logo
entretenimiento
 /
entretenimiento 29/05/2019

Primo Rojas: Como siempre en el teatro, revelando todo su humor negro

Por estos días se presenta en el Auditorio Skandia con su emblemática obra, ‘De cómo un pobre entierra a la mamá’. Ya está en sus últimos días.

Con sus montajes Primo Rojas ha ganado tanto seguidores como detractores. Pero sin importar si sea para un extremo o para otro, lo cierto es que siempre está dando de qué hablar. Su propuesta más conocida es De cómo un pobre entierra a la mamá, un show con el característico humor negro que lo identifica. Justamente esta obra se encuentra por estos días en temporada en el Auditorio Skandia, y aprovechando la coyuntura hablamos con Primo acerca de esta creación y de su evolución a través de los años.

Sin duda, este montaje es uno de los más emblemáticos y pedidos de su carrera. ¿Cuáles fueron sus comienzos?

La verdad es que un comienzo simplemente era un ejercicio que yo aplicaba con mis estudiantes. Entonces, en cierta ocasión, yo me subí al escenario para hacer un espectáculo y cuando cumplí mi tiempo los espectadores me pidieron un poco más. El problema era que yo no tenía más, así que la única solución que tuve fue presentar este ejercicio de manera improvisada, y para mi sorpresa, la gente no paraba de reír. En ese momento pensé que sería una buena idea si hacía algo más grande con eso, y bueno, el resultado fue De como un pobre entierra a la mamá.

“Muchos podrían pensar por el título que se trata de una obra grotesca, pero cuando la vean se darán cuenta que es extremadamente divertida”, Primo Rojas.

Este montaje hace referencia, como su nombre lo indica, a la manera en la que un determinado personaje entierra a su mamá. Pero entre todos los personajes que Primo Rojas pudo haber elegido, optó por enterrar a la mamá, y que para rematar, su hijo fuera una persona de estrato bajo…

Y es que al mostrar ese ejercicio al mundo, descubro que la gente disfruta de ese tipo de personajes y de momentos trágicos de los cuales no se pueden referir con humor en la cotidianidad. ¿Y cuáles son esos personajes y hechos trágicos? La muerte, la pobreza y las madres. Así que pensé que podría ser una buena fórmula combinar todos estos elementos, no para tener una obra exitosa, sino para darles un instante de esparcimiento a los espectadores, quienes normalmente no se pueden reír de estos temas.

En ese sentido, ¿cómo podría definir el verdadero humor?

Podría ser difícil de explicar, y con muchos caminos, pero a mi modo de ver la verdad es solo una: el buen humor es ese que te permite reírte de aquello que a veces está prohibido, porque la sociedad no lo ve bien. Es ese humor que te genera una sensación de libertad.

Muchos pensarán que se ríe de los demás, pero lo cierto es que también se burla de sí mismo…

Por supuesto. Y es que yo no puedo negar mis orígenes y esos están en El Codito, un sector de Bogotá que no es para nada estrato seis, y que por el contrario, es uno de los más populares que hay en la capital. Y así como este, hay varios aspectos de mi vida que están incluidos en la obra, que aunque no específico, sí hacen parte de mi cotidianidad.


Sobre la obra

Jerry sabe de la muerte de su mamá a través de su mejor amigo, sin duda, el menos indicado para darle la noticia. Y luego de eso, los espectadores serán testigos del riguroso y conocido ritual de cómo enterrar a un familiar: la reacción de Jerry al conocer la noticia, el velorio, el camino al cementerio, el accidentado recorrido del féretro y el entierro. Todo esto sumado a los profundos y confusos sentimientos de Jerry.


MÁS NOTICIAS DEL ENTRETENIMIENTO AQUÍ

También le puede interesar