Charlie Sheen acabó con la paciencia de sus vecinos

Por Beatriz Rojas

Después de la grabación Anger Management, Charlie decidió llamar a unos amigos y pasarla bien un rato en su casa, pero como es costumbre, poco después de la “fiesta íntima”, comenzaron a realizar algunos desfiguros que molestaron a los vecinos, quienes sin dudarlo llamaron a la policía.

Al dar aviso, los policías llegaron al hogar de Sheen recomendando a él y a sus 4 amigos, no seguir con el escándalo, el cual según el vecindario, parecía un campo de batalla y por el ruido molestaba mucho a quienes rodeaban la casa.

Los agentes decidieron confiar en que el actor cumpliera su promesa de guardar silencio, o al menos que su “pequeña reunión” no alcanzara a molestar los oídos de los demás, y se marcharon después de la advertencia.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo