Carlos Vives habla de la inspiración detrás de las canciones de su nuevo álbum, 'Vives'

El artista samario explora patrones rítmicos de la música colombiana y busca conectarse con las nuevas generaciones al incluir artistas jóvenes, que, en sus propias palabras, "le dan vida al disco".

Por Publimetro Colombia

Carlos Vives habló sobre su nuevo disco, el cual llega al mismo tiempo que se conoce que el Museo del Grammy, en Los Ángeles, existe una exhibición en honor a su carrera.

Vives, yo creo que es el nombre más correcto para este álbum. Es un disco de 18 canciones que me permite, un poco, más al estilo del origen poder presentar un álbum con varias temáticas, algo que ha sido habitual en nuestro trabajo. Este álbum mantiene la energía de nuestros discos de siempre, nuestra misma razón de ser en el música, y que seguimos explorando con nuestros ritmos,” dijo, y reveló lo que hay detrás de cada una de las canciones:

  • Hoy tengo tiempo: (Risas) “Me tienes tirando pinta sensual” ¡Eso me salió muy samario! Yo creo que es la frase más samaria de todo el disco… Hoy tengo tiempo, me gustaría siempre poder decir: “hoy tengo tiempo para poder hacer las cosas que me gustan”, que por lo general son las cosas más sencillas de la vida.
  • El sofá: Donde hay sofá, hay declaración de amor, póngale la firma. Esa es de las canciones sexis, el recuerdo del sofá es el recuerdo de un amor que se sitúa en ese sofá y quiere rescatar, aunque sea, el sofá. Es así, claro que es una declaración de amor. Él le dice a ella que la extraña, y que quiere tener de vuelta, por lo menos, el sofá.
  • Pescaíto: es nuestra champeta en el álbum, el sonido del barrio que representa en Santa Marta.
  • La tierra prometida: es sobre un mensaje que se repite en todos mis álbumes. Es un porro que es como hermano del vallenato. Me encanta. Tiene un solo de porro ‘bravo’. Enfrento las canciones y ellas me pueden ir soplando lo que puede decir la historia.
  • El sombrero de Alejo: tiene una gran felicidad y es volver a trabajar con uno de los mejores músicos que tiene el país: Carlos Gardel Huertas. Forma parte de la leyenda vallenata y poder escribir con él este tema es divino porque es un mensaje de agradecimiento por el patrimonio hermoso que nos ha dejado. Tener esta canción en el álbum le da un valor muy especial.
  • El orgullo de mi patria: Hicimos unas guascas del altiplano, tenemos una gran diversidad. Este es un disco que me ha permitido volver a las raíces de lo que hacemos, me recuerda mis primeros álbumes.
  • Al filo de tu amor: es una canción que suena muy urbana y la base rítmica de esa canción son los patrones del barrio Pescaíto. Siempre están los ritmos nuestros: está el porro, está la cumbia, sigue siendo la matriz de lo que hacemos, esos sonidos muy nuestros.
  • La bicicleta: es un vallenato, yo lo llamé ‘un vallenato desesperado’ y Shakira le puso La bicicleta, definitivamente, y está ese patrón vallenato, que conecta muy bien con sonidos que no son nuevos, pero que se usan más en estos tiempos, como el dancehall, que es patrón que acompaña, y por supuesto, tiene a Shakira… y el sonido del millo, tiene características muy especiales.
  • Todo me gusta: Hay un romanticismo muy sensual y tengo como gran invitada a Thalía, que le dio una razón de ser y la hizo más bonita. Ella y yo tenemos una vieja amistad, siempre habíamos hablado de grabar. En una ocasión me pidió canciones para un álbum, porque a los artistas mexicanos les encanta nuestra musicalidad, además, ella es muy linda, muy guapa y tiene una voz muy dulce.
  • Los niños olvidados: La infancia siempre ha sido un mensaje nuestro. Surge de ver a Claudia en la Ceremonia de Mantas Negras en la Plaza de Bolívar, donde llevaron ataúdes de niños en mantas negras wayú, de duelo. Esa imagen me llamó la atención y escribí la canción. Es cercana al llanto, es el llanto.
  • La mujer en la ventana: he dicho que este disco está tocado por la vida, por las cosas que nos pasan. Es una historia de tantas, de violencia contra la mujer. Es un caso particular pero representa una situación de la que hay que hablar. Así como tenemos canciones felices, bailables, también tenemos canciones para reflexionar. Son cosas que vivimos como ciudadanos y convertimos en canción.
  • Monsieur Bigoté: en todos mis álbumes hay cosas para niños. Me he podido dar el gusto de tener a mis hijos cantando en el coro. Es un juego para niños, de un sobrinito que habla francés, que le quedó un bigote después de tomar algo. Ahí tomé la guitarra y apareció la canción.
  • Todos somos México: estamos tocados por la música latinoamericana. Esa ha sido nuestra escuela. Vivo agradecido con los mexicanos que trabajan duro en Estados Unidos, son los que siempre nos llevan a cantar y nos permiten sentirnos en casa cuando estamos allá. Mis cantantes de La Voz México cantaron conmigo, yo quise dedicarles esta canción a ellos.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo