"La revolución está en uno mismo": Piero

El cantante argentino, de nacionalidad colombiana y raíces italianas, lleva más de 50 años dedicado a apoyar causas sociales a través de su música, y este sábado 23 de junio se presenta en el Teatro Colsubsidio Roberto Arias Pérez con Pedrina como invitada especial.

Por Laura López

Está de vuelta y para nadie es un secreto que su relación con Colombia es muy especial, ¿cómo se siente cuando se presenta aquí?

Me siento muy bien porque me siento colombiano cada vez más. Recorremos mucho el interior de manera frecuente, pero hacía tiempo no tocábamos en Bogotá. Estamos muy contentos porque ya se vendió todo y estamos tratando de organizar una segunda fecha. No sé, es como reencuentro de familia, yo me siento así. El año que viene Mi viejo cumple 50 años, o sea que, por donde miremos, crecimos juntos. Es muy agradable siempre venir y seguir el camino que tenemos trazado hacia la paz, que tenemos que defender y juntarnos, hacer algo distinto para que no pase lo mismo.

Usted ha llevado su música por regiones como el Caguán y el Urabá, ¿cree en la música como instrumento para la paz y la revolución?

Y sí, yo creo que la música acompaña, es como un aliado importante en un clima muy fuerte. No sé si la música hace la revolución, pero sí es una compañera de los cambios, y además la música tiene que ver con los cambios de uno. La revolución está en uno mismo y la música le ayuda a desplegarse hacia fuera.

Una frase suya llenó titulares luego de recibir la nacionalidad colombiana: "Ser colombiano es más importante que ganar un Grammy"…

Es así. Cuando me dieron la nacionalidad, que me pareció una maravillosa idea, estaba Gaviria el día que matan a Pablo Escobar y se le arruinó la agenda. Después con Samper lo retomamos y para mí es un honor, una cosa muy grande. Es un pueblo que quiero desde el primer día, no me costó nada. Realmente es un pueblo muy rico, creativo y diverso y la verdad que es un honor. Y bueno, de tanta diversidad también tenemos unos locos mezclados, pero bueno, ese es el precio.

En la Feria del Libro se presentó la obra de la periodista colombiana Maurén Maya, Piero, mi querido Piero (2017). ¿Cómo fue la experiencia de revivir las memorias de su carrera y verlas plasmadas en un libro? 

Con Maurén lo veníamos hablando hace tiempo pero ella se puso las pilas y arrancó, porque si era por mí a lo mejor lo tenía guardado y realmente ha sido muy bienvenido, muy buenas críticas. Ha sido interesante la mirada de cómo fue planteado. Tenemos unas instancias donde uno se da cuenta que ha vivido muchas vidas, iba a ser un libro de 200 páginas y pasó las 500. Y en esto de revolver y recorrer épocas y lugares podría salir otro libro porque aparecen en la memoria otras historias y más cuando uno anda por tantos países y lugares. Estamos por relanzarlo por todo Latinoamérica.

En esa oportunidad de revivir tantas anécdotas y recordar los primeros días de su carrera, ¿qué resulta de comparar sus primeros trabajos y sus más recientes?

Bueno, tenemos un disco que va con el libro, se estuvo vendiendo y seguirá un rato más, y la verdad que hay un montón de canciones nuevas. Después, Sony le puso cinco canciones antiguas porque ahora está Spotify y todo eso, la música va cambiando. Yo siento que varía, la música y la escenografía de las letras, este disco, América (2017) tiene un montón de ritmos de toda la región. Ha cambiado bastante, las canciones de antes se han convertido en clásicos, eso nos une porque las nuevas generaciones se aprenden las nuevas canciones y las viejas, eso es muy gratificante.

¿Hoy en día podríamos decir que todavía hay canción protesta?

No, cuando yo protestaba no protestaba nadie. Todo lo que decía el presidente o el obispo era sagrado. Después nosotros protestamos mucho, unos cuantos locos, y después ya el periodismo no protestaba y comenzó únicamente a criticar. Ahora tenemos una realidad en la que protestamos tanto que nos molestamos entre nosotros mismos. Yo digo hace tiempo que no hago música de protesta sino que prefiero hacer música de propuesta, que es mucho más difícil y más constructivo. Porque decir qué está mal, pues, hay muchas cosas que están mal. Por eso hicimos un tema que se llama Anuncio clasificado, que tiene que ver con que nosotros tenemos responsabilidad del presidente que votamos, de si participamos o no, no es solamente la culpa a los dirigentes y gobernantes, nosotros somos los que propiciamos a veces las cosas que nos pasan.

Yo digo hace tiempo que no hago música de protesta sino que prefiero hacer música de propuesta, que es mucho más difícil y más constructivo. Porque decir qué está mal, pues, hay muchas cosas que están mal.

Viene a este concierto en un momento de muchos cambios y tensión en Colombia, ¿qué mensaje le quiere dejar a la gente? 

Que tenemos que reaccionar, todos somos colombianos, realmente tenemos que buscar la forma de converger y hacer pacto como [Los pactos de] La Moncloa. Porque divididos como estamos no llegamos ni a la esquina, y estamos realmente pagando esas consecuencias, eso es lo primero en lo que pienso. Pero no es solo en Colombia, en Argentina nos pasa igual, en Brasil, en todos lados. La verdad es que con esa división y esa pelea no estamos construyendo; estamos siempre arengando, peleando, descalificando, enojados. En vez de sentarnos y buscar la vuelta para encontrar una forma de cambiar las cosas de todas las maneras que sea posible.

 

MÁS NOTICIAS DEL ENTRETENIMIENTO, AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo