Metal, pogo y actitud: así se vivió el primer día de Rock al Parque 2019

Ya sea porque se lo perdió o quiere revivirlo, le hacemos un recuento de cómo fue esta primera jornada con los momentos destacados, así como aquellas cosas por mejorar

Por Laura López

Desde las 2:00 de la tarde se abrieron las puertas del Parque Simón Bolívar. Metal, pogo y actitud: así se vivió el primer día de Rock al Parque 2019.

Una fila de al menos 500 personas completó los filtros de seguridad y el parque se fue llenando de chaquetas negras, cabellos largos y música.

Hoy, cuando todavía calentaba el sol de la tarde, brillaron bandas de la convocatoria distrital como Power Insane, que se mostró profesional, preparada y con bastante actitud. Esta agrupación descrestó con la voz de su frontman, Diego Rodríguez, quien a su vez transmitió el espíritu de gratitud de su banda por la posibilidad de estar en los 25 del RAP.

Un par de horas más tarde, Tarja Turunen, la finlandesa de las "mil voces", se iría encantada con el público colombiano luego de exponer todo su metal lírico en el escenario Plaza.

Metal, pogo y actitud: así se vivió el primer día de Rock al Parque 2019

Por allí también desfilarían bandas como Tenebrarum, de Medellín, que se lució con su performance y más tarde la brasileña Angra, muy esperada, que le dio gusto a los presentes con clásicos como Carry On, aunque algunos no le perdonaron a la banda haberse saltado el último coro de la canción.

Temprano en la tarde llovió ligeramente, y aunque algunos prefirieron buscar refugio, fueron más los que se quedaron firmes al llamado metalero de la programación del día, y fueron recompensados.

Deicide, la banda estadounidense de death metal celebró 30 años de carrera -casi los mismos que el festival- frente a un público emocionado que no bajó los brazos en casi ningún momento de la presentación.

La voz gutural de Glen Benton comandó la descarga frenética de la batería de Steve Asheim mientras el Simón Bolívar se deshacía en un pogo tras otro en el escenario Plaza.

En el escenario Bio, otra gran abanderada del death metal, Dying Fetus, daba clases de batería aprovechando la buena energía del público. Los asistentes bailaron a placer bajo un cielo despejado que favoreció una noche sin lluvia para el cierre del primer día.

Cerca de allí, en el escenario Lago, los mexicanos de Here comes the kraken soltaron su nu metal para un público que guardó las últimas baterías para verlos. En un acto de sinceridad, la banda admitió que tenían varios problemas técnicos, pero aseguraron que era parte de lo que implica presentarse en vivo y siguieron adelante.

Por mejorar

Una de las críticas recurrentes en esta primera jornada de Rock al Parque fue el sonido. En algunos puntos del escenario, especialmente para quienes estaban más lejos del mismo, el sonido era debil y se percibía con cierto atraso de lo que sonaba en tiempo real.

De igual manera, varias agrupaciones tuvieron problemas técnicos en los escenarios. Y aunque esto no las detuvo a la hora de dar el 100% en sus presentaciones, sí provocó algunos comentarios entre los asistentes.

Si usted no puede asistir a los dos días que todavía quedan de festival, le contamos cómo seguir la transmisión en el enlace a continuación:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo