Los secretos del éxito de Netflix en Latinoamérica

Rodrigo Mazón, vicepresidente de adquisición de contenidos para Latinoamérica y España de Netflix, habló de las series, de cómo innovarán con tecnología y de las críticas a la plataforma.

Por Mauricio Barrantes

Hace unos años, las conversaciones de pasillo y las de la hora del almuerzo se concentraban en intercambiar percepciones sobre la novela de turno o el estreno de la película más taquillera. Las cosas cambian un poco, frases como “¿Ya te viste la nueva serie de Netflix?”, “¿En qué capítulo vas? o “Estuve todo el fin de semana en una relación estable con mi televisor y Netflix” hacen parte de las charlas entre amigos, familia o la pareja. Algunos van más allá y consideran traición el adelantarse capítulos, con lo que no sería raro que en los votos matrimoniales de las parejas que aún se casan se incluyan promesas como “respetaré el sagrado momento de ver series juntos”.

La manera en la que Netflix ha entrado en la cotidianidad de las personas lleva a cuestionar cuáles son sus planes de expansión en Latinoamérica y cómo ven a la audiencia de la región, que cada vez más exige contenidos de gran calidad y con diversas alternativas.

¿Qué podemos esperar de la adaptación de 100 años de soledad, no solo por la importancia que tiene para la literatura universal, sino por lo difícil que es adaptarla a los formatos audiovisuales? Es un proyecto súper ambicioso. Estamos muy emocionados y honrados de haber conseguido la oportunidad de contar esta historia a través de una serie y vamos a echarle todas las ganas y trabajar con gente colombiana para poder adaptarla y hacer lo mejor que podamos de contar esta historia, que es única y es de un icono no solo colombiano, sino del mundo.

¿Cuál es la apuesta que tienen de contenidos en Colombia, teniendo en cuenta a Distrito Salvaje, Cien Años de Soledad y otras producciones que tienen temáticas muy locales?

Lo que nos hemos dado cuenta en Netflix y de hecho esa ya se ha convertido en nuestra estrategia local es que entre más hacemos un buen trabajo en contar historias muy locales, muy auténticas, vemos que logramos la mayor cantidad de audiencia, tanto local, como de audiencia internacional. Lo interesante es que cuando hacemos estas historias con talento local, con escritores locales, con producciones locales, funcionan muy bien en Colombia, pero también viajan muy bien no solo al resto de Latinoamérica sino también al resto del mundo y eso es lo bonito de las historias locales.

Después del éxito abrumador de Roma, ¿han pensado en seguir por la misma línea con otros países latinoamericanos distintos a México para hacer producciones cinematográficas de alto nivel?

Claro que sí, tanto películas como series y otros formatos son el tipo de proyectos que hemos pensado y ya empezamos a hacer de hecho en Colombia. Acabamos de renovar y anunciar el comienzo de la producción de la segunda temporada de Distrito Salvaje. Hace unos días anunciamos la noticia de que se va a adaptar el libro de Cien Años de Soledad en una serie. Es un proyecto muy ambicioso. Estamos muy emocionados y honrados de poder llevarlo a la pantalla. Recientemente anunciamos la renovación de nuestro acuerdo con Caracol para las coproducciones que ya llevamos haciendo desde hace varios años. Ahora haremos por lo menos 9 más con ellos, empezando el año que entra. Así como esa, la idea es seguir invirtiendo mucho en todo tipo de contenido y talento local colombiano.

Precisamente con este acuerdo con Caracol, ¿a qué tipo de audiencia le están apostando?

Lo bonito de esa relación, aparte de ser unos socios súper buenos, es que es una relación de muchos años con Netflix. Sus contenidos les funcionan muy bien tanto a ellos, como a Netflix después de que pasan al aire. Al ser proyectos de tan alta calidad, también hemos visto que viajan increíblemente bien por toda Latinoamérica, Norteamérica y el resto del mundo. Es una relación muy positiva para ambos lados.

¿Cómo tienen identificada a su audiencia en Latinoamérica y en particular en Colombia?

Lo interesante de las audiencias colombianas y latinoamericanas es que son muy diversas, los gustos no son iguales. Lo bonito de esto para nosotros es ir aprendiendo en cómo darle algo para todas las personas que utilizan Netflix. Lo que nos hemos dado cuenta es que no hay una manera de categorizarlas o clasificar a la audiencia de una sola manera. De hecho, tienen gustos muy diversos o preferencias muy diferentes, tanto de cómo consumir el contenido, así como de qué tipo de contenido ver.

¿Cuál es la postura de Netflix ante las críticas de algunos sectores de la industria audiovisual en Latinoamérica, que aseguran que ustedes se apropian cada vez más del negocio y esto llega a afectar a las pequeñas productoras y a los canales de televisión tradicional?

La realidad es que, para Netflix, Latinoamérica en particular es una región de muy alta prioridad y creemos y consideramos que somos una alternativa y un complemento para todos los canales existentes, para todos los productores locales, con los cuales queremos colaborar y de hecho estamos colaborando. Por lo tanto, es un mercado muy grande. Cada país es un mercado muy grande, en el que Netflix es una parte de eso y esperamos seguir creciendo, pero en realidad para nosotros todos estos jugadores locales en realidad son empresas con las que queremos colaborar, estamos colaborando y la idea es seguir tratando de hacer lo mejor que podemos para nuestra plataforma.

¿Por qué cree que la televisión tradicional está entrando en crisis?

Nosotros creemos que los canales lineales tienen su lugar y nosotros somos una alternativa a eso. Lo que hemos visto es que la gente tiene diferentes preferencias de cómo quieren ver el contenido y para nosotros lo importante es ser lo mejor que podemos ser dentro de nuestra categoría, dentro del consumo de contenido digital a través de una plataforma.

¿Cómo les ha ido con historias transgresoras como La Casa de las Flores, como Élite, que de alguna manera tocan temas tabúes, en sociedades o países que aún siguen siendo muy conservadores o donde la televisión tradicional no toca esos temas?

Con esas dos en particular nos ha ido muy bien. Nuestra filosofía es trabajar con el mejor talento de la industria y dejar que cuenten las historias de la manera que quieren y nuestro trabajo es apoyarlos, darles la oportunidad de contar esas historias y tratar de seguir invirtiendo en ellas. Nos hemos dado cuenta de que tanto esas historias que vienen de España o México, como otras, hay una gran demanda en todo el mundo.

¿Qué piensa de la creciente competencia? ¿Cuál es la apuesta para seguir siendo líderes?

Nos encanta la competencia, consideramos que la competencia genera mejores resultados para todos. Estamos siempre tratando de mejorar lo que hacemos, de seguir colaborando con los jugadores locales e internacionales, y la competencia es completamente bienvenida porque eleva el nivel del contenido al que al final es lo que la gente busca.

¿De qué manera ustedes buscan innovar en contenidos y a nivel tecnológico?

Creemos que el servicio en sí de Netflix tiene mucho de innovación en cuanto a la tecnología que utilizamos para hacer llegar esas historias a nuestros miembros alrededor del mundo. Y también estamos innovando a través de cómo contamos las historias. Es decir, que no nos apegamos a un formato único, de “x” número de capítulos y de “x” número de temporadas. Realmente creemos que si somos lo más flexibles y abiertos a cómo los creadores quieren contar estas historias, el resultado final es el mejor y de alguna manera es una gran innovación porque no nos estamos apegando a ninguna regla per se.

¿Qué enseñanzas les ha dejado las experiencias que han tenido con series o películas en las que buscan la interactividad de los usuarios, como Black Mirror: Bandersnatch o El Gato con Botas?

Es un área de innovación en la que estamos empezando a explorar y a invertir y por lo pronto los resultados que hemos visto nos tienen muy contentos. Hemos visto que tanto en el área más infantil, niños, como a través de Black Mirror, con adultos, hay un apetito para ver historias de otra manera y seguiremos explorando eso.

¿Qué experiencia han tenido con Colombia como sede de locaciones en varias de sus producciones?

La verdad es que vemos que aquí en Colombia, como en muchos países de Latinoamérica, la industria está creciendo tremendamente, pero hay una sofisticación y una infraestructura con la cual estamos muy contentos y ya lo hemos comprobado en producciones que ya hemos hecho en varias ciudades y zonas del país. La idea es seguir creciendo e invirtiendo de esa manera para seguir cada día mejorando la calidad del contenido.

¿Han pensado explorar programas periodísticos en Latinoamérica para competir con la forma en que los canales tradicionales realizan su trabajo de informar a la audiencia?

En realidad, el tema de noticias no es un área prioridad en ese sentido, de crear contenido de esa manera. Entonces por lo pronto, no.

¿Le están apostando a todo tipo de publicidad para conquistar a la audiencia?

La publicidad que hacemos es muy diversa. En realidad, por supuesto que utilizamos el internet y la mercadotecnia digital para llegar a nuestros miembros o posibles miembros, pero también utilizamos mercadotecnia más tradicional porque consideramos que tenemos historias que contar que les puede gustar a todo mundo y mientras que podamos vamos a seguir haciéndoselos llegar de diferentes maneras.

¿Cómo van a hacer para que a Netflix no le pase lo mismo que a modelos de negocio exitosos que han fracasado?

Para nosotros va a seguir siendo importante el invertir y trabajar duro para que sigamos creciendo y sigamos dándole gusto a nuestros miembros, y encontrando y produciendo nuestras grandes historias.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo