logo
Economía
Cybercomercio en Colombia: Blackfriday, Cyberlunes y Blueday /
Economía 12/05/2021

Tarjeta, PSE, códigos QR, criptomonedas… ¿cómo prefieren pagar digitalmente los colombianos?

En 2020, a medida que el mundo entraba en confinamiento por la pandemia, los consumidores cambiaban sus hábitos de compra y migraban hacia los pagos sin contacto y las compras en línea. Además, con el cierre de tiendas y el distanciamiento social, los comerciantes en todo el mundo trasladaron sus negocios al ecosistema digital, adoptando el comercio electrónico y explorando nuevas formas de pago. De ahí que apareciera el “New Payments Index”, el nuevo estudio que evidencia los cambios de hábito frente a la adopción de nuevas tecnologías a nivel global, auspiciado por Mastercard.

El informe realizado en 18 mercados de todo el mundo, muestra que el 93% de las personas se plantean usar al menos un método de pago emergente. Específicamente dentro de la región de América Latina, el 83% de las personas planea usar al menos un método de pago emergente como las criptomonedas, la biométrica, las tarjetas sin contacto o el código QR. Adicionalmente el 65% de los encuestados confirman que ya han probado un nuevo método de pago a raíz del Covid-19 y que no lo habrían hecho en circunstancias normales.

La pandemia ha impulsado a las personas a probar nuevas opciones de pago flexibles para obtener lo que quieren y para el caso de Colombia, el 79% de los usuarios están más abiertos a probar nuevos métodos de pago que hace un año. Además el 78% de los colombianos comprarían en pequeñas empresas que ahora tienen presencia en línea, mientras que el 77% compraría más en pequeñas empresas si ofrecieran más opciones de pago como pagos sin contacto, compras en línea o compras por medio de una aplicación móvil, etc.

Con esta demanda por parte de los consumidores, también surge una mayor expectativa de que las empresas proporcionen múltiples maneras de comprar y pagar. De hecho, el 56% de los colombianos afirman que evitan los comercios que no aceptan pagos electrónicos de ningún tipo. Para el caso de Latinoamérica y el Caribe (LAC) un 59% de los consumidores afirman que evitarían los comercios sin opciones electrónicas.

“Los consumidores buscan flexibilidad en su consumo y por eso los comercios necesitan mayor adaptación frente al escenario digital que promete seguir en aumento. En Mastercard trabajamos para que los comercios cuenten con diversas y mejores opciones para avanzar por el camino de la digitalización y para que logren satisfacer las expectativas de sus consumidores”, comenta Federico Martínez, Country Manager de Mastercard Colombia.

En Colombia se muestran diferentes tendencias de pago como el uso de las criptomonedas, los códigos QR y la biometría. En este sentido, el 59% de los colombianos consideran que le están dando más uso a las criptomonedas que hace un año, el 36% de los colombianos consideran que es esta es una forma segura de hacer pagos y el 73% están interesados en aprender más sobre criptomonedas. Para el caso de Latinoamérica y el Caribe, el 37% de los consumidores tienen previsto utilizar las criptomonedas durante el próximo año y dentro del 61% de los consumidores que están más abiertos a usarlas que hace un año, el 67% son millenials.

Así mismo, el 62% de los colombianos se sienten más seguros con las tecnologías biométricas que con la introducción de un PIN para verificar una compra. El 73% de los colombianos afirman que perciben esta tecnología como más limpia y el 69% la ven como una forma de pago más conveniente. Además, el 46% de los consumidores en Latinoamérica y el Caribe tienen previsto utilizar la biometría en el próximo año y a la hora de pagar el 74% lo ven como un método más limpio y el 70% como un método más cómodo.

Finalmente la confianza, la percepción de seguridad y de comodidad han sido los mayores motores de consumo durante el último año. Por eso, el 86% de los colombianos buscan que las opciones de pago que ofrece el comerciante sean seguras, el 36% de los colombianos y el 48% de los consumidores en Latinoamérica y el Caribe están abiertos a compartir información con el fin de tener recomendaciones de productos personalizadas mientras que el 63% de los colombianos dicen que ahorrar tiempo es una razón por la que probarían nuevos métodos de pago – 64% para el caso de los consumidores en LAC.

Ante el interés del consumidor en las nuevas tecnologías de pago, las empresas tendrán que continuar con su adaptación a largo plazo. Un estudio reciente de 5,500 comerciantes de Mastercard, mostró que entre el primer trimestre del 2020 y el primer trimestre del 2021, más de una quinta parte de estos comerciantes aumentaron globalmente la cantidad de formas en que conectaban con los consumidores, ya sea habilitando canales de comercio electrónicos o aceptando transacciones de la tecnología sin contacto. Durante el mismo período, Mastercard presenció un aumento del número total de transacciones sin contacto por encima de un 30%.

Para abordar esta preferencia del consumidor por experiencias de pago rápidas y sin contacto, muchos comercios han recurrido a los pagos sin contacto. Ahora, casi el 90% de las transacciones en persona a nivel mundial se llevan a cabo ante un comerciante habilitado con tecnología sin contacto y casi todas las categorías de comerciantes presenciaron un aumento en las transacciones sin contacto como una proporción total de transacciones en persona de año a año en el primer trimestre del 2021.

Los cambios de conducta se han visto reforzados por el deseo de los consumidores de contar con múltiples opciones de compra. El 82% de los consumidores en Colombia y el 86% de los consumidores en LAC esperan poder comprar lo que quieran, cuando quieran y como quieran. Las empresas que puedan proporcionar múltiples formas de comprar y pagar estarán mejor posicionadas para satisfacer estas expectativas. Mientras la demanda por los pagos emergentes continúe, se necesitará una gama más amplia de soluciones de pago, de ideas y de productos para satisfacer el acelerado entusiasmo que define los pagos del futuro para garantizar experiencias de compra fáciles, rápidas y seguras.