Monsieur Periné era todo, menos lo que estaba sonando en 2012

¿A qué se debió el éxito del 'Hecho a mano', un disco que no estaba siguiendo las tendencias y las modas comerciales de la época?

Por Lizeth Cadena

Para los artistas nunca será sencillo explicar las razones del éxito de una canción o de un álbum. Sin embargo, siempre habrá quienes sí puedan responder a esa pregunta, y no solo con un motivo. En el caso del Hecho a mano en 2012 habría en la lista cientos de personas, pero para este artículo me ayudaron Álvaro González, a quienes muchos le dicen por sus “pocos conocimientos” el ‘Profe’ de Radiónica, y Lizeth Holguín y Wilmer Barrera, fanáticos acérrimos de la agrupación.

Radiónica fue la primera emisora en abrirles las puertas a Monsieur Periné, y el ‘Profe’ sigue recordando a la perfección y con cariño los primeros pasos de la agrupación hacia el éxito. “Esta es una historia muy especial porque en el 2010 a nosotros nos llegó un demo de ellos de su canción Ton silence, un tema que comenzó a rotar en la emisora. Y aunque no fue la versión final del disco, sí empezó a tener recordación. Y aún más importante que la rotación de Ton silence, es que la canción La muerte, que en 2012 también sería parte de ese álbum debut, fue número uno de Radiónica en 2011. Y eso que estamos hablando de la canción del año, con una versión que no era la del Hecho a mano, sino la del demo”.

“Monsieur Periné es una de esas bandas colombianas que ha sabido crear una carrera a partir de las letras” , Álvaro González , el ‘Profe’ de Radiónica.

Letras que cuentan historias

Álvaro afirma que algo que llamó mucho la atención de la banda en sus comienzos, y que aún se mantiene, es su capacidad para hacer letras que describen a la perfección el momento que se está viviendo. Para él, es una de esas bandas que ha sabido crear una carrera a partir de las letras, y teniendo en cuenta que en 2012 eran jóvenes e inexperimentados, el ‘Profe’ aplaude su madurez a la hora de crear canciones.

“Si bien Monsieur Periné ha creado un imaginario alrededor de la banda que es muy atractivo, y si bien la agrupación tiene unos músicos que interpretan muy bien, yo puedo decir que las letras siempre han sido uno de sus grandes diferenciales. Hay un punto que me parece muy importante de analizar y es ver la capacidad de estos chicos como compositores. Por ejemplo, La muerte fue una canción con una lectura muy interesante de lo que es conflicto colombiano, y obviamente, a eso debemos sumar las letras de amor y desamor de los Periné que son tan sencillas, pero a la vez tan profundas”.

Y agrega que: “Hay bandas que lograron transcender por contar muy bien un momento histórico: lo hicieron Los Aterciopelados, 1280 Almas, ChocQuibTown, después fue Monsieur y ahora lo están haciendo LosPetitFellas”.

Ellos eran todo… menos lo que sonaba en la época

Wilmer Barrera fue uno de los primeros colombianos en seguir la banda, tanto así, que tiempo después de haberse conectado con los Monsieur y el Hecho a mano, decidió crear una cuenta de Twitter, @Familiaperine, con el objetivo de unir a los seguidores. Ahora, como su nombre lo dice, ha logrado consolidar una familia, más allá de un simple club de fanáticos. Desde su perspectiva, adicional a las letras, Monsieur sonaba a todo, menos a lo que se estaba escuchando por ese entonces en nuestro país. Algo en lo que está de acuerdo el ‘Profe’ González.

“Por esa época estábamos viviendo los últimos vestigios de la herencia del tropipop, y el reguetón ya era la música oficial del mercado sonoro del continente. El rap se estaba consolidando, siendo muy fuerte en Medellín, y en el caso de Bogotá estaba naciendo el Estéreo Picnic como una nueva alternativa”.

“Cuando salió el Hecho a mano, La muerte, Huracán y Suin romanticón se convirtieron en las canciones con las que dije: ‘me quedo acá, me quedo con Monsieur’”, Wilmer Barrera. 

A lo anterior, Wilmer suma que el hecho de que los Periné hicieran música desde el corazón, sin pretensiones, también hizo que tomaran otro camino al tradicional, y de allí, que se conectaran con el público que estaba buscando algo más de lo que estaba sonando constantemente en ese momento.

“Yo creo que se salieron del contexto de lo comercial, que hicieron música desde el corazón y no con el objetivo de vender discos por montones. Es algo muy colombiano, que reúne muchos géneros musicales de nuestra tierra, pero que además, se mezcla con lo de afuera. Esa combinación hizo que yo me enamorara”.

Para Lizeth Holguín, quien llegó años más tarde a la banda, pero que los conoció con Suin romanticón del Hecho a mano, Monsieur Periné le abrió las puertas a otro tipo de música colombiana, que le hizo entender que los artistas de nuestro tierra sí valen la pena. “Yo tenía el pensamiento de que la música internacional era mejor que la colombiana, pero escuchar a Periné fue darme cuenta que la música de nuestro país tiene mucha tela por cortar, y a veces nos da mucho y nosotros no nos damos cuenta”.

Monsieur Periné: la catapulta para las generaciones venideras

Y es que una época en la que empezaron a crecer algunos festivales como el Estéreo Picnic, las ruedas de negocios como el BOmm, y se consolidaron los primeros sellos independientes y las emisoras apoyando el talento colombiano como Radiónica, Monsieur se convirtió en la cereza de aquel helado musical que le dio confianza y fortaleza a esas bandas que venían detrás y no tenían una disquera. ​

“Al igual que pasa hoy con LosPetiFellas, Monsieur Periné en sus comienzos representaba a una generación que con ellos veía la posibilidad de otros mercados, de otras opciones sonoras. Monsieur Periné tiene esa particularidad de que fue una banda generacional que hoy ya le pertenece al lenguaje popular colombiano. Y es que Monsieur también hace parte de un folclor y muestra una visión diferente de lo que son nuestras historias, nuestras memorias”, dice Álvaro González.

Pero más allá de las letras, su sonido, sus comienzos en la independencia y la expansión de la industria musical paralela al crecimiento de la banda, el ‘Profe’, Wilmer y Lizeth están de acuerdo que su éxito con el Hecho al mano se debe, sobre todo, a la perseverancia y la disciplina.

“Yo creo que Monsieur Periné desde hace años es una banda del continente. Sabe hacer canciones, entender los momentos, pero también le propone a una época imaginarse años más allá. Es la prueba de que el talento con disciplina y el talento con imaginación definitivamente le puede dar a nuestro país otras opciones de memoria. Monsieur Periné es una banda que sabe crear y contar historias”, asegura el ‘Profe’.

Wilmer agrega que: “Muchas veces se dice que todo es con rosca, pero ellos vienen de abajo, creciendo poco a poco y si ellos pudieron, yo también puedo. Eso fue lo que ellos me dejaron con este disco. Es un reflejo que todavía plasmo en mi vida personal: no desistir”.

Lizeth concluye describiendo, literalmente, a los Periné como unos médicos musicales. “Y es que, aunque no lo crean, salvan vidas. bandas como la de ellos y discos como el Hecho a mano, salvan vidas”.

“Mis gustos musicales iban por otra parte hasta que escuché este disco. Es un álbum con grandes instrumentos”  Lizeth Holguín, fanática de Monsieur Periné.

MÁS NOTICIAS DEL ENTRETENIMIENTO AQUÍ

También le puede interesar

"Esto no es folclor, esto no es francés, esto es suin a la colombiana": Monsieur Periné

Cada uno en distinto género. Cada uno en diferente época. Sin embargo, todos tienen algo en común: partieron la historia de la música colombiana y latina en dos. En PUBLIMETRO les hacemos un homenaje a algunos discos que cambiaron el panorama musical. Esta primera entrega se la dedicamos al Hecho a mano, el debut de los Monsieur.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo