Andrew Garfield: En la piel del hombre araña

En entrevista, el actor habló sobre el reto físico y mental que significó encarnar al legendario superhéroe de Marvel en El sorprendente Hombre Araña 2, que se estrena mañana en Colombia.

Por PUBLIMETRO

Cuéntenos cómo evolucionó su personaje durante esta película
Definitivamente me siento más seguro y disfruto ser el Hombre Araña; además Peter siente lo mismo. Otra vivencia es su lucha para mantener juntos todos los elementos de su vida, pues cada vez es más difícil balancear sus diversas facetas. Simplemente se convierte en algo más extremo.

¿Qué ocurre con el vínculo entre Peter y Gwen en esta cinta?
Está enamorado y cualquier relación de amor tiene dificultades, pero los problemas aumentan cuando se es un superhéroe. Además le prometió al padre de Gwen que ya no pretendería que fuera su novia. Así que siente culpa, vergüenza y deseo. Y es que su chica simplemente dice: “Debes decidir algo”. Como en cualquier relación.

¿Nos puede hablar del aspecto de comedia física del personaje y el rol que desempeñó Cal McCrystal para ayudar a integrarlo?
Hay ciertas escenas e ideas que provienen directamente de conversaciones que tuve con Cal. También hay coreografías que dirigió él. Fue genial tenerlo de asesor. Me encantan Charlie Chaplin y Buster Keaton, admiro su habilidad. Fue una oportunidad para practicar eso, finalmente resulta lógico, pues el Hombre Araña se caracteriza por su soltura física y buen humor. Fue emocionante explorar este aspecto.

Esta es una faceta verdaderamente distinta de su personalidad en comparación con Peter Parker, ¿está de acuerdo?
Sí, Peter Parker es más torpe y tropieza con sus propios pies, pero cuando es el Hombre Araña tiene la habilidad de desplazarse ágilmente. Se parece a Bugs Bunny.

Es el arquetipo del pícaro…
Sí. En cada obra de Shakespeare tienes a un tonto y a un pícaro. Se puede ser muy oscuro, como Pan, o más parecido a Bill Murray. Bugs Bunny es un consumado pícaro. Y uno de los rasgos o características que definen a un pícaro es lograr que sus adversarios se enfrenten contra ellos mismos, usa las debilidades de sus enemigos para derrotarlos.
 
¿Piensa que eso ya estaba en El Hombre Araña original o es algo nuevo?
Creo que fue inspirado por las historietas y por el debilucho que usa traje y se hace el tonto por ahí. Un inteligente chico científico que sería capaz de inventar una banda con criminales envueltos en una telaraña. Y esta idea surgió en la película original.

Stan Lee estuvo en el set un tiempo. ¿Le dio alguna sugerencia respecto a su interpretación?
No, ¡y me hubiera encantado que lo hiciera! Es muy respetuoso. Dijo: “Haz lo que quieras con tu personaje. Es tuyo. Lo escribí hace 50 años. Yo ya hice mi parte, así que ahora ustedes, chicos, hagan la suya”.

¿Cuál fue su régimen de entrenamiento para estar en forma para la película?
El régimen fue muy intenso, pues debía usar un traje hecho de spandex, así que estaba prácticamente desnudo. Estoy muy agradecido con Armando, mi entrenador, pues no hubiera logrado esto con nadie más.

Así que se trató de esculpir su físico para lucir el traje, ¿pero también hubo muchos aspectos físicos en las acrobacias?
Por supuesto. Necesitas un cuerpo flexible, fuerte, que se vea como sobrehumano, algo muy complicado. Estoy contento de no tener que hacer esto quizá durante un año más, pues no soy amante de los gimnasios.

¿Cómo fue volver a trabajar con Emma Stone?
Grandioso. Es muy talentosa y es obvio que hace lo que quiere hacer, es un gran placer actuar a su lado, realmente nos divertimos. Se puede decir que ‘interpretamos’ y ‘jugamos’ al mismo tiempo.

MÁS DE ENTRETENIMIENTO AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo