Thomas Haden Church quiere que se cuenten más historias como 'Divorce'

En días recientes se estrenó la tercera temporada de esta serie de HBO

Por Laura López

El actor californiano ha estado en más de una veintena de películas y series, casi siempre, interpretando galanes o tipos de aspecto rudo. Ahora, a sus 59 años, es la cara de Robert Dufrense, un hombre de mediana edad que se divorcia de su esposa Frances (Sarah Jessica Parker) luego de que ella le pide tomar caminos separados.

La serie estrenó en 2016, y el pasado 1 de julio estrenó su tercera temporada en HBO. En estos nuevos capítulos ambos personajes tendrán que reflexionar sobre lo duro que es iniciar una nueva vida sentimental y se darán cuenta que lo de menos es encontrar a una persona, sino lograr que su anterior vida y su presente se conjuguen.

"Muchos de los retos que él enfrenta le pueden resultar familiares a muchos", comentó Thomas Haden Church en conversación con PUBLIMETRO y otros periodistas de la región. "Tener que luchar por la custodia de tus hijos y solucionar varios temas financieros es algo con lo que muchos se podrán identificar".

En esta temporada veremos a Robert, su personaje, lidiando con el hecho de haberse enamorado de nuevo, sin estar seguro de que su nueva vida sea lo que busca (¿o necesita?) ahora que acaba de salir de un remolino emocional y familiar.

Para este actor, su personaje ha tenido que crecer y madurar en medio de una situación que lo pone a prueba, de la cual lo más duro ha sido tener que ver a sus hijos involucrados en su conflicto. "La primera temporada estuvo definida por el caos y por lo feo de lidiar con algo que en un comienzo parecía una simple infidelidad, pero que termina siendo algo más profundo que afecta toda la relación familiar. En la segunda, cuando esto se resuelve, podemos ver cómo están los hijos a nivel emocional, y como sus padres (Frances y Robert) están tratando de llevarse mejor a la vez que tienen nuevos intereses románticos. Para la tercera temporada vemos la continuación de esas relaciones pero también nos damos cuenta que en el caso de Robert su nueva pareja es más una socia de negocios que una pareja sentimental. En términos de evolución, él es una persona de mediana edad que sigue creciendo, ha madurado de formas más profundas, y es mucho más seguro ahora con su vida en general", recuenta.

Humor y drama

Esta historia, que llega con seis episodios a esta temporada, es conocida por su humor. Si bien las situaciones que se muestran tienen una alta dosis de drama, también hay lugar para reír con aquellos momentos de incomodidad e ironía que pueden darse entre una pareja de exesposos, especialmente, cuando sus nuevas parejas entran en escena.

Para Church, aunque todo este humor es rescatable en el sentido en que no hay mucho de esto en la oferta de entretenimiento actual, la tragedia sigue estando ahí de forma real, sin disimular con el humor aquellos momentos duros del divorcio que también merecen ser visibilizados.

"Hay muchas las historias que tratan el divorcio a través de la comedia romántica, en comparación con las que lo tratan como un drama romántico", comenta. "Yo no he tenido esa situación como tal, pero sí he tenido que tratar con custodias y es difícil, especialmente para los niños. Para mí, el divorcio representa, por lo que he visto en personas cercanas, el rompimiento de una familia. Más allá de cuál sea el motivo, o quién pueda ser señalado culpable. No hay nada chistoso al respecto. De vez en cuando hay momentos y situaciones humanas que le dan cierta ligereza al show. Pero el humor que tratamos de hacer en Divorce en las tres temporadas trata de dejar claro que no hay nada cómico en el hecho de que una familia se destruya por culpa de dos adultos que no logran llevarse bien, y donde los niños son las víctimas, no hay nada gracioso al respecto", dice.

Sin embargo, este tono de seriedad que adopta el actor se convierte en una invitación y en un llamado a la acción cuando asegura que en la pantalla deberían retratarse más historias parecidas. "Me gustaría que se contaran más historias como esta dentro del género dramático, porque, para mí, tiene mucho sentido. Eso es algo en lo que Sarah (Jessica Parker) y yo hemos estado siempre de acuerdo; hay muchas cosas que no son chistosas, pero no hay forma de saber esto a menos de que contraigas matrimonio".

 

MÁS NOTICIAS DEL ENTRETENIMIENTO, AQUÍ

También le puede interesar

El BAM regresa para reunir a la industria audiovisual en su décima edición

Desde hoy, 8 de julio, hasta el 12 de este mismo mes, se lleva a cabo el encuentro audiovisual más grande de la capital en el

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo