Bogotá le apuesta a la economía naranja con una nueva edición del BAM

Monica de Greiff, presidente de la Cámara de Comercio de Bogotá habló de la importancia de las industrias culturales y creativas para el país.

Por MAURICIO BARRANTES / PUBLIMETRO

Del 11 al 15 de julio llega otra versión del Bogotá Audiovisual Market, una oportunidad para que miembros de las industrias culturales y creativas e interesados tengan un espacio de diálogo y aprendizaje. Pero, ¿por qué es tan importante el tema en el país y en la capital colombiana?

De acuerdo con el informe de Invest in Bogotá la ciudad concentra cerca del 92% de los servicios creativos del país, el 90% de la industria cinematográfica y audiovisual colombiana, el 73% de las empresas del sector de contenidos digitales y el 55% de las empresas de videojuegos. De igual forma, la expectativa tanto en la ciudad, como en el país, es la de hacer crecer la participación en el PIB de las industrias culturales y creativas en dos puntos para 2025, un ambicioso pero necesario propósito. Mónica de Greiff respondió a este medio por qué hay que apostarle a la ‘economía naranja’ o también llamada ‘economía creativa’.

Bogotá concentra la mayoría de mercado audiovisual en el país, pero cómo se está si se ve para otras ciudades del mundo y Latinoamérica

Para Bogotá tener el 3,3 del PIB en industrias culturales y creativas es importantísimo, es una gran apuesta hacerlo crecer y mover la economía a través de esto también. Es muy importante saber hacia dónde vamos, porque podemos seguir con formatos obsoletos y se nos acaba el mercado en vez de crecer, decrecemos y no es la idea. Este es un escenario para saber esas tendencias. Bogotá a nivel de Latinoamérica estamos al mismo nivel que Buenos Aires y México, estamos creciendo en este momento más rápido, tenemos un incipiente mercado de videojuegos con muchísimo talento, pero es un mercado absolutamente novedoso que también estamos trabajando. Pero yo sí creo que se debe tener clara esa apuesta de dos puntos más del PIB para 2025, lo tenemos que lograr y nos volveríamos una capital importante a nivel de economía naranja.  

¿Cuál es el mensaje para los nuevos emprendedores o para aquellos que están en la universidad y ven en el BAM una oportunidad de aprender y de crear contactos?

Nosotros dentro del BAM tenemos una sección especial que es la de los bammers, que son aquellas personas que todavía no tienen su empresa creada y consolidada pero sí que quieren saber hacia dónde va el mercado, cuáles son las nuevas tendencias, tienen inquietudes intelectuales y empresariales también. Esta es una oportunidad importante para conocer y saber y por supuesto entender cómo funciona el mercado. La Cámara de Comercio ha hecho una apuesta importante en una plataforma comercial como esta porque estamos convencidos que entre más información se tenga y con el país invitado (Argentina) también nos puede ayudar a averiguar cuáles fueron sus dificultades que han superado, le quede más fácil a estos empresarios y emprendedores bogotanos.

Argentina es el país invitado de esta edición del BAM y es ejemplo en la región, ¿qué podemos tomar de ellos para aplicarlo en el país?

Cómo entendieron desde el principio que esto es una industria y lo trabajaron como tal, con políticas públicas importantes y estímulos públicos. Pero hablando con el embajador me contaba experiencias que decía no las vayan a repetir, de dónde pusieron incentivos que no debían llegar, cómo se ponían condiciones inalcanzables. Yo creo que para todos es importante conocer esas experiencias y empezar bien desde el principio.

¿Cómo ve usted la alianza público-privada a nivel audiovisual en el país, no solo en el tema de políticas públicas sino la intervención del sector privado?

Yo quisiera rescatar que esto no es una cosa solo cuantitativa sino también de calidad, a mí me parece que se ha visto resurgir importante de la industria nacional, con unos contenidos mucho más profundos, con una calidad cinematográfica muy importante y yo creo que nos debe llevar a eso, a que nos lleve a mejor en calidad de forma permanente y que por supuesto se consoliden estas empresas. El 87% son microempresas y entonces hay un camino largo por recorrer porque generalmente está centrado en una empresa, donde el que maneja la empresa es el creativo, es el realizador, es todo. Es un poco cómo fortalecer estas empresas, que la persona pueda vivir de su talento, que es muy importante, pero que la empresa se consolide y pueda abrirse mercados.  

Secciones del BAM:

Proyectos BAM (Projects). Sección donde se presentan proyectos de largometraje (ficción, animación o documental) y proyectos de televisión en etapa de desarrollo. Los productores de los proyectos (previamente seleccionados por un jurado) tendrán una agenda especializada de reuniones uno a uno con potenciales compradores o coproductores invitados, para identificar oportunidades de negocio.

Videoteca. Sección para producciones (cortometrajes y largometrajes de animación, documental o ficción, series de tv y series web) finalizadas y estrenadas desde 2012 al que pueden acceder participantes y compradores. Es un espacio tanto físico como online al que acceden principalmente agentes de ventas y canales de televisión.

Proyecciones (Sreenings – Work in Progress) es el espacio dedicado a la proyección de largometrajes en etapa de posproducción, es decir, que aún están en proceso de ser finalizados.

Bammers. Es la puerta de acceso a la industria audiovisual colombiana para los jóvenes entre los 21 y 32 años que quieran conocer más sobre la dinámica de este negocio y que además estén pensando en crear empresa en este sector. Los seleccionados tendrán la oportunidad de participar en encuentros con representantes internacionales y asistir a espacios académicos sobre las últimas tendencias que marcan el ritmo de la industria. Así mismo, recibirán asesoría sobre cómo convertirse en empresarios y ofrecer sus servicios al público comprador.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo