El triángulo amoroso por el que Amparo Grisales no triunfo en Estados Unidos

Además, la 'Diva' de Colombia habló del amor de su vida.

Por Publimentro Colombia

No cabe duda de que Amparo Gristales conquisto a toda una generación. Sin embargo, demostró que su camino no ha sido tan fácil. El triángulo amoroso por el que Amparo Grisales no triunfo en Estados Unidos

En la reciente entrevista que la jurado de 'Yo me llamo' hizo para la revista TvyNovelas confesó que la mujer de uno de sus exnovios fue la causante de que no triunfara en Estados Unidos.

Sin embargo, no fue un ex cualquiera. La 'Diva' de Colombia confesó que fue Jorge Rivero, el gran amor de su vida. Sostuvieron una relación de 8 años, pero ella retomó su carrera y él se fue con una mujer mayor.

"Lo vi en Los Ángeles, hace unos 15 años. Me invitó a comer cuando me fui a vivir allá. Viví en Nueva York y luego en Los Ángeles. Me dijo que me fuera, que no iba a hacer nada. No entendí, pero supe que su esposa, una mujer muy poderosa, me había puesto en una lista negra. Lo entendí porque me devolvían de las agencias, sin decirme por qué", confesó a la revista.

De acuerdo a sus declaraciones, la actriz aseguró que la guerra se la hizo la esposa de su examor "por celos". Aunque no fue motivo para que la manizaleña no pasara un buen tiempo en Estados Unidos.

En una entrevista la jurado de ‘Yo me llamo’ acusó a la mujer de su exnovio famoso de haberla metido en una lista negra por la que le negaron trabajo

Y, es que muy poca cosas le roban el momento Amparo, hasta en las cuestiones del amor. Al parecer para ella el hecho de terminar un noviazgo no significa cortar la relación, de hecho son las mujeres que ellos se consiguen los que hacen que la relación se acabe.

"Imposible. No tuve la felicidad de ser amiga de mis exnovios… generalmente, sus nuevas mujeres no los dejan tener contacto conmigo. Yo sé que esa prohibición existe.Para las nuevas chicas parece que soy una amenaza constante", reveló la jurado del reality de música.

A pesar de lo dicho, algunos de sus exparejas le siguen escribiendo, algo que le alegra en el corazón. Pero prefiere "dejarlos quieticos".

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo