El segundo día del FEP: marcado por la nostalgia y la rumba

Lleno total para Disclosure, Underworld cerró en el escenario Tigo

Por Natalia Martinez

El segundo día del Festival Estéreo Picnic llegó con toda. Luego de un primer día pasado por lluvia, el clima en el campo de Golf Briceño 18 estuvo perfecto: sol en la tarde y la noche estuvo seca.

El campo respondió y los asistentes pudieron moverse en pasto sin charcos para disfrutar de un cartel inusual que se dio en el marco de la celebración de los 10 años del festival colombiano que ha pegado un salto grande en su organización y logística.

Las puertas se abrieron a la 1:00 p.m. Miles de personas hicieron su ingreso y gozaron con la música de la pareja peruana Alejandro y María Laura, el dúo de músicos y compositores de indie folk que ha enamorado con sus sonidos andinos.

Más tarde, en el escenario AXE llegó la sabrosura de Absalon & Afropacífico, el sonido de la nueva joya de Timbiquí y sus marimbas rememoró la música del pacífico colombiano y logró nuevos fans.

FEP Juan Pablo Pino

La primera explosión llegó con Apache, el rey del hip hop venezolano que cautivó a los amantes de la música urbana. Sus sonidos grises, las rimas y reflexiones de la calles de Venezuela  llegaron a Colombia y fueron recibidas por muchos extranjeros que sintieron la vibra del rap del músico que es uno de los más importantes del género a nivel latinoamericano.

La cuota femenina de la tarde fue Pedrina y su dulce voz que se independizó y ha cautivado con sus sonidos cristalinos y el pop suave de amor y desamor. Éxito y ovaciones recibió la colombiana que ha venido creciendo exponencialmente.

En su segunda visita al país Portugal. The Man volvió a 'romperla'. El sexteto de Alaska demostró porqué fue una de las bandas favoritas del FEP en 2014. Con canciones como 'Evil Friends', 'Tidal Wave' y 'Modern Jesus' los asistentes gritaron y cantaron en coro el rock norteño.

Por los escenarios pasaron Leeon, ZHU,  y La Payara que puso a bailar a los asistentes a Un Mundo Distinto con su música colombiana mezclada con sintetizadores y beats electrónicos, armonizados con tamboras y gaitas.

A las 8:45 p.m. se prendió la rumba con el Grupo Niche. En lo que ha sido una revelación para el festival, el legendario grupo de salsa puso a vibrar a más de 20.000 asistentes que llenaron el escenario Tigo para bailar y cantar la salsa de siempre.

El legado de Jairo Varela se escuchó en todo el campo de golf, cuando de inmediatamente sonó 'Una aventura', 'Gotas de Lluvia', 'Hagamos lo que diga el corazón', 'Ana Milé' y el cierre rumbero llegó con 'Buenaventura' y 'Cali Pachanguero'.

Los juegos pirotécnicos confirmaron que la presentación se convirtió en un hito en el festival, para siempre.

Miles corrieron al escenario Adidas para escuchar y bailar con Disclosure, el Dj Set que ha enamorado en los festivales del mundo llegó con sus sonido 'housero'. Miles bailaron en la noche colombiana con una rumba que prendió la noche y alistó todo para bailar al son del techno con Underworld.

Este año, hacia las 11:30 p.m. se esperaba a The Prodigy, pero la tragedia hizo que rápidamente el cambio fuera por Underworld, una sorpresa y un acierto que hizo bailar con su dance progresivo y finalizar con 'Born Slippy' el legendario tema de Trainspotting, que llenó de energía a los asistentes que se quedaron hasta el final para bailar.

En uno de los guiños del Festival a la nostalgia, a la 1:00 a.m. llegó el  Dj de todos los tiempos. Tiësto hizo sudar a los asistentes al escenario Adidas que lograron que el frío de la sabana no se sintiera. 'Boom', 'Traffic' y 'Wow' cerraron con broche de oro y lograron que dos generaciones bailaran al mismo son.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo