El cine de suspenso de Jaime Osorio, en todo su esplendor con 'Siete Cabezas'

La cinta, que se estrenará el 19 de octubre en las salas de cine del país, retrata la fragilidad humana por medio de una metáfora de la destrucción en un thriller psicológico fiel al estilo de Osorio, quien también dirigió El Páramo en 2011.

Por Laura López

Marcos, un retraído guardabosque, ve colapsar el frágil equilibrio que había conseguido en el aislamiento de un parque natural al llegar una pareja de biólogos que investigan una extraña mortandad de animales en la zona. Cuando el deseo por la mujer se hace incontrolable y a medida que la mortandad se hace más y más grande, el monstruo de siete cabezas que Marcos intentaba controlar vuelve a despertar y el Apocalipsis narrado en la Biblia empieza a hacerse realidad.

PUBLIMETRO conversó con Jaime Osorio sobre esta nueva cinta, la idea detrás de la inquietante historia y las dificultades de grabar en el Parque Natural Chingaza.

¿De dónde surge la idea de Siete Cabezas?

Yo trabajaba con un guionista español y estábamos trabajando en algunas ideas. Una de ellas, era sobre una persona que tiene un desorden de la personalidad que hace que algunas partes de su cuerpo, algunas extremidades, estén por fuera del mapa que tiene el cerebro del cuerpo. Esas personas al tratar de hacer coherente la imagen que tienen de su cuerpo físico en la mente algunas veces llegan a mutilarse. Ese fue el punto de partida, eso era lo que había trabajado con él, y a medida que trabajaba iba tomando fuerza la idea de una persona que está luchando contra su propio cuerpo. Es decir, como si fueran dos cuerpos en uno solo. A partir de ahí empezó a tener sentido la metáfora bíblica del Apocalipsis; del mal encarnado. Un hombre que es al mismo tiempo el hijo del hombre y de la bestia. Cuando ya se llegó a eso el piso metafórico que tiene la película empezó a alimentar la trama principal de la historia.


La fecha: 19 de octubre, fecha del estreno a nivel nacional de Siete Cabezas.


¿Qué elementos hacen que un thriller psicológico sea exitoso?

No creo que los haya. Hay ciertos factores del suspenso que se repiten entre una película y otra, pero lo que creo que hace a una película exitosa es la manera como se relaciona con la gente y los espectadores, pero eso no se puede definir como un parámetro o un elemento. De hecho es lo contrario, en lo intangible se encuentra la relación entre la historia y el espectador, o los personajes con los espectadores.

¿Se podría decir que hay ciertas similitudes entre Siete Cabezas y El Páramo (2011)?

Sí, tienen elementos en común. A mí siempre me ha interesado el cine de suspenso y las películas que son fuertes con el espectador, que lo sacuden y lo zarandean. Me parece interesante la idea de que mis películas sean viscerales para mis espectadores. Aunque no creo que haya una fórmula ni unos elementos específicos que aseguren el éxito en las películas. Busco crear emociones en algunas situaciones, llevarlas hasta el límite para producir respuestas emocionales en el espectador.

A mí siempre me ha interesado el cine de suspenso y las películas que son fuertes con el espectador, que lo sacuden y lo zarandean. Me parece interesante la idea de que mis películas sean viscerales para mis espectadores.

Las locaciones para esta película dan la idea de frío, humedad y cierto misterio ¿Cómo se eligieron las locaciones para esta cinta?

No fue intencional. Cuando estaba armando el guión de la película y tomaba sentido la metáfora de la destrucción del mundo, que por cierto es gran parte de lo que corre por debajo de la historia de la cinta, cobró sentido que la historia se desarrollara en un refugio de vida. Un lugar donde existiera la vida, para poder hacer la transición desde el equilibrio (la vida exuberante), hasta el caos (la destrucción de la vida). Así que un parque natural era la idea más clara de eso. Fuimos a varios parques naturales, y Chingaza se ajustó a nuestro presupuesto. No nos podíamos ir muy lejos y encontramos este lugar sobrecogedor y gigantesco. Fue interesante porque las personas cuando están en el parque se ven pequeños en comparación con el paisaje, y esto fue importante para la historia y para los personajes.

¿Cuáles eran las dificultades de grabar en ese ambiente?

Es difícil por dos cosas: los ecosistemas presentes en el parque son muy frágiles. Nuestro equipo de grabación tenía que tener mucho cuidado, solo podíamos ser muy pocos en el set, así que tuvimos que hacer trabajos dobles. Un rodaje con pocas personas es ágil pero duro. La otra dificultad fue medioambiental, principalmente por el frío… era demasiado frío y llovía, había niebla, barro por toneladas. Filmamos completamente expuestos a la naturaleza y estábamos a merced de los elementos, pero eso también le da cierta fuerza a la película y que tenga una energía especial, porque todo el equipo vivió lo mismo que los personajes al enfrentarse a la naturaleza.

En la cinta parece haber un mensaje ecologista de alguna manera, ¿es intencional?

No pretendo dar mensajes con mi trabajo. Pero uno se queda pensando en la fragilidad de los ecosistemas y también en la fragilidad del hombre. La película no pretende dar un mensaje para proteger la naturaleza, de hecho la cinta es bastante negativa en ese sentido. Lo que quería era hacer una exploración del ser humano desde diferentes facetas y eso sí, hacer una analogía entre el Apocalipsis de la Biblia y lo que sucede en el mundo en este momento.

¿Qué nos puede decir de sus próximos proyectos?

Sí, tengo dos proyectos que están andando y se deberían estar filmando en 2018. Uno es una película que escribí hace tiempo, y estamos organizando la financiación. Y por otro lado, hay una serie de televisión que estoy escribiendo en este momento y también debería estar lista para el otro año.


Dato: La cinta se estrenará a nivel mundial en el festival de cine de Varsovia, que se celebra en octubre.


 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo