Nicanor Parra, de 97 años, no viajará a España a recibir el Premio Cervantes

Por Publimetro Colombia

Santiago de Chile, 17 abr (EFE).- El poeta chileno Nicanor Parra, después de meses de reflexión, ha decidido finalmente no viajar a España para recibir el Premio Cervantes, el próximo día 23, según confirmó hoy su nieto, Cristóbal Ugarte.

“Él (Parra) tiene 97 años, está bien de salud, pero no es recomendable que viaje”, dijo Ugarte a radio Cooperativa, al confirmar que el creador de la Antipoesía pasará la fecha haciendo su vida habitual en Las Cruces, el pueblecito costero en el que vive desde hace años, en la costa central de Chile.

Ahí, unos 120 kilómetros al suroeste de Santiago, Efe pudo constatar hace unos días que el poeta, nacido el 5 de septiembre de 1914, pasa sus días ajeno a la expectación existente en torno a su viaje.

Ya cuando se supo, a comienzos del pasado diciembre, que el autor de “Poemas y Antipoemas” y “Hojas de Parra”, entre otras obras era el ganador del máximo galardón latinoamericano de las letras, Parra guardó completo silencio y fueron sus familiares quienes comunicaron que se sentía “muy contento”.

Desde entonces, el gobierno chileno, amigos y conocidos trataron de convencerle de que viajara a recibir personalmente el premio e incluso, según trascendió hace algunos días, se le ofreció un pasaporte oficial para liberarlo en el trayecto de los trámites que padecen los viajeros comunes.

El propio Cristóbal Ugarte dijo hace pocos días a Efe que el viaje no estaba descartado y que incluso su abuelo trabajaba en un discurso de agradecimiento por el premio, aunque sin apuro y sin asegurar que lo tendría listo a tiempo.

En la apacibilidad de las Cruces, Parra ha continuado su vida, dedicada al trabajo, pues según sus cercanos su creatividad no se ha apagado, recibe a amigos y familiares y teje conversaciones trufadas de poesía, historia y vida.

En su lugar será su nieto Cristóbal quien reciba el Premio, y según confirmó, viajará a Madrid este mismo miércoles y lleva “algo” de su abuelo para leer en la ceremonia, a celebrarse en la universidad de Alcalá de Henares.

“Estoy bien contento con ir a buscar el premio, pero hubiera sido mejor si me hubiese acompañado mi abuelo obviamente”, dijo y añadió que más le acompañarán en la ceremonia su madre, Colombina Parra, su padrastro y su hermana.

El rey Juan Carlos, encargado de entregar el galardón, convalece actualmente de una operación de cadera y, aunque nada se ha dicho oficialmente, es muy improbable que pueda asistir al acto, que por primera vez desde que existe, el Cervantes sea entregado en ausencia de sus dos principales actores.

El premio Cervantes se entrega el 23 de abril, aniversario de la muerte del autor del Quijote y también del fallecimiento de William Shakespeare.

Al primero, Parra lo admira profundamente y su obra cumbre, aseguró una vez a Efe, es “poesía popular pura” y “perfectamente se puede recitar”.

Al segundo simplemente lo reverencia, a tal punto que, cuando en 2003 muere Roberto Bolaño, el antipoeta parafraseó a Hamlet (“duerme dulce príncipe…”) y, pasados los 90 años publicó “Lear, Príncipe y Mendigo”, una traducción magistral, según los críticos, de una de las obras mayores del autor inglés.

Tal vez el “algo” que portará su nieto para leer en la ceremonia del día 23 aluda a esos afectos literarios de Nicanor Parra, que a lo mejor se decide a deambular por Las Cruces rememorando un poema suyo: “A recorrer me dediqué esta tarde/ las tranquilas calles de mi aldea,/ acompañado por el buen crepúsculo,/ que es el único consuelo que me queda.

Nicanor Parra es el tercer chileno ganador del premio Cervantes, después de Jorge Edwards y Gonzalo Rojas.

Madrid, 17 abr (EFE).- El poeta chileno Nicanor Parra es el segundo Premio Cervantes que no acude a la ceremonia de entrega del galardón, después de María Zambrano, quien no pudo trasladarse a la Universidad de Alcalá de Henares en 1989 por la grave dolencia reumática que padecía.

El nieto de Nicanor Parra, Cristóbal Ugarte, recogerá el galardón el próximo 23 de abril, ya que no es aconsejable que el poeta, de 97 años, se traslade a España desde el pueblecito costero en el que vive -a unos 150 kilómetros de Santiago-, ha informado Ugarte a una emisora de radio en Chile.

A la ceremonia del día 23 tampoco está previsto que acuda el rey Juan Carlos, debido a una reciente intervención quirúrgica que ha motivado que el príncipe Felipe, el heredero de la Corona, asuma la agenda oficial del monarca.

Esta será la segunda ausencia de un galardonado en la historia del Premio Cervantes, la distinción más prestigiosa de las letras hispanas que se entrega anualmente desde 1976 en un acto solemne en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares, ciudad madrileña en la que nació Cervantes.

La primera ausencia tuvo lugar en 1989, debido a la grave dolencia reumática que mantenía recluida en su domicilio madrileño a la escritora malagueña María Zambrano. Al día siguiente, los Reyes visitaron a la galardonada.

Además de estos dos casos de ausencia, en 1997 el poeta español José García Nieto no pudo leer el discurso debido a que padecía las secuelas de un infarto cerebral, y tuvo que acudir a la ceremonia en silla de ruedas. Su amigo y también poeta Joaquín Benito de Lucas lo leyó en su nombre.

Otro caso similar tuvo lugar en 1993, cuando la poeta cubana Dulce María Loynaz, también de muy avanzada edad y ya en silla de ruedas, leyó su discurso de agradecimiento a través de la voz del poeta Lisandro Otero.

El año pasado el galardón recayó en la española Ana María Matute, de 85 años, que acudió a la ceremonia en silla de ruedas, pero que leyó un texto cargado de imaginación.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo