"'Liso' es un malo que no estamos acostumbrados a ver": Julián Román

1. Entrevista. El actor colombiano habló con Publimetro sobre 'El general Naranjo', serie presentada por Caracol. 2. Televisión. La producción está basada en la cacería y captura de narcotraficantes en los años ochenta y noventa. Todo contado desde el lado de los policías.

Por Lizeth Cadena

Hablando como televidente, ¿cuál es su parte favorita de El general Naranjo?

Es una historia muy interesante vista a través de los ojos del protagonista, es decir, del general Naranjo, de cómo la Policía logró transformarse para luchar contra los delincuentes. Y es que, seamos sinceros, en aquella época la autoridad tenía todas las de perder, porque se trataba de una institución que no era profesional, no tenía los recursos, el armamento y los conocimientos. Entonces es muy interesante ver cómo los sucesos de este país hicieron que la Policía de Colombia se convirtiera en una de las mejores del mundo.

Eso sumado a que la serie también cuenta algunas historias exactas de policías que, literalmente, entregaron su vida por la institución y que dejaron su grano de arena, no solo en la lucha contra los delincuentes, también en esa profesionalización de la Policía de la que estaba hablando.

Usted le da vida al 'Liso', un malvado, pero no el tradicional…

Este es un personaje que se inventó el libretista, Luis González, basado en varios delincuentes. Y bueno, él no puede vivir sin el General Naranjo, porque tienen una relación muy personal basada en el odio y la venganza. Y justamente, pensando en ese deseo de venganza, Liso comienza a trabajar con los narcos, la guerrilla y demás. Es un personaje que siempre está a la sombra de Naranjo.

Desde el principio queríamos salir del cliché del malo que estamos acostumbrados a ver en las novelas o las series de los ochenta de Pablo Escobar, con el arma siempre adelante, mal hablado y mal vestido. Y bueno, separándolo de todos estos aspectos, lo convertimos en un malvado difícil de descifrar. Entonces en la producción vemos que la Policía siempre está queriendo saber quién es realmente, pues tiene mil documentos, diferentes orígenes, varias identidades, y un pasado que nadie conoce. Así que gracias a esto se convierte en un sujeto muy difícil de capturar.

 

"En El general Naranjo es interesante ver a la Policía de los 80 y los 90, y cómo le tocó reinventarse para poder estar a la altura de las circunstancias", Julián Román.

El 'Liso', literalmente, le han vendido el alma a todos los "diablos" de la serie… 

Tal cual, y como no tiene nada que lo ate en la tierra, tiene pocos sentimientos y no necesita demostrarle nada a nadie, puede ser fácilmente una persona dual, y con ese me refiero a que puede ser guerrillero, narco, abogado, y más. Yo lo comparo mucho con esos políticos que cambian dos, tres veces de partido político y todos los defienden igual, "hasta la muerte". Entonces 'Liso' puede estar un día con Pablo Escobar y al otro con los hermanos Rodríguez Orejuela sin ningún problema. Y eso lo hace más peligroso, más difícil de rastrear, porque no tiene ninguna convicción, solo quiere dinero y poder. Ha sido muy interesante darle vida.

Sin duda, es un personaje que confunde, pero que no es querido, ni por los otros personajes, ni por los televidentes…

Por ejemplo, cuando uno ve las entrevistas de Garavito lo ve normal, porque tiene un lenguaje decente, una postura como la de cualquiera, y no piensas que sea el abusador y el asesino de tantos niños. Y queríamos un poco eso con el 'Liso', que se viera normal, un lavaperros sin futuro, pero de pronto te das cuenta que sus alcances van mucho más allá. Y creo que hemos logrado el objetivo, porque quienes han visto la serie han afirmado que es un personaje que no les genera ninguna cercanía, ni confianza, al contrario, genera rechazo.

Creo que 'Liso' nos muestra un tipo de maldad que no estábamos acostumbrados a ver, y tiene que ver con todas aquellas personas que se ven tranquilas, normales y felices, pero que resultan ser las más peligrosas. Tenemos que salir del cliché de los polos, de que en el mundo solo hay buenos y malos.

¿Por qué El general Naranjo es la historia no contada del lado de los buenos? 

Uno ve que en las películas de narcos la mayoría de los policías son corruptos, y los pocos buenos que hay terminan muertos y sin dar resultados. Y lo que la gente no conoce es que los policías de esta época armaron los grandes grupos como el Gaula, los Jungla y todas estas ramas que son respetadas internacionalmente y que son súper necesarias en el conflicto que se mantiene actualmente.

Nosotros creemos conocer la historia de cómo la Policía capturó a los narcotraficantes con más poder en el país en los ochenta y noventa, pero la verdad es que todavía hay tela por cortar, sobre todo, la de aquellos policías que con su lema de "Dios y patria" nos hicieron creer en las instituciones. Ellos pusieron su pecho a tantas balas, y solo para que el país no cayera en manos del narcotráfico.

Encuentre más de PUBLIMETRO en Google Noticias, aquí

También le puede interesar:

Loading...
Revisa el siguiente artículo