¿Cómo lograr que el ahorro para comprar vehículo no se convierta en ‘plata de bolsillo’?

Por Publimetro Colombia

Comprar carro nuevo es una de las prioridades de muchos colombianos que ven en esto la materialización de parte de sus sueños. Sin embargo, las precariedades económicas hacen que, muchas veces, este plan se ubique en el último escalón. ¿Es muy difícil ahorrar? ¿Cómo lograr que ese dinero no se gaste en las necesidades diarias?

Si ya está descartada la opción de solicitar un préstamo en un banco y no resulta buena idea guardar el dinero debajo del colchón, una alternativa es acceder a un Plan de Autofinanciamiento Comercial o Plan de Ahorro Programado, como se le conoce comúnmente. Esta opción es recomendada para quienes no necesiten el vehículo de forma inmediata y tengan ingresos variables.

Chevyplan hace parte de las empresas que brindan la posibilidad de que muchos colombianos alcancen sus sueños sin endeudarse, a través del ahorro programado. Consiste en un sistema solidario que adjudica a sus ahorradores el valor del plan para la adquisición de vehículos durante asambleas mensuales a través de un sorteo. Quienes ya cuenten con su vehículo deben seguir cumpliendo con el pago mensual para que otros ahorradores puedan beneficiarse.

“Momentos como los que estamos viviendo son de muchísima reflexión alrededor de la planeación. Seguimos acercándonos a los colombianos con ese mensaje: vale la pena ahorrar, vale la pena planear, tiene menores costos financieros y no hay letra chiquita”, asegura Leopoldo Romero, presidente de Chevyplan. El capital del ahorro programado es administrado por una fiduciaria. Aunque se cobra una cuota de inscripción y otra de manejo, esta alternativa resulta menos costosa que los créditos.

El plan se construye de acuerdo a los objetivos del solicitante, pues debe especificarse la frecuencia y la cantidad que se va a aportar. Como no es una cuenta de ahorros, no es posible retirar el dinero antes del tiempo pactado y no se podrá usar para otros fines, lo que garantiza que la meta planteada desde el principio se va a alcanzar y que el olor a nuevo de la cojinería del vehículo será una realidad.

Así, un plan de ahorro programado es la alternativa óptima cuando la meta de tener carro nuevo está planeada para mediano o largo plazo y se quiere acceder a grandes beneficios como la reducción de costos, lo que no sucede si la opción financiera elegida es un crédito, a pesar de que este tiene la ventaja de la inmediatez. Si bien se trata de un ahorro, tampoco existirá la posibilidad de gastarse ese dinero en otros asuntos.

“Es muy llamativo para nosotros ver cómo los colombianos se han acercado al ahorro y se han dado cuenta de los atributos de la planeación. Justamente ese es el rol que jugamos nosotros a través del producto de Chevyplan: darles oportunidad a los colombianos de que tengan una alternativa distinta a la financiación tradicional que es más costosa por la inmediatez respecto a la entrega de un vehículo”, agrega Romero.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo