que escuchaba a Pancho Barnes que me decía “no, tú haz lo que tienes que hacer”. Pancho no se hubiera preocupado por eso, así que dije: si mi personaje no se preocupa por eso, yo tampoco, y en el momento en que tomé esa decisión ya todo fue fácil.

¿Por qué en Latinoamérica no nos podemos perder a Lupe y a Perry Mason en HBO?

Verónica Falcón: no se la pueden perder porque es una gran historia, una gran historia con buenas actuaciones, con una calidad de producción altísima. Además, es interesante, es entretenida, tiene un poco de humor, tiene misterio y está realizada espléndidamente. Tiene un elenco de actores de primera línea y es una historia de origen, entonces van a ver una historia de un gran personaje.

Tags

Lo Último


Te recomendamos