Alberto Style estaría prófugo de la justicia

Por PUBLIMETRO

Hace pocos días, la Sala Penal del Tribunal Superior de Medellín sentenció a 17 años de prisión a Alberto Style, el intérprete de varios temas de reguetón como Te imagino, Hay Mujeres o Trizas, por los delitos de tentativa de homicidio y porte ilegal de armas de fuego. Sin embargo, luego de esta sentencia, el artista no se presentó en una audiencia que supondría una supuesta fuga de la justicia (según informa el portal www.colombia.com).

De acuerdo con Blu Radio, “ante la Sala Penal del Tribunal Superior de Medellín fue radicada una solicitud para que se emita una circular roja y se capture en el lugar donde esté al reguetonero Alberto Stylee, quien el martes sabrá cuántos años pagará en la cárcel por haber asesinado a un joven el norte del Valle de Aburrá”.

Le puede interesar: Beto Pérez rompe el silencio y explica las verdaderas causas de la eliminación de Daniela Ospina

En febrero del 2012 en una finca en Copacabana (Antioquia) el intérprete fue acusado por Edwin Alfredo Henao Moná de haberlo atacado con arma de fuego en el abdomen y la cabeza en una finca de recreo en la que varios artistas estaban presentes.

Style no ha sido el único cantante involucrado en problemas con la justicia. Por ejemplo, el fallecido Diomedes Díaz se le ‘voló’ a las autoridades por el caso de Doris Adriana Niño.

Diomedes Díaz, uno de los cantantes más importantes del género vallenato, dio de qué hablar en el año 2000 cuando desapareció 48 horas antes de su cita con la justicia, por el caso Doris Adriana Niño.

Aunque la familia del ‘Cacique de la Junta’ aseguraba no tener idea del paradero del artista, los rumores sobre su paradero indicaban que se la pasaba en tres fincas distintas, por cortos lapsos de tiempo, donde era protegido por grupos paramilitares del norte colombiano.

Relacionado: Orlando Liñan quiere seguir los pasos de Diomedes Díaz

Pero todo comenzó cuando el hombre se encontraba en su residencia de Valledupar, gozando del beneficio de ‘casa por cárcel’ por padecer el síndrome de Guillian – Barré (transtorno que degenera los músculos y provoca parálisis progresiva), cuando la jueza Claudia Bohórquez, encargada del asesinato de la fánatica del cantante, ordenó la captura de Diomedes por su responsabilidad en el crimen.

Díaz logró salirse con la suya, cuando los agentes de la Fiscalía General de la Nación, no encontraron al ídolo en su residencia, donde cumplía la medida de aseguramiento.

¡Más de entretenimiento! Familiares de Jorge Enrique Abello fueron víctimas de los ladrones

Por lo tanto, el ‘Cacique’ fue declarado prófugo de la justicia y sólo dos años después, él se entregaría voluntariamente a las autoridades de la cárcel de máxima seguridad de la capital del departamento del Cesar.

Sin embargo, mientras el artista estuvo prófugo amenizó fiestas y presentaciones privadas, donde nadie lo denunció y todo se le perdonaba sólo por verlo cantar de nuevo. Lastimosamente su aspecto físico se deterioró, hasta llegar a ser irreconocible.

Vestido con una camisa blanca, una gorra y unos tenis, Diomedes se presentó en el centro penitenciario y afirmño: “Vengo a poner la cara a la justicia”.

*Con información de Colombia.com

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo