Siempre bruja, una apuesta por la magia hecha en Colombia

La serie de Netflix rodada en nuestro país se estrenó en la plataforma el pasado 1 de febrero.

Por Laura López

Historias de brujas pueden haber muchas, pero Siempre bruja es la versión colombiana a la que Netflix, Dago García y Caracol Producciones le apostaron aprovechando los parajes coloniales de Cartagena y el talento local.

En esta serie, creada por Ana María Parra y dirigida por Mateo Stivel, una joven bruja del siglo XVII llamada Carmen (interpretada por Angely Gaviria), viaja al futuro para salvar al hombre que ama (Cristóbal, un hijo de españoles interpretado por Lenard Vanderaa), pero primero deberá adaptarse al presente de Cartagena sin que descubran su naturaleza.

Con muchas caras nuevas, esta historia recorre oscuros momentos de la inquisición colombiana en contraste con la Cartagena de hoy, donde aún habría brujas, pero en una versión más moderna y camuflada. Entre estas brujas actuales está una cara conocida, Verónica Orozco. Ella, junto a Luis Fernando Hoyos (intepretando al brujo Aldemar), son tal vez dos de los actores más experimentados de la serie.

"Cuando Juliana Barrera (productora) me llamó y me dijo que tenía este personaje y me dijo que era una bruja, dije, 'sí, yo quiero, ¿dónde firmo?' (risas), porque además no es una bruja evidente de pócimas y sombrero. No es el cliché de la bruja, sino que es una mujer poderosa, que busca el poder, que ha estudiado toda su vida pra ser bruja y juega con el tema de la energía y de la magia, me pareció divino desde el principio. Esta primera temporada no está tan presente, toma más fuerza en los últimos capítulos. Maneja muchas dudas y mucho misterio", cuenta Verónica Orozco, quien interpreta a Ninibé, una profesora de biología que pasa su tiempo entre plantas y laboratorios de botánica.

Ninibé será clave para acompañar y ubicar a Carmen, que llega en su búsqueda cuando se encuentra en el mundo moderno sin poder explicarle a nadie quién es realmente y por qué no entiende nada de lo que ocurre a su alrededor.

Hablando más sobre su personaje, Orozco cuenta que Ninibé "oculta muchas cosas, que se irán revelando hasta el capítulo 10. Es una mujer muy dulce, apasionada a su trabajo, a los animales y las plantas. Muy poca gente sabe que es bruja. Carmen llega del pasado, del siglo XVII a buscarla para hacer un puente. Yo la acojo de una manera muy maternal, muy amiga, porque las dos somos brujas y ahí comienza toda esta travesía. Es el personaje que más sorpresas que más tiene en la historia".

En Siempre Bruja, Verónica Orozco se declara cercana con su personaje en cuanto a que, más allá de la magia, hay maneras de influenciar la energía que nos rodea con cosas tan simples como una palabra o un pensamiento. "A mí el tema de la magia me parece fascinante, no sé si de eso se trata ser o no ser bruja, pero para mí hay cosas que tienen poder, como las palabras. Una palabra y un decreto pueden ser una brujería. Tengo mucho cuidado con mis palabras, con lo que pienso, con lo que deseo y lo que digo. En eso sí tengo mucho que ver con Ninibé, eso existe, es un poder".

En esta historia hay otra apuesta y es la de mostrar una cara del país que no tiene que ver con la violencia del último siglo, aunque se hace referencia a un periodo oscuro de esclavitud. La mayor parte de la serie, sin embargo, pasa en el presente, y Cartagena tiene la oportunidad de brillar como ciudad para los jóvenes. En esto está de acuerdo Luis Fernando Hoyos, quien comenta que esta "es una historia universal creada para ser emitida a nivel global, entonces el lenguaje se va a entender en cualquier rincón. Nuestro sello nacional es la emblemática Cartagena y su maravillosa escenografía. La temperatura tiene que ver, la parte musical, las inflexiones, todo eso es nuestro sello nacional".

A pesar de estas dos voces experimentadas, la historia realmente queda en manos de la actuación de los jóvenes talentos de Carmen (Anyeli Gaviria), Cristobal (Lenard Vanderaa), Johnny Ki (Dylan Fuentes), Alicia Dangond (Sofía Araujo), Mayte (Valeria Emiliani), León (Carlos Quintero), Daniel (Dubán Prado) y el profesor Esteban (Sebastián Eslava).

Angely Gaviria es Carmen Eguiluz, la bruja cartagenera

Carmen es una joven que logra escapar a la hoguera gracias a un encanto. Su amor por Cristóbal, un criollo hijo de españoles, la llevará a aceptar la ayuda de Aldemar, un brujo que le pide un favor que solo podrá cumplir si viaja al futuro. Angely Gaviria fue elegida entre miles de jóvenes actrices que querían interpretar a Carmen, pero se llevó el papel, según dice, porque fue “ella misma, extrovertida”.

Sofía Araujo es Alicia Dangond, la rival de Carmen

Como en toda institución, en la universidad donde se desarrolla la historia de estos jóvenes hay amigos y rivales. Alicia, en este caso, es una chica que no se lleva del todo bien con Carmen, a pesar de que en realidad es una incomprendida que no tiene malas intenciones. “Es una chica muy chévere”, dice Sofía sobre su personaje. “Es la típica popular, creída, de buena familia. Pero también es muy inteligente, no quiere ser estigmatizada como linda y ya”.

Sebastián Eslava es Esteban, quien se enamora de Carmen

En esta historia habrá más de un romance, pues aunque Carmen hace toda una travesía por un romance de 1600, se encontrará con que no solo Cristobal la podría enamorar. Cuando conoce a Esteban hay una química inmediata, mientras él también está bastante interesado en ella. “Carmen empieza a tener una extraña atracción con este profesor. Él está luchando siempre con unos demonios de su pasado que veremos en la historia”, cuenta Eslava.

Siempre bruja, una apuesta por la magia hecha en Colombia

MÁS NOTICIAS DEL ENTRETENIMIENTO, AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo