Las frases de "Pandillas, guerra y paz" que partieron nuestras vidas en dos

¡Al final de esta nota vote por su favorita, y si cree que olvidamos alguna, menciónela en los comentarios!

Por PUBLIMETRO

Pandillas, Guerra y Paz fue una exitosa serie de televisión colombiana que fue producida en el año 1999 por Fox Telecolombia y presentada por RCN Televisión.

La producción se grabó en la localidad de Ciudad Bolívar y buscaba contar los problemas sociales de esta zona de Bogotá. Asimismo, se rodó en el marco de la campaña de desarme juvenil dirigida el padre Alirio Lopez y el coronel de la policía de la localidad, Jaime Leal.

Mateo, El Viejo Javi, Pecueca, Rasputín, Richard y Nostradamus, entre otros, son un referente para una generación colombiana, donde frases como “Oye mi perro”, “albercada de agua”, o ¿No ha probado la marihuanita? aún son recordadas por los televidentes.

A continuación, les presentamos las más representativas que nos dejó la serie:

#1: ¡Lo veo repaila!

Jhon Alexander Ortiz, quien interpretó a Mateo en la novela, en la actualidad se dedica a predicar la palabra de Dios en una Comunidad Cristiana… ¡Atrás quedaron sus insultos y su “te veo repaila”.

#2: ¡Oye mi perro!

Aquí Mateo y su acompañante se quieren hacer pasar por ‘universitarios’. El acento ñero/gomelo que da como resultado la frase “¡Oye mi perro!”, es hilarante:

#3: Solo falta que entren estas viruleas

El personaje de ‘Rasputín’, interpretado por Jose Urley Rojas, quizás tiene las mejores frases del programa. Líneas  como ‘Solo falta que entren estas viruleas’, son todo un clásico del vocabulario ‘ñero’ de la serie.

#4: Abortos caribes

Mateo queda en shock cuando su novia Maryori (hermana de Richard), le anuncia su embarazo. Dice que “los abortos están todos caribes”, refiriéndose a lo costoso del procedimiento. Pero al final se emociona con la noticia. El padre resultó siendo Tribilín.

#5: ¿No ha probado la marihuanita?

Aquí, Mateo induce a Richard a probar la marihuana. Le dice que lo deja en “una voladora” tremenda, y que sus efectos perjudiciales son “un invento de los políticos para quitarles votos a los cuchos”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo