"Hacer una película en cuarentena ha sido una aventura": Harold Trompetero

*Cuarentena: el director colombiano no se quiso quedar cruzado de brazos y decidió grabar un largometraje sin salir de casa. * Sinopsis: 'El baño' es una comedia sobre un grupo de amigos de universidad, que 10 años más tarde siguen conectados compartiendo sus secretos entre sí.

Por Laura López

Hacer cine en una pandemia como esta parece imposible, ¿qué lo alentó a grabar?

Apenas comenzó la pandemia varias personas me escribieron a preguntarme qué íbamos a hacer. Realmente, yo no tenía una idea clara de qué hacer, ni le veía sentido, pero vi que en muchos lugares del mundo estaban haciendo cosas por medio del lenguaje de las videollamadas, aunque no le veía un trasfondo importante. Luego hice una campaña para el Estado, y no podíamos salir a filmar. Ahí propuse que lo hiciéramos por celular, y les pareció una demencia, pero lo cierto es que el resultado fue maravilloso porque cada persona se grabó y vi que funcionaba el elemento. Ya se han hecho cosas con celulares, pero nunca en circunstancias tan extremas como las que estamos viviendo.

"Ya se han hecho cosas con celulares, pero nunca en circunstancias tan extremas como las que estamos viviendo"

¿Cuál es la historia detrás de El baño?

Paralelamente a esa campaña, con mi equipo de trabajo pensamos qué hacer en estas circunstancias, algo que pudiera ser una mirada distinta. Nos dimos cuenta que en las casas se estaba perdiendo la intimidad. Al estar todos metidos en la casa uno no tiene un espacio para uno mismo. Ahí nos dimos cuenta que el baño es el espacio para estar a solas, para pensar, soñar, gritar, hacer llamadas a escondidas, cosas de uno. Decidimos explorar ese camino de ver qué pasaba en este espacio.

Después armamos la historia y llamamos a unos 10, 15 actores y les planteamos la situación. Ellos grabaron y funcionó muy bien. Con esto dijimos, 'lancémonos a hacer una película'. No teníamos un peso y la industria audiovisual está totalmente paralizada. Los cines quizás sean de los últimos en abrir, y técnicos, actores y fotógrafos están todos sin trabajo. Como pudimos, sacamos dinero de donde no teníamos. Incluso con lo que ofrecimos, toda la gente aceptó, y en el camino hablamos con Cinecolor, que son los distribuidores de Disney en Colombia. En tres días hicieron todo el análisis y pidieron los permisos para apoyarnos económicamente. De un día para otro, pude ofrecerle el doble de dinero a la gente que ya teníamos en el proyecto (risas), nadie lo podía creer. A la larga, terminaron siendo más de 20 actores, toda la producción se ha hecho en las casas y nadie ha tenido que salir.

¿Cómo ha sido la adaptación para los actores y para usted como director haciendo su trabajo a distancia?

Algunos de los actores viven solos, así que les ha tocado encontrar la manera de grabarse. Los que viven con familia han pedido ayuda para esas escenas donde deben interactuar, han puesto a sus familiares a interactuar con ellos y a grabarlos, y así. El método que nosotros implementamos fue, luego de constatar que era aparatoso acudir a la videollamada, hacer un acercamiento con el actor donde le explicamos qué queremos, él se graba y nos envía material en la noche. Nosotros editamos en el día mientras ellos siguen grabando, y luego les pedimos correcciones al día siguiente si queremos cambiar algo. Para ellos ha sido una demencia, una aventura. Ver su creatividad ha sido interesante porque lo han adaptado a un lenguaje que inicialmente no es el de ellos. Nos dimos cuenta que sería engorroso mandarles cámaras, y que sería hacer "trampa". Era mejor con sus celulares, ellos han sido muy recursivos con lo que encuentran en sus casas. Al final logramos unos estándares de calidad muy altos, yo me siento muy satisfecho. Uno nunca se imagina encontrar propuestas tan sorprendentes.


13 de mayo: el día en que comenzó el rodaje de esta cinta, que esperan tener lista ver entre julio y agosto


¿Cree que esta situación nos dé una nueva perspectiva sobre el uso de celulares para hacer cine a pesar de que ya existen festivales como SmartFilms?

Mi gran preocupación es reactivar la dinámica de la producción actual, que está paralizada. Creo que es una gran posibilidad. De hecho, estamos pensando otro par de proyectos donde eventualmente podamos usar la misma dinámica. En este caso aplica una frase de Darwin, y es que no gana el más fuerte ni el más rápido, sino el que mejor se adapte a las circunstancias. No podemos enfrascarnos en protocolos, la cuestión es adaptarnos a estas nuevas formas respetando las normas de la pandemia. A mí hacer una película en celular me parece lo de menos, yo siempre he dado la pelea de que lo que importa es el indio y no la flecha. Yo siempre había querido hacer una película en celular, pero por probar, lo bacano es que esto lo hicimos sin movernos de nuestras casas, superando las adversidades. Esta película en circunstancias normales me habría costado cinco, o seis veces más de lo que me está costando. Todos son oportunidades y tenemos que seguir con lo que tenemos.

Encuentre más de PUBLIMETRO en Google Noticias, aquí

También le puede interesar

“La herencia en nuestra música es más poderosa de lo que valoramos”: Carlos Vives

• Lanzamiento. El samario combina su voz con la de invitados como Alejandro Sanz, Rubén Blades, Elkin Robinson y Ziggy Marley en su nuevo álbum, ‘Cumbiana’.
• Documental. En este álbum, Vives no solo canta sino que repasa la historia de la cumbia, y para ello grabó un documental que complementa el disco.

Loading...
Revisa el siguiente artículo