El Gobierno de Teherán cree que "Argo" carece de valor artístico y es antiiraní

Por Publimetro Colombia

Teherán, 25 feb (EFE).- “Argo”, de Ben Affleck, ganadora del Óscar a la mejor película en los premios de la Academia de Hollywood, “carece de valor artístico” y es “antiiraní”, según el ministro de Cultura y Orientación Islámica de Irán, Mohamad Huseini.

En declaraciones a los periodistas locales hoy en Teherán, Huseini dijo que “esa película antiiraní carece de aspectos y de valor artístico” y agregó: “No esperábamos que los enemigos de Irán hicieran nada bueno”, informó la televisión oficial en inglés, PressTV.

En opinión del ministro, “Argo”, un drama político rocambolesco sobre el rescate de seis funcionarios de la Embajada de EE.UU. en Teherán en 1980, ha obtenido el Óscar “mediante una gran inversión y extensa propaganda para atraer la atención internacional”.

“Teniendo en cuenta que Hollywood actúa contra Irán, tenemos una gran responsabilidad (…) y produciremos películas que retraten la realidad de la gente en todo el mundo”, agregó Huseini.

Antes de la reacción de ministro, el Óscar a la mejor película recibido por “Argo” había levantado ampollas en los medios del régimen islámico de Irán, que la habían calificado de “distorsión de la historia”.

El hecho de que Michelle Obama, la esposa del presidente de EE.UU., fuera la encargada, a través de un vídeo, de abrir el sobre y anunciar a “Argo” como ganadora, ha sido también visto como un signo de “politización” de los galardones.

Tras el triunfo de la Revolución Islámica de Irán, el 4 de noviembre de 1979 un grupo de estudiantes islámicos, con el apoyo del régimen, ocupó la Embajada de EE.UU. en Teherán durante 444 días, con 66 ciudadanos estadounidenses retenidos en un principio, de los que 52 estuvieron hasta el final.

En mayo de 1980, Washington rompió sus relaciones con Teherán, cuyo régimen encabezaba entonces el fundador de la República Islámica de Irán, el ayatolá Ruhola Jomeini.

Teherán, 25 feb (EFE).- El Óscar a la mejor película concedido a “Argo”, de Ben Affleck, ha levantado ampollas en los medios del régimen islámico de Irán, donde esta película sobre el rescate de seis funcionarios de la Embajada de EEUU en Teherán en 1980 ha sido calificada de “distorsión de la historia”.

El hecho de que Michelle Obama, la esposa del presidente de EEUU, fuera la encargada, a través de un vídeo, de abrir el sobre y anunciar a “Argo” como ganadora, ha sido también visto como un signo de “politización” de los galardones.

Tras conocerse esta mañana en Teherán a los ganadores de la 85 edición de los premios de la Academia de Hollywood, algunos medios, como las agencias locales Mehr e Isna, y también cineastas iraníes, no han tardado en criticar una película que recuerda un acontecimiento de los inicios de la República Islámica.

Mehr señala que “el Óscar más político” ha recaído en “la película antiiraní”, “Argo”, y agrega que el hecho de que fuese Michelle Obama la encargada de hacerlo público es un claro indicio de la politización de los galardones.

Con este Óscar, “Hollywood sacrifica el cine artístico y de calidad a las consignas políticas y la distorsión de la realidad”, dice Mehr, que apunta a otra de las cintas aspirantes al premio, “Lincoln”, de Steven Spielberg, como merecedora del galardón a la mejor película.

En el mismo tono, la agencia estudiantil iraní Isna insiste en que “Argo” es una película que “distorsiona la historia” y afirma que “es increíble” que Hollywood le haya dado el Óscar, que califica también de “político”.

Con este Óscar, señala Isna, Hollywood “trata de elevar el nivel de esa película vulgar al de las mejores obras del cine”.

Por su parte, el cineasta iraní Behruz Afjami, en comentarios recogidos por Mehr, afirma que, en su opinión, “Argo” se ha realizado “con fines propagandísticos” y que el hecho de que haya recibido el Óscar a la mejor película “es el mayor golpe que se le podía dar al prestigio de la Academia de Hollywood”.

En la página web del diario Aftab, otro cineasta local, Sirus Alvand, indica: “Argo’ no merecía el Óscar; aparte del tema, su producción no lo merecía para nada”.

La cinta dirigida y protagonizada por Ben Affleck es un drama político sobre el rocambolesco rescate en 1980 de seis funcionarios de la Embajada de Estados Unidos en Teherán durante la crisis de los rehenes, y logró también los Óscar al mejor guión adaptado y mejor montaje.

Tras el triunfo de la Revolución Islámica de Irán, el 4 de noviembre de 1979 un grupo de estudiantes islámicos, con el apoyo del régimen, ocupó la Embajada de EEUU en Teherán durante 444 días, con 66 ciudadanos estadounidenses retenidos en un principio, de los que 52 estuvieron hasta el final.

En mayo de 1980, Washington rompió sus relaciones con Teherán, cuyo régimen encabezaba entonces el fundador de la República Islámica de Irán, el ayatolá Ruhola Jomeini.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo