Bogotá, la ciudad del cine alternativo

Las primeras películas llegaron al país comenzando la década de los 30. Desde entonces, la pantalla grande ha fascinado a un público cachaco que le ha abierto los brazos a largometrajes, cortometrajes y documentales de todo tipo.

Por Laura López

La 'Atenas Suramericana' ha sido el sitio de encuentro de escritores, artistas, y, por supuesto, cineastas. Este particular amor al séptimo arte de los bogotanos, es la razón por la que en casi cualquier barrio hay una sala de cine –grande o chica– donde se reúnen personas de todas las edades.

El más reciente boletín de Industria Cinematográfica de Cine Colombia (2017), indica que en el país hay 1,061 salas de cine. Bogotá es la ciudad que más espacios de este tipo tiene, seguida de Medellín, Cali y Barranquilla. Además, la oferta promedio es de seis estrenos por fin de semana. Así, el año pasado se estrenaron un total de 322 películas, de las cuales 42 eran colombianas. No obstante, muchas de las joyas del cine no están siempre en las salas más concurridas, sino en aquellos espacios donde es normal pedir una copa de vino y sentarse junto a no más de 20 personas a ver alguna joya del cine clásico o independiente.

La figura del cine club

Estos espacios pequeños, conformados por cinéfilos con alma de curadores de arte, se han organizado en diferentes lugares de la ciudad y no solo ofrecen proyecciones, sino además un lugar donde un círculo de personas puede reunirse a discutir sobre lo que ocurre en la pantalla grande y la industria misma.

Un ejemplo de estos espacios es el Cine Club El Muro. Fue fundado hace más de 20 años, y comenzó en el Teatro Metropol y pronto se alió con otras entidades como escuelas de cine, teatros y colegios para difundir sus actividades, seminarios y conversatorios entre el público joven. La consigna de este club es promover "un mejor conocimiento y mayor comprensión de las artes cinematográficas y audiovisuales", y los interesados pueden visitarlo en la carrera 3 No. 19-25. 

Otro cine club reconocido en la capital es La moviolaPuede visitarse en el auditorio Jaime Michelsen del Politécnico Grancolombiano para disfrutar de su programación, que es presentada al público cada lunes al mediodía. En La moviola también se da un ejercicio académico en el que, a través de un blog, varios corresponsales comparten detalles de la movida cinematográfica en las diferentes ciudades. También, en dicha página, se comparten diferentes análisis de películas y se crea diálogo alrededor de la movida, haciendo honor al nombre del club.

Tampoco se puede pasar por alto el espacio que existe en la Universidad Nacional. La academia es, sin duda, uno de los lugares donde se encuentran las mentes cinéfilas de la capital. Por esta razón, el auditorio 120 del 212 es la cueva donde proyectan y se discuten retrospectivas de diferentes directores y movimientos en el cine club conocido como El Grito. Por si fuera poco, este club tiene varias piezas cinematográficas en formato 16 milímetros, razón suficiente para que jóvenes y críticos vieja guardia quieran encontrar una silla vacía en este espacio.

El cinema, la otra joya capitalina

Para quienes gustan del cine pero no de las grandes salas y las filas para comprar palomitas de maíz, hay otros recintos que son un punto medio entre estas y los cine clubs. En la capital pueden visitarse otros cinemas al mejor estilo café-bar, que si bien tienen películas hollywoodenses, suelen dar más espacio a las producciones independientes, documentales y otras proyecciones que en las salas grandes no permanecen por mucho tiempo.

Tal como su nombre lo indica, Cinemanía (en la 93), la Cinemateca Distrital (carrera 7 # 22), Cine Tonalá (Carrera 6 # 35) y Cinema Paraíso (Usaquén) son un ejemplo de este tipo de lugares. Otro de sus atractivos es el ambiente, pues, al cachaco siempre le gustará tener una bebida caliente para disfrutar de lo mejor del séptimo arte, en esos rincones de sillas aterciopeladas que solo Bogotá puede ofrecer.

MÁS NOTICIAS DEL ENTRETENIMIENTO, AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo