Nacimientos mexicanos muestran la diversidad cultural y preservan la tradición

Por Publimetro Colombia

México, 25 dic (EFEUSA).- Figuras humanas de barro, madera u hojas de maíz, pesebres de papel maché o semillas, y ángeles de cerámica forman parte de la exposición “Nacimientos mexicanos”, montada en Ciudad de México para mostrar las costumbres navideñas de diversas regiones del país y preservar una fervorosa tradición.

Las obras de artesanos de municipios como San Andrés Tzicuilán, Puebla (centro); San Antonino Castillo Velasco, Oaxaca (sur), y Ocumicho, Michoacán (suroeste) pueden apreciarse en el Museo del Antiguo Colegio de San Ildefonso, en pleno corazón de la capital mexicana.

La muestra, que es una colección de nacimientos de Celia Chávez de García Terrés, “es un reconocimiento a las expresiones de la cultura popular” del país y “tiene el fin de estimular a las familias mexicanas para preservar esta tradición”, comentaron a Efe los organizadores.

Las figuras talladas y modeladas a diversas escalas dan vida a cada uno de los tres grandes nacimientos de la muestra, que también incluye un retablo con figuras en relieve.

Las piezas fundamentalmente representan al Niño Jesús, a la Virgen María y a San José, así como a decenas de ángeles, los tres Reyes Magos, pastores y animales.

No obstante, y para distinguirse de los nacimientos europeos, también se representan personajes populares mexicanos como los “Voladores de Papantla” (hombres-pájaro que al son de la flauta y el tambor realizan un rito prehispánico para atraer la lluvia y saludar al Dios Sol), las “Chinas Poblanas” o indígenas del movimiento rebelde zapatista.

Los nacimientos se montaron en tres escenarios: el primero, simulando una cueva en el sureste mexicano; el segundo, emulando el pesebre donde nació Jesús con madera y musgo, y el tercero plasmado en un árbol de la vida, una escultura en barro fabricada comúnmente de forma artesanal en el centro de México, cuyo significado es vida, esperanza y verdad.

En otro punto de la ciudad, el Museo de El Carmen expone ocho nacimientos de los siglos XVIII, XIX y XX, provenientes de colecciones privadas y del propio recinto museístico. Además muestra dos pinturas de autores anónimos del siglo XVIII.

La exposición está integrada por piezas que miden de 7 a 14 pulgadas, elaboradas en barro y madera tallada, policromada y estofada, de acuerdo con la autoridad cultural de México, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Las pinturas muestran al Niño Jesús recostado en un pesebre, rodeado por la Virgen María, San José y los pastores, y en la parte superior se observan varios querubines. En la esquina de uno de los cuadros está una imagen de Jesús adulto, ensangrentado y con una corona de espinas.

Otro nacimiento que se puede apreciar en Ciudad de México está en el Foro Sol. En su tercera edición y ganador de premios Guinness como el nacimiento más grande del mundo, expone las escenas más representativas en torno al nacimiento de Jesús a tamaño real, con actores caracterizados y animales reales como camellos.

Se presentan más de 64 escenas bíblicas, 50 animatronics o figuras con movimiento, 200 figuras estáticas y más de 30 actores. Este año, de acuerdo con su portavoz, Aldonza Miranda, contará con nuevas escenas y representaciones, entre ellas la Anunciación del Arcángel Gabriel a María y la visita de los Reyes a Herodes, entre muchas otras.

En tanto, en el Museo Nacional de Culturas Populares se celebra la VI Feria de Nacimientos Mexicanos que organiza el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, que se ha convertido en un encuentro de artesanos nacionales del ramo.

La tradición de los nacimientos se remonta al año 1223, cuando San Francisco de Asís tuvo la inspiración de reproducir el nacimiento de Jesús, con un portal hecho de paja en cuyo interior colocó un pesebre e invitó a un grupo de personas a reproducir la escena.

Parte esencial de la celebración navideña, los nacimientos llegaron a territorio mexicano a finales del siglo XVIII.

Desde principios de diciembre los hogares mexicanos son adornados con motivos navideños, donde el elemento central es el nacimiento, que representa la llegada al mundo Jesucristo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo