Bunbury deja al descubierto su ira contra la sociedad en su nuevo disco

El español habló con Publimetro de 'Expectativas', un álbum que transita por dos vías: la oscuridad y la esperanza.

Por Lizeth Cadena

La vida cambió radicalmente para Enrique Bunbury cuando se convirtió en padre. Y no solo llegó el instinto paternal, el deseo de dejarle un mundo mejor a las nuevas generaciones comenzó a rondarle la cabeza. Pero al darse cuenta que nuestra sociedad está cada vez peor, decidió reflejar su inconformismo en su música, en su nuevo disco. Expectativas es el nombre de esta producción, que como su nombre lo indica, hace referencia al español y su pensamiento sobre lo que podría pasar en un futuro en materia social y política. Esto le contó a Publimetro sobre este disco, que más bien podría tomarse como una crónica agónica.

Este disco suena político, social, pero también íntimo. ¿Su título hace referencia a esas expectativas que tiene del mundo, de la sociedad, de usted mismo?

Me gusta que veas también lo íntimo en un álbum que, claramente, tiene canciones de contenido social. Esa parte que destacas es muy importante para mí. Y no todos la destacan. Te lo agradezco.

El título del disco, en realidad, hace referencia a la parte estrictamente musical. Este es un álbum con la mirada puesta en el presente, de música contemporánea, que no mira atrás para revisar géneros del pasado. Así que, mi mirada, está puesta en lo que espero de mi música, dónde debe situarse, y hacia dónde debe apuntar.

Expectativas es un disco que tiene toques electrónicos, ¿por qué esa apuesta?

Quería que, tanto la instrumentación, como el diseño de producción se ajustara a la actualidad. Vengo de hacer varios discos en los que me enfoqué en las raíces del R&R: Las Consecuencias (2010), Hellville de Luxe (2008) y El Tiempo de las Cerezas (2006). Y antes había grabado otros tres discos con la mirada puesta en las raíces mediterráneas y latinas: El Viaje a Ninguna Parte (2004), Flamingos (2002) y Pequeño (1999). Así que, desde mi anterior disco, Palosanto (2013), quise cambiar el rumbo y apuntar hacia un sonido distinto, enfocado en ritmos y maneras de grabar más actuales.

Se le siente cansado en el disco, es decir, agotado de lo que pasa en nuestra sociedad, de sus problemáticas que no acaban, que por el contrario son un círculo vicioso. ¿En qué momento de su vida pensó que esto era lo que debía expresar en su nuevo álbum?

La verdad es que las noticias que nos llegan no nos dan motivos para la esperanza. Quería hacer un disco crítico y con poco lugar para la esperanza. Los únicos refugios que aparecen en el álbum, en su segunda parte, son el amor, el arte y la desconexión.

La ceremonia de la confusión es la primera canción de este álbum con una letra que se siente y se escucha caótica. ¿Su mente estaba confundida y enredada a la hora de crearla?

Creo que era la manera adecuada de empezar el álbum, reflejando en pinceladas, el momento que estamos viviendo en nuestro mundo: somo una ceremonia de la confusión. Es una de mis canciones favoritas del disco. El saxo free jazz, la letra como brochazos de realidad, y una estructura menos habitual. Es una buena manera de introducir al oyente al mundo que describo en el resto de la producción.

Bandeja de plata tiene una letra claramente política, mezclada con una idea de que la vida no es fácil. ¿Es cierta esa percepción?

Es la letra con contenido más político del álbum. La más dura quizás. Así como en otras queda espacio para la luz, en Bandeja de plata se describe la oscuridad, no dejando camino para ningún tipo de esperanza. Hagamos lo que hagamos todo está prefijado y el sistema siempre gana. Nuestro pequeño momentillo de libertad, en el que todavía creemos vivir en democracia, pronto se trasforma en una fachada irreal y falsa.


50 canciones escribió Bunbury para este álbum, pero solo 11 fueron las elegidas.
30 años de carrera artística completa esté músico español.
2018 será el año en el que Enrique comenzará la gira latinoamericana para promocionar Expectativas.

Después de escuchar Lugares comunes, frases hechas, su título toma fuerza. Se trata de no caer en la zona de confort y de no pensar lo mismo que los demás, pues finalmente eso es lo que lleva al prejuicio.  ¿Se sintió así en algún momento de su vida? ¿Cuándo decidió ir contra la corriente?

Todos caemos cotidianamente en repetir lo escuchado en medios de comunicación, como si fueran ideas propias. Cuando aseguramos estar dando nuestra opinión sobre un tema, casi siempre estamos repitiendo algo que leímos o escuchamos previamente. Tendemos a considerar lo políticamente correcto, como la única vía de pensamiento. Así que, revisar nuestro credo y dudar de todo, no está de más. Ninguno de los pilares sobre los que hemos sustentado nuestra fe y pensamientos tiene que ser tan firme o seguro.

Ha dicho varias veces que el azar ha guiado una parte de su vida. ¿Cómo jugó este factor en la creación de Expectativas?

Me gusta aceptar el azar como parte del método de trabajo. Considero que el universo nos muestra constantemente pequeñas señales que nos pueden orientar en el camino. Hay que estar atento porque a cada momento nuestro destino puede variar por un simple giro que tomemos.

En este punto, ¿qué espera de su vida, de su carrera?

Tengo muchas esperanzas puestas en la nueva etapa en la que estoy ahora mismo. Creo que puede dar unos buenos frutos artísticos.

¿Por qué le llevó varios años lanzar un nuevo álbum de estudio?

Porque el Unplugged, El Libro de las Mutaciones, se interpuso en mi camino. Estaba preparado para grabar este disco hace dos años cuando terminé la gira de Palosanto, pero me ofrecieron la oportunidad de grabar el desconectado y acepté, pensando que era entonces o nunca.

Hubiera preferido que coincidiera con otro momento de mi carrera, en el que tuviera la mente más predispuesta a la revisión de mi carrera. Pero, no hay mal que por bien no venga, y tuve la fortuna de hacer una gira fantástica con ese disco y me dio tiempo para componer más material para Expectativas. Así que creo que el nuevo disco ha salido ganando.

¿Cómo el MTV Unplugged cambió su manera de ver la música?

Bueno. Es un disco que está bien. Me gustan los arreglos y el trabajo que hicimos, pero no lo considero como sustancial en mi carrera.

Para muchos músicos tener hijos cambia la forma de escribir y hacer música. ¿Le pasó?

Posiblemente no estaría tan activo y comprometido social y políticamente hoy en día si no hubiera sido padre. Aunque nunca se sabe.

“Creo que Expectativas es un buen álbum y que estoy en un gran momento para grabar más material interesante, y espero que sorprendente”, Enrique Bunbury.

Bunbury deja al descubierto su ira contra la sociedad en su nuevo disco

MÁS NOTICIAS DEL ENTRETENIMIENTO AQUÍ

También le puede interesar

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo