Cine colombiano: una industria más allá de los Oscar

Para muchos las nominaciones a los Oscar valen oro, sin embargo, hablando del cine nacional, hay otros aspectos que realmente son importantes para su crecimiento.

Por Lizeth Cadena

Este domingo 9 de febrero se realizará una nueva entrega de los premios Oscar, con nueve cintas nominadas a mejor película. Y precisamente, es en estos días en los que algunos colombianos recuerdan la nominación de El abrazo de la serpiente (Ciro Guerra), y se preguntan por qué una cinta de nuestro país no fue nominada este año. Sin embargo, detrás de la nominación de una cinta colombiana a los Oscar hay mucho más de fondo, que simplemente, la elección, y decisión, de unos jurados.

“La nominación del Abrazo de la serpiente generó unas expectativas muy grandes respecto a que Colombia iba a estar nominada de ahí en adelante todos los años a los premios Oscar, cuando en realidad es una posibilidad bastante remota. La gran mayoría de las películas del mundo compiten por una sola estatuilla a mejor película internacional, y el hecho de que una película colombiana haya estado nominada es un tema circunstancial”, le contó a Publimetro, Jerónimo Rivera, docente y crítico de cine colombiano.

Un ejemplo que corrobora lo dicho por Jerónimo tiene que ver con una revisión a filmografías más solidas como la española o la francesa, que a pesar de ser grandes y de peso, han recibido dos o tres Oscar máximo. Esto, justamente porque compiten en una categoría en la que se encuentra el cine de todo el mundo.

Además de eso, de acuerdo con Jerónimo, es necesario entender cuál es la verdadera lógica, y el verdadero objetivo de estas premiaciones.

“Los Oscar son los más visibles del cine, más populares por así decirlo, pero no son los más importantes. Los Oscar realmente premian las mejores películas del cine de Hollywood y de los Estados Unidos. Obviamente como Hollywood es un gran monopolio a nivel internacional, pues muchas personas conocen las cintas nominadas. Por eso en estos días tenemos de nuevo las películas nominadas en las salas de cine y si nos ponemos a mirar, a excepción de Parásito, la mayoría son hechas por algún estudio de Hollywood o de productoras independientes norteamericanas. El origen y la vocación de los premios no tienen nada de malo, pero es importante entenderlo para saber que si el cine colombiano gana un Oscar alguna vez, es un hecho fortuito y no necesariamente un indicador de que estamos haciendo el mejor cine a nivel mundial”.

Monos: más allá de los premios Oscar

Para el también escritor, lo que sí fue relevante respecto a la nominación a los Oscar del Abrazo de la serpiente, es que hizo que el público se diera cuenta que se hacía buen cine en Colombia, lo que generó cierto prestigio a nivel mundial.

Sin embargo, a su parecer, no es cierto que esta nominación se convirtiera en un motor para trabajar más y hacer mejor cine, y es que la verdad, el esfuerzo para hacer crecer la industria colombiana viene de años.

“El éxito de una película no se mide por sus premios, y aunque son una buena carta de presentación, hay muchos más factores a la hora de hablar de sus logros”, Jerónimo Rivera, docente, escritor y crítico de cine.

“La industria no cambió, porque en realidad el cine colombiano viene creciendo desde hace años y no necesariamente por los Oscar, sino porque hay más apoyo, hay más tradición y se hacen más películas, entonces la producción audiovisual ha evolucionado enormemente. El cine colombiano viene siendo visible en el entorno latino desde hace años y no solamente por el tema de la nominación al Oscar, sino también porque ha sido nombrado en festivales de primer nivel. Entonces que hayan películas nominadas en el festival de Berlín, los Cannes o Sundance, ha hecho que el cine colombiano exista en el mundo”.

Justamente Monos, que muchos esperaban que fuera nominada a los Oscar, ha logrado un éxito sin precedentes, sin necesidad de ser mencionada en estos premios.

"Monos fue una película importante que estuvo en las portadas y en los listados de las publicaciones de cine más importantes del mundo, sin haber tenido nada que ver con los Oscar, ratificando así la hipótesis de que el estar en el circuito de festivales y tener buena crítica de influenciadores del cine logra más que cualquier otra cosa”.

El público: punto débil del cine colombiano

El cine colombiano ha crecido, y mucho, sin embargo, su público no. Entonces esto ha hecho que las películas cada vez tengan un menor número de espectadores, lo que no es nada bueno para la construcción de la industria.

“Lo que hay que entender es que el cine de Hollywood monopoliza más del 90% de las salas occidentales, y el resto de películas del mundo tienen que competir por el 10% restante, en donde para el cine latinoamericano puede quedar un uno o dos por ciento, y la inmensa mayoría se va para el cine argentino y mexicano. O sea que si a una película colombiana le va bien, no significa que vaya a sonar en todo el mundo, simplemente está arañando un pedazo de ese porcentaje que es para el cine latino”.

Hablando del tema, luego de un reciente análisis realizado por Kantar Ibope Media, se llegó a la conclusión de que el 31% de la población urbana de Colombia ha asistido al cine al menos una vez en los últimos 30 días. El 18,8% lo hace una vez al mes, mientras el 9.1% asiste dos o tres veces en el mes. Además, una tercera parte consume con mayor frecuencia películas de Hollywood, frente a un 2% que dice ver películas producidas nacionalmente.

El cine colombiano, al igual que el vino, se pone mejor con los años, sin embargo, se necesita mejorar en muchos aspectos para consolidar finalmente esta industria. Pero evolucionar no solo significa obtener dinero para hacer más cintas.

“Estamos en un punto crucial en el que debemos tomar decisiones definitivas, y una de ellas tiene mucho que ver con la financiación y presupuesto más allá de las películas. Con esto me refiero a la formación de público, de la comercialización y promoción de las películas, porque se está invirtiendo mucho dinero en hacer películas, y se han hecho muchas, pero que el público no ve. Y recordemos que ninguna industria es sostenible si el consumidor no llega al producto. Entonces de nada sirve tener muchas películas que ganen festivales o que el número sea superior a las que se hacen en el resto de Latinoamérica, si el público no las ve”, concluyó Jerónimo.


Si quiere saber más de cine colombiano

Jerónimo Rivera lanzó hace poco su libro El papel del cine colombiano en la escena Latinoamericana, en el que habla de la industria cinematográfica en el país y su crecimiento. “El cine colombiano ha fortalecido su presencia en el entorno latinoamericano, y aunque es casi invisible en el contexto mundial, se consolida como un líder en la región y como la cinematografía con mayor crecimiento de las últimas décadas, debido, en muy buena parte, a la nueva legislación cinematográfica y a su ubicación estratégica entre el norte y el sur de América Latina”, se lee en la sinopsis de este libro.


 Encuentre más de PUBLIMETRO en Google Noticias, aquí

También le puede interesar

Cine mundial: la diversidad global se enfrenta a Hollywood

A propósito de los premios Óscar repasamos el estado del séptimo arte a nivel mundial: el crecimiento de una industria ante un público que pide mayor inclusividad

Loading...
Revisa el siguiente artículo