Patricia Tamayo: en conflicto entre dos culturas

La actriz le da vida a ‘Beatriz Otero’ en la novela Polvo Carnavalero, en donde intenta vivir con su esencia cachaca, pero al mismo tiempo, costeña.

Por Lizeth Cadena

Patricia Tamayo es una mujer que ha logrado encantar al público con su capacidad para meterse en la piel de cualquier tipo de personaje. En los últimos meses la hemos visto viajar actoralmente entre la vida de ‘Amanda’, una mujer agresiva hundida en el narcotráfico en la producción La boca del lobo, y ahora, encarnando a la simpática, terca y un poco alocada ‘Beatriz Otero’, en la novela Polvo Carnavalero de Caracol.

Todo comienza cuando ‘Beatriz’, a punto de morir, le confiesa a su hijo ‘Alejandro’ que es hijo de una noche de copas durante el Carnaval de Barranquilla. Una relación fugaz con un exboxeador al que apodaban ‘Peluca Vieja’. Es entonces cuando le pide que lo busque y le cuente lo sucedido.

“Quienes han seguido la novela saben que esta se centra en el viaje de ‘Alejandro Mallarino’ por encontrarse con sus raíces, y conocer a ciencia cierta qué clase de persona es en el fondo de ese mundo cachaco en el que ha vivido siempre. Sin embargo, cabe mencionar que este recorrido de reconocimiento también lo es para ‘Beatriz’, quien quiere conocer sobre esa noche de locura, y los sentimientos de ese hombre con el que tuvo un hijo”, le contó Patricia a Publimetro.

A la hora de definir a su personaje, Patricia asegura que ‘Beatriz’ es un poco de dos mundos, es decir, se mueve entre lo costeño y lo cachaco. “Respecto a la relación que tiene con su hijo, puedo decir que no es maternal, por el contrario, es fraternal. Trata a ‘Alejandro’ como si fuera su amigo o su hermano. Para ella, no hay ninguno más arriba o más abajo, así que por eso su trato es de igual a igual”.

‘Beatriz’ es una cachaca con alma costeña. Es extrovertida, directa y se disfruta la vida como si siempre viviera en carnaval”, Patricia Tamayo.

A eso agrega que: “Yo diría que en muchas ocasiones ‘Alejandro’ es el padre de esa relación, porque debe tratar a su mamá como si fuera su hija. Él tiene un alma vieja y eso es lo que quiere cambiar ‘Beatriz’ con ese viaje”.

Patricia asegura que Polvo Carnavalero es una historia en la que todos están buscando el amor, y en la que gracias a este, las vidas de todos se transforman. “En el caso de ‘Alejandro’ termina enamorándose de la costa y eso es algo que finalmente no va a poder esconderle al resto del mundo. Primero entra en un choque emocional, pero son este tipo de contradicciones las que terminan por formar su auténtica personalidad”.

Polvo Carnavalero es una de las producciones que más alto se encuentra en el rating, a veces en el primer lugar, otras en el segundo o en el tercero, pero siempre, manteniéndose como una de las favoritas. Respecto a las razones que la han llevado a ser líder en audiencia, Patricia asegura que en Colombia hacen falta comedias, en medio de tanto drama en nuestra realidad.

“Estamos en un punto en el que queremos ver producciones frescas y relajadas, que podamos ver con nuestros seres queridos y que reúnan a la familia, y que con sus escenas puedan sacarnos una sonrisa”.

A eso agrega que es una buena forma de unir a un país que muchas veces se distancia por el lugar en el que nació. “Y finalmente la gente se ve reflejada en ese aspecto y termina pegada a la producción porque se siente identificada”, concluyó la actriz.


Patricia Tamayo también participó en la cinta del mismo nombre. Asegura que disfrutó del personaje en televisión, pues en la película ella muere, y en la pantalla chica tuvo la oportunidad de explotar más sus características.


MÁS NOTICIAS DEL ENTRETENIMIENTO AQUÍ

 

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo