logo
entretenimiento
 /
entretenimiento 30/05/2019

Manolo Cardona se pone la corona de espinas en ‘María Magdalena’

Hablamos con el actor sobre el “vía crucis” de interpretar a uno de los hombres más famosos del mundo

Protagonizada por María Fernanda Yepes, María Magdalena llega a la pantalla del Canal Caracol para contar una historia de ficción inspirada en la vida de esta mujer. Tras el asesinato de su padre, María termina huyendo de Magdala (Israel), su pueblo natal, donde también deja a Ur, su esposo maltratador. Eventualmente María Magdalena se encontrará con Jesús (Manolo Cardona), quien le dará la mano para conformar una de las amistades más enigmáticas del mundo antiguo.

Todos sabemos quién fue Jesús, sin embargo, ¿qué facetas de este personaje pudo conocer en la interpretación que hizo de él?

Cuando me invitaron a hacer este proyecto sentí muchas cosas, entre ellas mucha alegría. Es un honor y una gran responsabilidad. Luego empecé a leer sobre Jesús, sobre este ser humano tan maravilloso. Leí muchos puntos de vista, entonces tengo muchos ‘Jesús’ en mi cabeza producto de esos libros y versiones sobre él. Leí la Biblia completa, y a partir de eso empecé a formar mi propia idea de lo que yo creo que es este gran maestro de maestros. Es una persona icónica para el mundo entero, para la humanidad. Así que espero que les guste mi versión de él.

¿Qué elementos incluyó en esta nueva versión que tal vez no hayamos visto antes en las muchas recreaciones que se han hecho de la vida de Jesús tanto para el cine como para la televisión?

Yo creo que lo más importante para mí era encontrar el Jesús hombre, y luego a Jesucristo, el elegido, el hijo de Dios. Para mí era muy importante humanizar a ese hombre que todos visualizamos de una manera muy elevada, quería aterrizarlo y que la gente lo conociera como hombre, y después como el hijo de Dios, quería que hicieran esa transición.

De todo lo que conoceremos sobre la vida de María Magdalena, ¿qué fue lo que más lo sorprendió de ese pasado desconocido por la mayoría?

Pues, en realidad es una historia que muy pocos conocen. Mucha gente especula y tiene diferentes puntos de vista, pero pocos saben realmente la historia. Creo que va a ser interesante ver y sentir las reacciones de la gente al conocer este relato. Ella era una mujer única, rebelde y empoderada en comparación con las mujeres de su tiempo. Muy feminista. Es una historia muy relacionada con lo que las mujeres sienten en este momento, ella es de las mujeres que estuvo bastante avanzada para su época. Por otro lado, van a conocer la historia de Jesús y los apóstoles, y cómo fue ese encuentro entre María Magdalena y Jesús, la historia de la que más se especula, pero que no se ha visto mucho en pantalla. Es la primera vez que se hace en español una producción bíblica de este calibre. Esperemos que se puedan hacer más historias así en Latinoamérica.

Estamos en un momento en el que mucha gente critica la iglesia y tiene sentimientos encontrados con la religión, ¿qué les diría a los que tal vez juzguen la serie por su temática y preferirían no verla?

Yo creo que esta historia la puede ver cualquier persona sin importar si es católico, cristiano o creyente, porque es única. Es la historia de un ser humano, Jesús, y una mujer única, como María Magdalena. Es una narración que no tiene que ver con la religión, porque el mensaje que van a ver de Jesús es un mensaje muy universal, tiene mucha trascendencia y mucha fuerza hoy en día. Seas o no religioso, es una historia que puedes ver y que estoy seguro que tendrá bastantes adeptos.

“Estuve una semana sin comer para hacer esas escenas y cumplir con la parte física y mental”

Grabaron en varias locaciones, ¿cuál fue el reto más grande al que se enfrentaron como producción?

Las locaciones son otro de los elementos de esta serie, grabamos en Marruecos y en el Desierto del Sahara, entre otros. También estuvimos en los Estudios Atlas, que son los más grandes del mundo para este tipo de producciones. Grabamos aquí en el Cabo de la Vela, en el Desierto de la Tatacoa, en el Neusa a las afueras de Bogotá, e hicieron también un set espectacular de Jerusalén. La verdad es que me le quito el sombrero a la dirección de arte de esta producción. El reto era para ellos, al montar todos estos escenarios; nosotros más bien teníamos que acoplarnos a estos lugares y jugar allí para que se diera la credibilidad que se ve en la serie, que se siente en la atmósfera de la producción.

Tenemos la escena de la crucifixión, que aunque ya es conocida siempre será muy cruda al recrearla, ¿hubo alguna escena así que lo retara particularmente como actor?

Sí, precisamente la crucifixión, yo llegué de una semana sin comer para hacer esas escenas y cumplir con la parte física y mental, porque necesitaba estar en otro estado anímico. Estando ahí me empezaron a pasar muchas cosas, me preguntaba cómo un ser humano podía soportar esto, y por qué había tenido que pasar por esto. La verdad sí fue muy fuerte.