"Mi intención con los personajes es aportarles realismo": Juan Pablo Llano

El pasado 9 de enero se estrenó la nueva temporada de Sin tetas sí hay paraíso en Canal Caracol. La serie, una de las más vistas en la noche de la televisión nacional con 14 puntos de rating, volvió con más giros, reencuentros y drama.

Por Laura López

Más de 15 años de carrera actoral han llevado a Juan Pablo Llano a formar parte de historias como Francisco el matemático (2004), Las detectivas y el Víctor (2009) y Bajo el mismo cielo (2015).

Su papel más reciente, Daniel Cerón en Sin tetas sí hay paraíso, ha sido una oportunidad para explorar un tema controversial en el país de la mano de grandes actores. PUBLIMETRO habló con Llano sobre esta interpretación, que le valió un premio Miami Life Awards a mejor actor de reparto.

Descríbanos a Daniel en esta segunda temporada

Daniel sigue siendo ese hombre luchador, en pro de la verdad, de querer reivindicar su nombre, con esa necesidad de aclararle a la sociedad que él no es lo que 'La diabla' le vendió a través de su poder a los medios y a la justicia. Él está en esa lucha de poder reivindicar su nombre, y sigue siendo ese ángel guardián que le ayuda a los Marín Santana cada vez que están en problemas. También sigue en pie de lucha para poder derrotar a La Diabla y continúa buscando a su madre, que desapareció, está en esa búsqueda y quiere rehacer su vida por el lado que iba en un comienzo.

En estos años de carrera, ¿cómo ha evitado ser encasillado en ciertos papeles?

Es una lucha. Para mí también lo ha sido desde la parte física, porque vengo del modelaje y me tienden a meter como el "galán" que no puede hacer nada más. Siempre he luchado en contra de eso, y lo he dicho en otras entrevistas: estoy para más cosas. Estoy para demostrar que soy un actor más que un tipo con un buen físico. Creo que hay que romper ese paradigma y hay que luchar mucho porque la sociedad y la industria te meten ahí y no te dan oportunidad de estar en otras cosas. Hace poco hice un personaje en otra serie (Ignacio Elizondo, en Dueños del paraíso) que era totalmente perverso, despiadado, malo, violento, etc. Y demostré que puedo hacer otras cosas. El mismo Daniel Cerón no es alguien que ande pendiente de la ‘pinta’, anda destrozado y en una guerra permanente. Mi intención con los personajes es aportarles realismo. Cuando uno mismo como actor no se da ese espacio, lo encasillan. Ahí voy, en esa lucha.  

La historia ha estado en medio de polémicas porque muchos espectadores no gustan de las series sobre narcos. ¿Este papel en Sin tetas cambió su visión de lo que ha sido el narcotráfico en el país?

Ya tuve oportunidad de trabajar en una narcoserie. Yo tengo una postura frente a eso, y es la siguiente: [el narcotráfico] hace parte de nuestra historia, no podemos tapar con arena lo que somos, lo que fuimos. Son historias que tenemos para contar, ¿por qué no usarlas? ¿por qué no contarlas? Está, sí, dentro de nuestra responsabilidad no hacer héroes de estas personas que son perversas. Son historias que pasaron en realidad. ¿Por qué no vamos a contarlas, por qué vamos a ser tan mojigatos y tan morrongos de darnos látigo y quejarnos por otra narcoserie mientras la seguimos viendo? Contemos la historia, pero contémosla de una manera responsable. ¿Cómo le vamos a pedir a los alemanes que no hagan películas sobre la Segunda Guerra Mundial? O a los gringos con las historias sobre las bandas de Nueva York, eso hace parte de la cultura. Tenemos montones de historias, algunas muy bonitas como la que están haciendo sobre Débora Arango, pero entre esos relatos están también la guerrilla y los falsos positivos. Hay que contarlas. Eso es el cine, eso es la televisión.

Son historias que tenemos para contar, ¿por qué no usarlas? ¿por qué no contarlas? Está, sí, dentro de nuestra responsabilidad no hacer héroes de estas personas que son perversas. Son historias que pasaron en realidad.

¿Ha pensado en dirigir?

¿Por qué no? Yo estudié publicidad y me estaba enfocando en la dirección de comerciales. No he tenido el tiempo de estudiar dirección de cine, pero me encantaría tener la oportunidad. Cuando estoy como actor me dejo dirigir, porque no me gusta cuando los actores se creen directores en el set.

 

Esta serie tiene un elenco tan numeroso como talentoso (Gregorio Pernía, Catherine Siachoque, Johanna Fadul, César Mora, etc.) ¿Cómo ha sido el trabajo con todos ellos?

Es una oportunidad maravillosa. Eso se ve en la calidad de la serie, en el realismo que la gente percibe en las escenas. Para mí cada momento se convierte en una clase magistral, trato de aprender de cada uno. Uso cada escena cada momento como instantes de aprendizaje. Tenemos un elenco maravilloso, con mucha experiencia, y otros nuevos como Stephanía Duque, que se puso a la altura. Uno no puede ser egoísta de trabajar con gente nueva como si no tuvieran nada que aportar, a mí cuando empecé me hicieron el feo cuando era joven. Estamos para trabajar en equipo y tengo cosas yo también para enseñar, así como ellos me enseñan a mí. No me las sé todas, estoy para aprender.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo